z270x-gaming k5

GIGABYTE Aorus Z270X-Gaming K5. Unboxing y presentación

Os mostramos cómo luce la nueva generación de placas base de GIGABYTE Aorus

Este año vamos a empezarlo con la misma intensidad que lo hemos acabado, sumergiéndonos de lleno en la nueva generación de placas base listas para soportar los nuevos procesador de Intel y no hay mejor manera para ello que hablaros de la GIGABYTE Aorus Z270X-Gaming K5. Esta placa base cuenta con diversas mejoras y actualizaciones que la convierten en una estupenda opción para introducirnos de lleno en el mundo gaming con una gama alta sin necesidad de gastarnos demasiado dinero.

Antes de nada queremos agradecer a GIGABYTE la confianza depositada en nosotros para que podamos hacer la presentación.

Características principales

Como es habitual, dejamos que sea la propia marca la que nos hable sobre las principales bondades de su dispositivo.


Como podemos ver estamos ante un avance interesante en esta nueva generación de placas base con algunas nuevas características que pueden hacer que nos decantemos por el cambio, además de poder utilizar la nueva generación de Intel Kaby Lake, como por ejemplo el uso del puerto U.2 (del cual contamos con uno en la GIGABYTE Aorus Z270X-Gaming K5 y que es un salto enorme a tener en cuenta), los puertos reforzados con acero en los 3 x PCIe x16 que ayudarán a aguantar el peso de cualquier tarjeta (algo que ya pudimos encontrar en la generación anterior), el uso del USB 3.1 Gen 2 (con una velocidad de hasta 10GB/s), hasta 64GB de memoria DDR4 de 3.866 Mhz. con compatibilidad con XMP… todo ello con el nuevo sistema iluminación Fusion RGB que no nos dejará indiferentes.

Unboxing

Gigabyte ha continuado con su estilo en las placas base y nos trae la GIGABYTE Aorus Z270X-Gaming K5 con una caja que ya es habitual dentro de la marca, donde predomina el negro sobre el resto de colores, haciendo destacar más todavía el modelo de la placa base en rojo. Por delante podemos ver el logo de Aorus y algunas de sus características destacadas como la iluminación RGB Fusion, el uso de hasta 5 ventiladores inteligentes, lista para la VR, el nuevo chipset Z270, el controlador Optane para la memoria… Por detrás nos encontramos con un pequeño dibujo de la placa en cuestión encendida donde podemos ver gran parte de la iluminación que tendremos, así como más de sus características con mayor lujo de detalles. Al abrir la caja nos encontramos la propia placa base en primer plano protegida por una bolsa antiestática.

Una vez sacamos la GIGABYTE Aorus Z270X-Gaming K5 nos encontramos con el resto de componentes incluidos, que son los siguientes:

  • 4 Cables SATA.
  • CD con los drivers de la placa base.
  • Placa I/O trasera.
  • Manual de usuario.
  • Conector G.
  • Guía de instalación rápida.

Aorus Z270X-Gaming K5

Como viene siendo habitual, Gigabyte nos ofrece una buena lista de características interesantes con sus productos, por lo que no vamos a pararnos demasiado en hablar de las que ya son habituales en la marca como son el Killer Ethernet E2500, una de los mejores controladores para LAN que podemos encontrar, tecnología de Audio AMP-UP exclusiva de la marca, la posibilidad de utilizar los SSD M.2, PCIe x16 con armazón de acero para soportar grandes tarjetas gráficas…

Como es de esperar uno de los principales usos de esta nueva placa base es que nos ofrece la posibilidad de utilizar el nuevo chipset Z270, con el que podremos dar la bienvenida a los procesador Intel Kaby Lake de 14 nanómetros. Contaremos con un puerto para el procesador bañado en oro para una mejor conexión, así como con un VRM de 7+1 fases de alimentación, por lo que no va a soportar demasiado overclocking pero algo podremos hacer. Otro de los puntos fuertes de esta nueva generación la podemos ver a simple vista y es que la GIGABYTE Aorus Z270X-Gaming K5 nos llega con una iluminación RGB totalmente personalizable gracias a RGB Fusion, la aplicación que nos permitirá cambiar todo a nuestro antojo. Así podemos escoger tanto los LEDs de ambientación como los de diseño, pudiendo cambiar entre seis tipos distintos de iluminación, desde los más llamativos hasta los de alerta, y es que podremos hacer que con la temperatura cambie el color para avisarnos.

Otra de las grandes características, y que veremos a partir de ahora en la mayor parte de esta generación, es la inclusión del puerto U.2 que nos permite sacar el máximo rendimiento a nuestros SSDs Intel 750, dándonos una velocidad de hasta 32GB/s y la posibilidad de iniciar nuestro sistema operativo en un suspiro o acceder a nuestros programas en un tiempo récord. Además tendremos la posibilidad de montar hasta tres de estos dispositivos en raid, asegurándonos que no tendremos que preocuparnos por esto nunca.

También hay que destacar la refrigeración y es que nos encontramos con Smart Fan, un sistema que nos permitirá controlar hasta de hasta 5 ventiladores PWM (modulación por ancho de pulsos por sus siglas en inglés, que nos permite controlar en todo momento la potencia de los ventiladores compatibles con este sistema) con seis sensores de temperatura, pensado además para albergar refrigeración líquida con bomba de agua. Los sensores instalados en los pins permiten al dispositivo detectar qué clase de refrigeración estamos conectando: ventilación de caja, CPU, refrigeración líquida todo en uno o un sistema de bomba de agua. USB DAC-Up 2 también es una característica a tener en cuenta y es que el puerto trasero (que podemos diferenciar por su color amarillo oro) nos ofrece una conexión USB libre de ruido, perfecto para el uso de dispositivos que necesitan la mayor de las estabilidades beneficiándose así por ejemplo la realidad virtual, y es que esto hará que disminuyan las posibilidades de que nos cause mareo al bajar el lag.

Una vez dejamos las novedades nos encontramos lo habitual en una placa de GIGABYTE, y es que la compañía pone como siempre especial mimo en sus dispositivos. Podremos dar uso a su Fast USB 3.1 Gen 2 Solution, que nos ofrece hasta 10GB/s en un solo dispositivo o 16GB/S en dos, componentes de audio de alta calidad, la posibilidad de utilizar SLI o Crossfire en nuestra gráficas de Nvidia y AMD… todo lo necesario para sacarle el máximo jugo a esta nueva generación de procesadores.

Muchas veces tantas opciones nos pueden dar algún que otro problemilla a la hora de configurar el sistema, por lo que tendremos a nuestra disposición unos LEDs de diagnóstico, los cuales se encenderán dependiendo de qué problema detecta la placa, dándonos una mayor capacidad de comprensión de los problemas. Como es de esperar, GIGABYTE pone a nuestra disposición todo un arsenal de aplicaciones para hacernos la vida más sencilla, incluyendo GIGABYTE APP Center, un ecosistema de programas nos ayudarán a tener nuestra placa base actualizada en el día a día además de poder configurar diversas funciones.

Conclusiones

La compañía pone a nuestra disposición la GIGABYTE Aorus Z270X-Gaming K5, una placa base destinada a sumergirnos de lleno en la nueva generación de procesadores Intel Kaby Lake sin que tengamos que gastarnos demasiado dinero, siendo una elección perfecta para aquellos que no tengan pensado hacer demasiado overclock. De esta manera podemos dar rienda suelta a nuestras necesidades jugonas gracias a sus grandes prestaciones, todo ello con un diseño de lo más llamativo y que podremos configurar a nuestro gusto. Esta nueva placa base estará disponible a partir del jueves 5 de enero, pudiendo encontrarla en GAME a un precio de 197,95€. Os dejamos a continuación un vídeo unboxing para presentaros esta interesante placa base.

Categories
Análisis HardwareHardwareUnboxingVídeos

Apasionado del mundo de los videojuegos, cine, música, rol, literatura... todo lo que tenga que ver con la creatividad. Escritor frustado con sus propios guiones.
    One Comment

    Leave a Reply

    *

    *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Últimos posts

    RELATED BY