Reflexiones tras la resaca del E3 [Opinión]

Recientemente hemos asistido a un E3 encarnizado donde se ha disputado una guerra sin cuartel entre dos compañías con sendas presentaciones de consolas. Así, Sony y Microsoft han hecho...

El E3 del año 2013 será eternamente recordado tal y como lo fue el de 1994. Conoce por qué en este interesante artículo

Recientemente hemos asistido a un E3 encarnizado donde se ha disputado una guerra sin cuartel entre dos compañías con sendas presentaciones de consolas. Así, Sony y Microsoft han hecho públicos los datos casi definitivos de lo que serán las sucesoras de PS3 y XBOX 360 con resultados muy dispares, mientras que, la veterana Nintendo, ha decidido apostar por posiciones conservadoras y ofrecernos un E3 que si bien no ha estado exento de sorpresas, tampoco es que haya sido generoso en la cantidad de sobresaltos que nos ha ofrecido.

Pero vayamos por partes y comentemos el hecho más significativo de este E3 donde los jugones hemos sido los absolutos protagonistas. ¿Qué por qué digo esto cuando un E3 está enfocado a los videojugadores?

Pues quizás por lo que ha ocurrido a raíz de la conferencia de Xbox One que, a pesar de la polvareda que ya levantó la presentación de dicha de la consola el pasado 21 de Mayo del 2013 en el XboxReveal, donde los chicos de Redmond ya espetaron las medidas impopulares que hicieron desatar al unísono las fervientes críticas de los fieles seguidores de Microsoft, sorprendió a propios y extraños volviendo a enunciar, casi sin inmutarse, esas mismas malogradas medidas como esperando que ya todo se hubiese olvidado. Y es que la cosa no fue para menos, Microsoft planteó un escenario donde los jugadores jamás seríamos los propietarios ni de la consola ni de los juegos, teniendo que pasar por múltiples cajas tras la compra del juego si quisiéramos prestarlo o venderlo, estando obligados a estar siempre conectados para soportar “unas verificaciones cada veinticuatro horas” y lo que es más grave, teniendo un artefacto que nos controlaría a modo de gran hermano e incluso mostraría cierto mensaje si cuando viésemos una película en nuestro salón, hubiesen “más personas de las permitidas”. ¡Increíble!, una locura o más bien despropósito, que nadie de ningún otro campo (automoción, electrodomésticos, industria alimenticia…) es capaz de comprender y ni mucho menos llevar a la práctica.

Pero fue especialmente este suicida movimiento el que equilibró la balanza a favor de Sony y una PS4 que de entrada, recibió una cura de humildad desde el principio que evocó de alguna manera, los inicios de Sony con la primera PlayStation regalándonos dosis de entusiasmo, buen hacer, compromiso y el marketing del que siempre han hecho gala (especial mención al vídeo donde se ridiculiza a Microsoft mostrando a los jugadores lo fácil que será compartir un juego en PS4, bastando simplemente, con dárselo en mano).

[yframe url=’http://www.youtube.com/watch?v=kWSIFh8ICaA’]

Como resultado de todo lo anterior, hemos sido testigos de bochornosas rectificaciones y no me equivoco dado que no estoy exagerando ni un ápice, y es que para empezar, Microsoft comenzó mintiendo diciendo que si comprabas un juego para Xbox One, éste podría ser disfrutado por 10 amigos (sin especificar ninguna otra condición). Claro, esto choca soberanamente a la justificación de por qué se habían convertido en los principales detractores de la segunda mano y es que, según ellos, cuando vendemos nuestro juego usado por ebay o alguna otra plataforma a otra persona, la editora “pierde dinero”. Claro, de aquí es fácil dilucidar que de la misma forma que si por vender una vez un juego la editora pierde dinero ¿ahora lo iba a ganar si nos permitía compartir el mismo juego con 10 personas? ¿Insinuaba por tanto que cuando un juego entraba en el mercado de la segunda mano era capaz de pasar por… digamos… 20 manos, 30, 40…? ¿tropecientas?  Y eso era lo que deportaba tremendas pérdidas a las editoras. Yo no lo creo, e intuyo que ese anuncio tan exagerado era mentira en origen y barajo dos posibilidades:

1) que el juego pudiera ser compartido durante 1 tiempo (pongamos 1 hora) por usuario o

2) que tuviera una política de DRM, en la cual, agotando el permiso de préstamo, el juego perdía la posibilidad de ser prestado.

En cualquier caso, no podría estar más de acuerdo con las declaraciones que desde Nintendo se ha espetado al respecto, y es que, cuando un juego es verdaderamente bueno, jamás deseamos deshacernos de él ¿y quién no conoce a alguien (a parte de nosotros mismos) que tiene juegos en su juegoteca que ya no utiliza desde hace años pero, por la gran diversión que deportaron, todavía conservan como un trocito de nuestra propia historia?

Pero ahondando un poco más en el concepto de préstamo digital, tenemos como ejemplo el rumor reciente de Steam, mucho más justo, en el cual una vez implementado, si tú tienes un juego, puedes prestárselo a un amigo y mientras lo use, tú no puedes hacer uso de él (como ocurre con los préstamos en mano de toda la vida).

Ahora bien, como este invento de los 10 “préstamos” de Xbox One tampoco ha calado y encima ha levantado recelos similares a los que se espeta en este artículo, los de Redmond, ni cortos ni perezosos, se han visto obligados a dar marcha atrás, muy a su pesar, completamente en sus nefastos planes tras la reacción de Sony y sobre todo de los jugadores a todas sus abusivas medidas en contra de quien les daba de comer: los jugones. Sin embargo, el cambio llega tarde, tras levantar demasiadas ampollas, odios desmedidos y tras un daño que se antoja a estas alturas irreparable ya que la presentación de One ha superado al nefasto debut en sociedad de la extinta SEGA SATURN en aquel E3 de 1994, una proeza que muchos en este mundillo pensábamos que nunca volvería ocurrir pero que nos hemos equivocado de lleno y Xbox One supera la barbaridad que supuso en su día el afair de Sega. No en vano, esta rectificación llega tras conocerse los datos de reservas de las nuevas consolas en USA, porque que a nadie se le escape que no ha sido un “cambio de mentalidad”, ni una rectificación “de buena fe” o para los más ingenuos, “que han escuchado al pueblo”, nada de eso, la realidad es que Microsoft pierde su liderazgo frente a Sony estando las reservas en territorio “yankie” a fecha de 15 de Junio, (un par de días antes de la rectificación de One) en 75.000 reservas para PS4 frente a las paupérrimas 45.000 de One lo que desató todas las alarmas ya que Sony suele vender mucho más en Japón y Europa y si ya en USA le ganaba a Microsoft, podemos confirmar sin equivocarnos que la frustración en Redmond podía olerse a kilómetros a la redonda. One, estaba relegada a perder por goleada ante Nintendo y Sony en la presente generación.

Microsoft intenta reventar una iniciativa histórica de Nintendo de acercar el E3 al público en varios centros comeriales de Best Buy en USA

Boicot fallido de Microsoft hacia la gran iniciativa de Nintendo en Best Buy: “¿Para qué queréis probar los últimos juegos de WiiU? ¿No sabéis que sale Xbox One?”

Quizás por esto mismo, los de Microsoft protagonizaron otro suceso de los más lamentables que hemos vivido en la industria. Así, en pleno apogeo del E3, Nintendo que no realizó conferencia este año, optó por un Nintendo Direct, pero este Direct tenía sorpresa y es que, por primera vez en la historia de este gran evento, una compañía decidió que no sólo los asistentes a la feria tenían derecho a probar los juegos venideros, por lo que poniéndose manos a la obra, Nintendo, en colaboración con Best Buy (un Media Markt a la americana) decidió dotar al extenso país de las hamburguesas de stands en dichas tiendas donde los visitantes podrían probar las demos de WiiU que en esos mismos momentos estaban disponibles en el E3 (evidentemente lo hicieron de tal forma que cuando se hacía la presentación del juego, estaba disponible en Best Buy y no antes). Pues bien, lamentablemente y aunque la puesta en escena de Nintendo fue buenísima en este sentido, reportes de GoNintendo demuestran que Microsoft reaccionó inmediatamente y mandó empleados (a los cuales además se les sumó trolls y fanboys de Microsoft) a las tiendas de Best Buy a soltar paridas en los abarrotados stands de Nintendo. En resumidas cuentas decían algo así de “¿Para qué queréis probar estos juegos cuando Xbox One está a punto de salir?” Lo que provocó varias detenciones en algunos centros y altercados porque los consumidores que no tenían acceso al E3 ni posibilidad de desplazarse, deseaban probar esos juegos de Nintendo. Es más, esta deplorable actitud demuestra la desesperación de Microsoft porque si no consideras a Nintendo un rival, ¿para qué tomarse tantas molestias en intentar (y encima en vano) reventarles una iniciativa histórica nunca antes vista en la industria? ¿No estaban tan seguros con su propio producto que debieron recurrir a las malas artes, a la desinformación, a la obstrucción de la voluntad de los usuarios en un local público…?

Xbox One o el truco del almendruco, PC y Windows 7

¿Xbox One o deberíamos decir un PC de los que ya tenemos en casa con Windows 7? ¡Vaya tomadura de pelo en la feria más importante del videojuego!

Pero esto no es todo, las mentiras de Microsoft y la decepción generalizada se vio salpicada con sucesos que mostramos en la imagen adjunta. En efecto, si la rumorología apuntaba a que existe un evidente desfase en los juegos Third party y que las versiones de Xbox One llevan una media de 6 meses de retraso con respecto a sus homónimas de PS4, hace unos días fuimos testigos de que dichos rumores no podrían ir mejor encaminados y es que, mientras los juegos mostrados de PS4 corrían sobre los DevKits (herramienta hardware de desarrollo de una plataforma) de PS4, los “presuntos” juegos de Xbox One, lo hacían sobre un ordenador “normal” equipado con Windows 7 y gráfica de NVIDIA (recordemos que One usará AMD) lo que demuestra otro rumor, y es que tras la presentación en sociedad de PS4 el 20 de Febrero, se dijo que pilló a Microsoft en bragas porque se esperaban una máquina menos potente y con 4 GB de RAM, para nada se la imaginaban con una arquitectura PC que integrase un chip gráfico de AMD desarrollado en exclusiva para PS4 y es más, no se la esperaban con GDDR5 (una tecnología de memoria ultrarápida) y menos con 8 Gigas de Ram, lo que quizás motivase a los de Redmond a realizar cambios de hardware de ultimísima hora (como hizo SEGA con SATURN en 1994 tras la presentación en el E3 de la primera PlayStation). Es más, ya en el programa de radio que realizamos en GameIt y desconocedores de estas fotografías adjuntas en ese momento, ya vimos como en Battlefield 4 salían en pantalla teclas de PC y nos hizo desconfiar, estupefactos, de lo que estábamos viendo, estaba claro que no era una consola sino un PC lo que nos mostraron.

No es un kit de desarrollo sino una torre convencional de PC

Por si tenéis dudas, instantánea de la torre (no del devkit de Xbox One como debería haber sido).

Pero cambiando un poco de tercio, pongamos todas las cartas sobre la mesa y seamos justos, Sony tenía una medida similar antisegunda mano para PS4 pero ha sido más inteligente y no ha ido contracorriente, sino que ha preferido escuchar las voces de los jugadores y ha dado marcha atrás antes de hacer el anuncio de una medida impopular, una medida que pudo haber hecho el pasado 20 de Febrero del 2013 pero que sin embargo, optó por hacer un estudio de mercado y sobre todo por dejarle la patata caliente a Microsoft para, según la reacción, repetir la jugada en el E3 o afortunadamente, anunciar justo lo contrario. Y les ha salido bien, de hecho y a pesar de la marcha atrás de Microsoft, PS4 sigue siendo más reservada en todos los territorios (incluido USA) que One.

Iwata en uno de los Nintendo Direct que ha protagonizado

Iwata en un Nintendo Direct (Imagen de archivo)

Finalmente, no quería clausurar este artículo sin mencionar que puede que Nintendo despierte en breve de su letargo. Tras el E3 ha habido autocrítica y los chicos de la gran N encabezados por su presidente Iwata, han afirmado que el problema de WiiU es que no han sabido promocionarla ni dotarla de los anuncios publicitarios necesarios para que el gran público conozca porqué dicho sistema es único. Ya había recibido previamente tirones de orejas de directivos como Yves Guillemot quien aseguraba que mientras Nintendo no vendiese muchas WiiU, no tendría exclusivos de Ubisoft, quizás por esto y aunque Nintendo no anuncia (quizás por motivos evidentes) una necesaria bajada de precio de WiiU (aunque sí está pensando en suprimir el pack básico según los comunicados que se filtraron hace como 2 semanas semanas y de los que nos hicimos eco aquí, en GameIt, dejando únicamente en el mercado el pack Premium y dos colores, blanco y negro), sí que ha hecho un giro en su política de juegos y es que, desde los tiempos de Wii, Nintendo ha preferido lanzar menos juegos de la casa (o más bien escalonarlos) para no perjudicar a las Thirds parties y ahora, ante el escenario que se les presenta con WiiU, vuelven a su modelo de negocio básico (aunque todavía conservan el apoyo de SEGA que lanzará un Sonic Lost World, Bayoneta 2 y los Yakuzas HD) y es que, si necesitan vender más consolas para tener el apoyo de las third ¿por qué no vender juegos de la casa? Y por ello, Nintendo vuelve a ser la principal valedora de software de su propia máquina como ya pudimos ver en otras épocas como en la de N64 o GameCube así como, los inicios de una Nintendo 3DS que si bien le costó despegar como a WiiU, ahora vuelve a ser líder indiscutible en el mercado portátil. Es por ello, que Mario regresará con más fuerza en Super Mario 3D World, se habla incluso de otro Mario en desarrollo a tenor de lo que pudimos leer en el diario El País el otro día, y además se le dota con un nuevo poder que ha sido la sensación del E3, el poder Gato, y es que, y cómo afirmaba Miyamoto ¿a quién no le gustan los gatos?

Esperemos no obstante, que ante el temor de que Microsoft vuelva a su política de “donde dije Diego digo higo”, Nintendo recupere posiciones y se convierta en una alternativa o al menos en un segundo pilar para no dejar a Sony sola en la próxima generación de consolas, si es que la hay, porque como algún día impere el mercado donde se restringa definitivamente la segunda mano, estaremos en el mismo periodo histórico donde los salones recreativos en los cuales, muchos de nosotros pasamos los mejores momentos de nuestra infancia, empezaron a desaparecer drásticamente y es que, ¿Quién iba a ir a un salón recreativo donde el titular cambiaba la máquina que no era nunca tuya cuando le convenía empresarialmente, cuando tú podías tener el juego que te gustaba de por vida en tu casa? Pues eso mismo ocurrirá el día que, cómo pretendía Microsoft con Xbox One en sus orígenes, nosotros jamás seamos los propietarios de un juego y para venderlo, prestarlo o alquilarlo si nos place, tengamos que pasar por caja varias veces, tengamos que soportar abusivas políticas de DRM o dependamos de un servicio online para poder jugar, el día que por decisión de empresa sea cerrado como pasó con la primera XBOX y pasará con XBOX 360 dentro de un tiempo, nos deje sin ilusión con una estantería llena de juegos que ya no podremos utilizar nunca más aunque queramos porque ya no estará operativa “la conexión permanente” por cese de actividad.

Reggie permitió jugar a los juegos de WiiU que se estaban presentando en el E3 en la cadena de tiendas americana Best Buy

El bueno de Reggie llegó a un acuerdo con Best Buy para que todo americano pudiese probar los juegos que Nintendo presentó en el E3 en dicha cadena de tiendas.

Así que sí, me alegro de que el clamor popular y aunque haya sido por las malas, haya retrasado, al menos una generación más, el fin de las consolas porque que nos quepa la menor duda de que eso será lo que pase en cuanto mismo se destruya la segunda mano. Y digo yo, ¿no sería mejor tal y como dice Nintendo, hacer juegos buenos de los que jamás te quieras deshacer? ¡Ay! Lo extremadamente  suicidas que pueden ser algunas desarrolladoras con tal de seguir colocando bazofias a precio de oro y si no, que se lo pregunten al creído Cliff Bleszinski, que por haber hecho cierta saga de shotters repetitivos ya se cree el ombligo del mundo y aboga directamente por la destrucción de la propia industria de la que él mismo come. Se nota que con lo que ha ganado no tendrá problemas con su pensión o que quizás deba desbocar en su lecho toda su frustración con algún marine musculado hasta límites antinatures, de los que tanto añora en sus queridos shotters.

¿Y vosotros qué pensáis? Esperamos como siempre vuestros comentarios aquí, en vuestra casa, GameIt.

Fuentes adicionales:

Datos de reservas en USA hasta el 15 de Junio.

El analista Pachter (que no ve nunca tres en un burro), apuesta por Xbox One (luego ya sabemos el caballo perdedor).

Categorías
E3EventosMicrosoftNintendoNintendo 3DSOtras PlataformasPCPlayStation 4PS VitaSonyUncategorizedWii UXbox One

Hubo un tiempo en que los antiguos soldados de la vieja escuela vagábamos sin rumbo entre los diferentes campos de batalla con el único objetivo de sobrevivir un día más, conscientes, que el único factor que separaba a camaradas de enemigos, era una mera cuestión de suerte. Así, nos curtimos en miles de batallas y en todas ellas aprendíamos algo nuevo incluso, cuando mirábamos las caras de terror que algunos cadáveres, postrados de cualquier manera, nos indicaban todo lo que habían perdido y lo que les hubiera gustado haber hecho si hubieran sobrevivido. Yo también soy uno de esos soldados, en particular el de un ejército que otrora fue uno de las más grandes, poderosos y por qué no decirlo, temible de la industria del videojuego. Sí, fui y sigo siendo un soldado del ejército imperial de SEGA, de hecho, todavía guardo con mucho orgullo, el informe azul y las condecoraciones. Todavía tengo grabada a fuego en mi memoria, todas y cada una de las barbaries que he visto o incluso he llegado a protagonizar en todas esas cruentas batallas, pero no tenía elección, sabía que cada soldado que cayese dejaba atrás a una familia pero también sabía que era absolutamente necesario para seguir con vida, de hecho, este mundillo es en realidad una encarnizada, constante y sangrienta guerra. Pero estoy aquí, y puedo contarlo, nadie puede reprocharme nada, soy un sobreviviente y por supuesto, pienso seguir dando guerra por mucho tiempo, al fin y al cabo, aunque los camaradas y los enemigos cambien, hay algo que nunca cambiará, y ese algo son los colores de la tierra que me vio nacer, ese azul intenso lleno de loopings que me lo ha dado todo y al que obviamente, se lo debo todo. Así que, seguiré jurando a mi gloriosa bandera AZUL mientras me quede un hálito de vida, seguiré luchando en otros mil campos de batalla más si hace falta y sobre todo, seguiré luciendo ese brillante uniforme azul que me lo ha dado todo y del que me siento muy orgulloso hasta el fin de mis días. Lo único que lamentaré si algún día, en alguno de esos campos de muerte dejo este mundo, será teñir mi amado uniforme azul de rojo.
Síguenos
Facebook

¡Y por eso en los malditos libros de fantasía no hay burocracia!

Análisis de Bikkuri Island de Un creativo español en Japón por nuestra colaboradora de Momoko_blog

Twitter
¿Y qué es lo que podemos ver en la presentación de Nfortec gracias a @121PR? Cosas tan interesantes como estas. ¿Qu… https://t.co/ZdMay54ptH
h J R

RELACIONADO