15 consejos antes de jugar a Skyrim

Si aún no habéis tenido la suerte de comenzar a jugar a Skyrim quizá queráis leer antes estos quince consejos para disfrutar más de este sandbox épico y descomunal....
Si aún no habéis tenido la suerte de comenzar a jugar a Skyrim quizá queráis leer antes estos quince consejos para disfrutar más de este sandbox épico y descomunal. No hay spoilers, salvo por la mención de dos criaturas que ya habréis visto en fotos o vídeos, si habéis seguido el juego de cerca.
Y es que tomarse el juego como una oportunidad para rolear está muy bien, pero no hay motivo para salvarse algunas molestias si las sabemos con antelación.
1. No pasa nada si no has jugado a otros juegos de la saga “The Elder Scrolls”.
Skyrim tiene lugar 200 años después de los acontecimientos de Oblivion, y aunque la historia sucede en el mismo continente se trata de una historia autoconclusiva que sólo hace referencias a los demás juegos. Si es tu primera incursión en la saga, no te sentirás descontextualizado.
2. Juégalo en PC si puedes.
Porque los gráficos son mejores y las pantallas de carga más cortas. Y ya puestos…
3. Juega en PC con mando de Xbox360.
Nos guste o no, Skyrim se ha creado con las consolas en mente, y salvo la precisión del ratón, el control es mucho más agradecido con mando de consola que con teclado.
4. No instales el juego en el disco duro de tu Xbox360.
Hay un bug reconocido por Bethesda que causa que ciertas texturas no se carguen correctamente si se ha instalado el juego en el disco duro. Hasta que no se solucione, es mejor jugar desde el disco.
5. No bajes la dificultad: ciertas peleas están pensadas para ser muy difíciles.
Skyrim ha dejado atrás aquél incómodo sistema que hacía que cuando subías de nivel también subiera el resto del mundo. Ahora el sistema es mucho más complejo, y el juego tiene zonas habitadas por personajes muy poderosos. Considéralo una manera más elegante de cortarte el paso que poner una pared invisible… o tómalo como un reto si te atreves a explorar zonas donde vosotros sois la presa.
6. No te preocupes por qué piedra ancestral cojas al principio del juego.
Al principio del juego sólo puedes escoger ente Ladrón, Mago o Guerrero. Esto hace que comiences el juego con un set de habilidades más altas.  Elijas lo que elijas, no será una decisión permanente. El juego tiene un total de 13 piedras ancestrales, y a lo largo del juego podrás ir cambiando a placer a medida que las descubras.
7. Salva a menudo.
Sobretodo en consola; en PC es más fácil porque hay un botón de salvado rápido, pero en consola debes pausar el juego y guardar manualmente. Aunque el juego guarda automáticamente cada vez que hay una pantalla de carga, es difícil merodear por los bosques durante una hora, conseguir buenos tesoros, y morir aplatastados por un mamut, perdiendo todo el progreso. Lo que me recuerda que…
8. No cabrees a los mamuts.
Lo digo en serio. no quieres ver un mamut cabreado.
9. Ni a los gigantes.
Ídem.
10. Viaja acompañado.
Skyrim ofrece una gran variedad de opciones para conseguir compañeros. Intenta conseguir uno, tendrás más posibilidades de sobrevivir.
11. Usa un escudo.
Olvídate de usar el arco mientras caminas hacia atrás como hacías en Oblivion. El combate cuerpo a cuerpo  en Skyrim fluye muy bien, y los golpes con escudo son divertidos.
12. Usa la vista en primera persona para combatir.
La sensación es más caótica y visceral, y a nivel de juego es más cómodo.
13. No malgastes oro al principio del juego.
El juego te tienta muy pronto con muchos vendores cargados de equipo básico. ¡No caigas en esa trampa! Es muy fácil conseguir equipo básico en las primeras horas de juego. Si has de comprar…
14. Compra pociones de curación.
Son más prácticas que el débil hechizo de curación con el que empiezas el juego.
15. ¡Explora!
Puedes ir de aldea en aldea siguiendo el camino… Pero si lo que querías era un juego que consista sólo en ir del punto A al punto B, cómprate Modern Warfare 3. Skyrim está hecho para perderse en él.
[Vía Kotaku]
Categorías
Opinión

RELACIONADO