Astro A40 [Review y unboxing]

Hay que reconocer que por esta redacción ha desfilado un sinfín de headsets y que alguno de ellos ha conseguido dejarnos boquiabiertos, sin embargo en esta ocasión estamos ante...

Hay que reconocer que por esta redacción ha desfilado un sinfín de headsets y que alguno de ellos ha conseguido dejarnos boquiabiertos, sin embargo en esta ocasión estamos ante algo muy diferente. Es bastante probable que haya un gran sector de los lectores de GameIt que no conozca la marca Astro, de hecho hay que admitir que había integrantes de la redacción que tampoco la conocían. Precisamente por este motivo me hago cargo yo, personalmente del análisis de este headset, porque sé perfectamente lo que tengo entre mis manos. Astro es una marca afincada en EEUU dedicada única y exclusivamente a la fabricación y comercialización de headsets destinados al gaming y accesorios para éstos. En esta ocasión vamos a analizar el modelo Astro A40 acompañado del amplificador Astro MixAmp Pro.

Como ya he dicho, esta marca fabrica unos productos muy muy especiales, por lo que vamos a profundizar más de lo normal en el análisis del headset dando nociones técnicas muy bien explicadas para que podáis apreciar realmente lo que tenemos entre manos y no os quedéis con lo meramente superficial. Antes de empezar a destripar, literalmente hablando, las características del headset vamos a ver el unboxing para que tengáis en mente parte de las características del headset.

[yframe url=’https://www.youtube.com/watch?v=UBF1hdHo58I&list=UU9HxZRmRFoJo-gP8RbFSWhQ’]

Diseño

Antes de empezar a profundizar en las especificaciones técnicas vamos a dar todos los detalles de lo que salta a la vista, y no solo en lo que a estética se refiere.

En numerosas ocasiones hemos defendido la elección de la piel sintética para el forrado de los audífonos ya que este material, a pesar de dar más calor que la tela, ofrece un aislamiento acústico muy superior a ésta. Astro ha solucionado el eterno dilema de transpiración – insonorización de una forma magistral a la par que simple. El acolchado de la orejera, o lo que es lo mismo la espumita bajo la tela, es bastante densa y se adapta muy bien al contorno de nuestra cara. Además la diadema ejerce un poco más de presión que otros headsets sin llegar a resultar incómodo tras horas de uso y las orejeras pueden bascular con mucha facilidad. La suma de todo eso nos proporciona una adaptación del headset al contorno de nuestra oreja extremadamente bueno, por lo que el aislamiento acústico supera a todo lo visto anteriormente en esta redacción, incluyendo los recubiertos con piel sintética. Además al estar forrado en tela transpira mucho mejor y mantiene nuestras orejas bien fresquitas (ojalá hubiera descubierto este headset en el mes de agosto).

IMG_9846 (Large)

El diseño de los audífonos es circumaural (como podréis observar hemos estado estudiando bien el tema) o lo que es lo mismo, la orejera del headset envuelve nuestra oreja en vez de reposar sobre esta. En este aspecto seguimos concienciados, salvo que algún fabricante nos demuestre lo contrario, de que es la mejor opción a la hora de escoger un headset ya que no tendremos nuestro pabellón auditivo bajo la presión de un audífono supraauricular y tendremos un mejor aislamiento acústico.

Los audífonos no están anclados directamente a la diadema sino que se unen a ésta mediante un «puente» de alumino que contiene el cableado en forma de espiral en su interior. Este cilindro de aluminio viene milimetrado y permitirá que ajustemos el headset a nuestra cabeza. Nos ha llamado la atención que no tiene los típicos «puntos» de desplazamiento sino que es libre. Realmente preferimos que ésto sea así ya que al no haber puntos de anclaje en le recorrido de la diadema el ajuste será mucho mejor y, en caso de no estar seguros de si ambas orejeras están niveladas podemos recurrir al milimetrado de los cilindros para poder hacerlo.

Este mismo cilindro permite girar las orejeras el headset 90 grados para ponerlas en horizontal. Este giro nos permitirá poner las orejeras sobre nuestros hombros en el caso de que nos quitemos el headset o incluso guardarlos en un cajón reduciendo el espacio ocupado por éstos.

La diadema superior es bastante robusta, con un acolchado tan cómodo como el de las orejeras. La parte superior de la diadema no es totalmente cerrada, sino que consta de dos franjas con una parte central anclada a éstas dejando un hueco por cada lado. Ésto se ha hecho así para permitir que esta pieza central bascule y se pueda adaptar al contorno de nuestra cabeza, además estas dos franjas huecas permitirán una mejor transpiración de nuestra cabeza mientras usemos el headset.

En cuanto al micrófono solo decir que es extremadamente ligero y flexible, adaptándose a la forma que más nos convenga. Además de esto, su acabado rubber y el aluminio cepillado de la zona sensible del micro hacen que éste sea sumamente atractivo. El micrófono es desmontable, por lo que no tendremos que llevarlo en el headset si no lo vamos a usar o si vamos a salir con él a la calle para usarlo con el móvil o el MP3.

Como guinda al pastel habréis podido comprobar el headset viene acompañado de un amplificador – mezclador denominado MIXAMP PRO, que permitirá regular el volumen del sonido que llega a nuestro headset, mezclar a nuestro gusto el audio del chat de voz y el sonido del juego, seleccionar entre los cuatro ecualizadores predefinidos en el dispositivo y activar/desactivar la función dolby del headset. El acabado del amplificador es sencillamente genial, el plástico usado para el armazón de éste es de gran calidad y además las ruedas para mezclar el sonido y la de volumen tienen el perfil en aluminio y la parte superior con acabado rubber. Las dos ruedas selectoras tienen cierta resistencia al movimiento para que la selección del nivel sea muy precisa y poder así ajustarlo a nuestro gusto.

Especificaciones

Como habréis podido observar hemos estado hablando largo y tendido de todas las características externas y de diseño del headset y el amplificador sin llegar a entrar en detalles técnicos. En este apartado vamos a ser muy meticulosos y explicaremos bien qué es cada característica y en qué influye ésta a la hora de usar el headset. Esto es algo que vamos a hacer ya que, sin esta explicación habría muchos lectores que no podrían apreciar con detenimiento el por qué de las calificaciones que recibe el headset. En primer lugar veamos la tabla de características aportada por el fabricante:Sin título-2 (Large)

Hay que remarcar que las especificaciones de la web del fabricante no coinciden con las de la caja, ajustándose éstas últimas más a la realidad (o por lo menos a nuestro parecer). Vamos a ir explicando las características y los valores más habituales de éstas para que podáis ir vislumbrando en qué se diferencian estos Astro de un headset normal.

Impedancia

La impedancia es básicamente la resistencia que ofrece un circuito al paso de corriente eléctrica. ¿Pero cómo influye ésto en el sonido de un altavoz/headset? Pues influye de dos maneras muy diferentes, la primera es que a mayor impedancia necesitaremos más potencia para obtener el mismo volumen de reproducción. Para dispositivos portátiles se recomienda que la impedancia máxima sea de 64 ohmios, para que cualquier dispositivo pueda «moverlos» sin problema alguno. La segunda influencia de este aspecto se ve reflejada en la definición del altavoz, y ésta es la que más nos importa. Es decir, conforme va aumentando la impedancia del auricular mayor es la definición de éste y mejora por tanto el sonido.

En el caso de los headsets gaming que hemos analizado hasta el momento, y de la gran mayoría del mercado, todos coinciden en el valor de impedancia de 32 Omnios. En el caso de los Astro tenemos unos altavoces con una impedancia de 48 Ohmios, por lo que en lo que barre literalmente a la competencia (o por lo menos a todo lo visto anteriormente en GameIt.es).

Frecuencia de respuesta

La frecuencia de respuesta de un altavoz, o headset en este caso, es básicamente el abanico de frecuencias sonoras que puede abarcar el altavoz. A mayor abanico mayor cantidad de sonidos diferentes puede emitir y por tanto más se ajustará a la realidad. El oído humano puede captar frecuencias entre los 20hz y los 20Khz, pero ¿por qué intentamos ir más allá?

La respuesta es muy simple, en realidad no lo es pero simplificamos, para la gestión y mezcla del sonido se busca siempre que la curva de frecuencias sea lo más plana posible. Para conseguir esto se alarga el abanico de frecuencias, aunque no sea perceptible por el oído humano, para poder armonizar dicha curva. Por tanto, y como resumen, a mayor frecuencia de respuesta podremos encontrar un mejor sonido; y remarco lo de podremos porque el ancho de banda no es algo definitivo. Dos auriculares con el mismo rango de frecuencias no tienen por qué sonar igual. Es aquí donde hay que empezar a hilar fino y evaluar la curva o gráfica de frecuencias. Es una especificación que nos dice qué atenuaciones y realces se producen en todo el rango de frecuencias en el que trabaja ese auricular, así podemos ver si es muy flojo en graves, muy apagado, con poco cuerpo o si es muy brillante. Lo ideal, de nuevo, es que su respuesta sea lo más plana posible. Lo normal en un headset es que su frecuencia de respuesta sea de 20hz – 20Khz (coincide con la del oído humano). En el caso del Thermaltake Tte Sports Level 10 M tenía una asombrosa frecuencia de respuesta de 10Hz – 22Khz. En lo referente al Astro A40 que tenemos entre manos podemos comprobar que tiene una frecuencia de sonido de 15Hz – 28Khz. En este aspecto el Thermaltake ya gozaba de un buen ancho de banda aunque queda muy cortita si la comparamos con la del A40. No por esto ha de sonar mejor ya que deberíamos estudiar la curva de frecuencias de ambos y no las hemos encontrado por ningún lado. Utilizando nuestros modestos oídos como instrumento de precisión notamos que el Astro ofrece un sonido mucho más definido que los thermaltake aunque también puede deberse a la impedancia de los auriculares.

Micrófono

El micrófono del headset Astro A40 es unidireccional. Esto permite que éste tenga una mayor sensibilidad, y por tanto capte mejor el sonido de nuestra voz, sin captar todos los sonidos de fondo de la habitación. Gracias a la combinación de la unidireccionalidad del micrófono, el filtro antiruido de éste y su sensibilidad obtendremos una grabación de una calidad suprema. Si además unimos la gran flexibilidad del micro y el hecho de que podamos posicionarlo a la perfección delante de nuestra boca y a una distancia prudencial obtendremos un audio simplemente perfecto.IMG_9862 (Large)

MixAmp

Es sin duda una de las grandes diferencias con el resto de headsets que han pasado por la redacción de GameIt.es, solo el Plantronics RIG ofrecía algo similar pero mucho más simplificado. En lo que concierne al Astro A40, el MixAmp incluido nos permitirá gestionar prácticamente todo y ajustarlo a nuestro gusto. Como excepción a ésto encontramos la función mute del micrófono que va incluida en el cable que conecta el headset con el MixAmp. No es que sea una excepción negativa, más bien lo contrario, ya que está mucho más a mano si estamos en medio de una partida.

Encontraremos un botón de encendido en la esquina superior izquierda, justo bajo este encontraremos una ruleta selectora que nos permitirá ajustar el volumen del headset y más abajo otra ruleta selectora que nos permitirá variar el porcentaje de audio destinado al chat de voz y al juego en cuestión. Ambas ruletas tienen el perfil en aluminio cepillado con estrías longitudinales para aumentar su adherencia. La parte superior de las ruletas selectoras tiene un acabado muy suave y similar al rubber. Como ya hemos dicho anteriormente ambas tienen cierto grado de dureza o resistencia al movimiento, lo que hace que sean mucho más precisas. En lo referente a la ruleta que mezcla el audio podremos notar el 50% ya que tiene un pequeño punto de anlcaje en esa posición. De esta manera siempre encontraremos el equilibrio entre ambos canales incluso sin mirar el selector.

 

Entre ambas ruletas encontramos dos botones. El de la derecha nos permitirá activar o desactivar la función dolby del headset. En cuanto al botón de la izquierda nos permitirá seleccionar uno de los cuatro ecualizadores predefinidos en el dispositivo.

Cableado y tipo de conexiones

[yframe url=’https://www.youtube.com/watch?v=RAVT_JyO9Mo&list=UU9HxZRmRFoJo-gP8RbFSWhQ’]

Como habréis podido ver en el vídeo existen multitud de posibilidades de conexión de nuestro A40, ya que podremos conectarlo con o sin el mixamp. Obviamente si vamos a utilizarlo con nuestra consola, PC, o sistema de sonido siempre es recomendable usar el Mixamp y poder gozar de sus ecualizadores predefinidos, amplificación de sonido y según gustos del 7.1. Para conectar el MixAmp pro al equipo emisor de sonido podremos hacerlo por una conexión óptica de audio (algunas tarjetas de sonido de PC, PS3 o PS4, home cinemas y algunas televisiones) para una mayor calidad de audio o bien usando la conexión jack de 3,5mm. En el caso de que vayamos a usar también el micro y necesitemos el sistema de doble jack tenemos un adaptador incluido en el paquete.

Además de esto y dado que el headstet tiene una impedancia inferior a 64 ohmios podremos usarlo con dispositivos portátiles, ya que por encima de esta impedancia no podrían moverse decentemente sin un amplificador. Hemos hecho pruebas con un Nexus 5 y hemos podido escuchar nuestros programas de radio favoritos (un saludo a los chicos de radicaldreamers), música, ver vídeos de nuestro canal de youtube, películas e incluso realizar llamadas telefónicas sin ningún tipo de problemas y gozando de un audio excepcional.

Ahí no queda la cosa, y es que además podremos conectar todos los MixAmps que queramos en línea para constituir una red local de audio y poder charlar con los de nuestro equipo en red sin que el audio se retransmita por internet y poder ajustar el sonido del chat y el videojuego a nuestro gusto.

 

Estética y personalización

Normalmente esto va encuadrado en el aspecto de diseño, y básicamente ya habéis visto a lo largo de todo el análisis la estética del producto a través de todas las fotografías y el propio vídeo del unboxing. En este caso hemos incluido este epígrafe porque el headset es personalizable. Tal y como habéis leído, la personalización es otra seña distintiva de este Astro A40 ya que tiene un comodísimo sistema de tags para personalizar nuestro headset. Además, gracias a esto podremos escoger en qué orejera situar nuestro micrófono sin que quede ningún hueco ni conector vacío en la otra ya que irá tapado por su correspondiente tag.IMG_9857 (Large)

Tenemos una muy variada selección de tags en la tienda de Astro, pero si queréis ir un paso más allá podréis hacer el diseño de vuestro propio tag subiendo imágenes o insertando las predefinidas a través del editor de tags de Astro. El sistema para cambiar los tags es simplemente genial, ya que no hay pestañitas de plástico que se partan con el uso ni tornillería. Solo hay que tirar del tag para vencer la fuerza de los imanes de éste y saldrá sin ningún tipo de problema. Para el montaje bastará con acercarlo a su posición y se colocará solo.

Conclusiones

Es un apartado en el que normalmente evaluamos los pros y contras del producto, pero en este caso es una tarea algo más ardua de lo habitual ya que básicamente no le encuentro ninguna pega. El headset Astro A40 es sencillamente perfecto. Ofrece un sonido inigualable, con un ajuste, insonorización acústica, transpirabilidad y comodidad inmejorables y un micro que roza el 10. Obviamente estamos ante un producto nada barato, pero tampoco lo consideramos excesivo dadas las prestaciones del headset. Podéis encontrar el headset en la web de VersusGamers por 149€ sin el Mixamp Pro y 249€ con el Mixamp Pro.

Categorías
Análisis HardwareGame ItHardwarePCPlataformasPlayStation 3PlayStation 4SonyTecnologíaUncategorizedVídeosVideos Destacados

Generación del 82, me encanta el mundo de los periféricos, el hardware y los videojuegos. Llevo GameIt en la sangre

    RELACIONADO