Astro A50 Wireless Xbox One Edition, review y análisis en vídeo

Hace algún tiempo, nuestro compañero Miguel, realizó el análisis de uno de los headsets que mejor se adapta a las necesidades de cualquier gamer que se precie, el Astro...

Hace algún tiempo, nuestro compañero Miguel, realizó el análisis de uno de los headsets que mejor se adapta a las necesidades de cualquier gamer que se precie, el Astro A40. Astro nos ha vuelto a sorprender con un producto que proporciona mejores resultados de los que ya proporcionaban los Astro A40. Haciendo un poco de memoria os recordamos que la compañía americana Astro se dedica en exclusiva a fabricar headsets para que nosotros los jugadores podamos disfrutar de una sensación de inmersión inmejorable y unas funcionalidades fuera de lo común y es innegable que lo hacen con un gusto exquisito.

Así que comencemos con el análisis del siguiente modelo de la compañía estadounidense, los Astro A50 Wireless Xbox One Edition que como el propio nombre indica, vienen preparados para ser utilizados en la consola de nueva generación de Microsoft, la Xbox One, y con un amplificador nuevo, el Astro MixAmp TXD. Aunque el modelo que estamos analizando está preparado para Xbox One, también puede usarse en cualquier consola que tenga salida óptica, así que si tenemos Playstation 3, Xbox 360 o Playstation 4, podremos también usarlo.

Antes de meternos en faena os dejamos un pequeño unboxing para que podáis ver el maravilloso diseño que han hecho en esta ocasión y podáis comprender de una manera más clara por qué tienen la fama que tienen.

[yframe url=’https://www.youtube.com/watch?v=96ztqRk3PhM’]

Diseño.

El Astro A50 Wireless no es un headset normal y corriente. A simple vista se puede apreciar el mimo y el esmero que han puesto en él. Nosotros hemos tenido la gran suerte de poder probar este headset en el color blanco/amarillo pero también se puede encontrar en versiones especiales marrón/gris, como en el caso del Astro A50 Halo Edition, o en colores azul/negro y negro/amarillo.

La estética de estos auriculares parece completamente futurista, sacada de cualquier película de acción de la era espacial, pero si nos metemos a detallarlos técnicamente aún destacan más. Las orejeras son circumaurales, es decir, que cubren por completo nuestras orejas. Gracias a esto se adaptan con mayor flexibilidad. Sus dimensiones son de un diámetro externo de 10 x 9 cm y la zona interna de 5.7 x 4.2 cm. Es decir, a no ser que tengamos unas orejas a lo Dumbo van a ser siempre cubiertas por completo. Mullidas y cómodas el acolchado de estas es muy tupido y tiene el tamaño justo para no resultar ni pesados, ni aparatosos. El tacto es completamente aterciopelado y ofrecen una sensación de confort desde el primer momento.

Una queja muy frecuente que nos encontramos es que las almohadillas suelen dar mucho calor, o que son en exceso ásperas, en este caso los Astro han encontrado un balance perfecto entre comodidad, ergonomía y temperatura. La diadema, como la mayoría de headsets de estas características, tiene una banda protectora muy acolchada en el centro también del mismo material que el de las orejeras que facilita mucho su perfecta colocación además de que al ser así mejora y previene la transpiración.

Podremos ajustarlo perfectamente a nuestra cabeza para que no se mueva ni se desplace, aún ejerciendo movimientos algo bruscos. Aunque también hay que decir que no nos vamos a poner a correr con ellos. Todo esto proporciona un equilibrio perfecto entre comodidad y aislamiento acústico. Vamos a escuchar con total nitidez y bienestar películas, disparos, gritos de nuestros enemigos o nuestra música favorita.

Los audífonos, al igual que ocurría con la versión A40, no están acoplados directamente a la diadema sino que se unen mediante una especie de puente de aluminio. Esto les otorga cierta flexibilidad extra. Dentro del mismo contiene todo lo que es el cableado recogido de forma rizada, que apenas se nota y que, por el contrario, le sigue dando ese toque futurista que comentábamos al principio.

El cilindro de aluminio viene perfectamente medido y adaptado para que lo ajustemos del modo que nos venga en gana a nuestra cabeza, un detalle que ya nos llamó la atención en su momento pero que es aún más notorio en este caso. Para aquellos que piensen que al ser tan aparatosos resultan poco manejables hay que explicaros que es precisamente todo lo contrario. Esta funcionalidad de los Astro A50 hace que podamos colocar el “headset” de la manera que mejor nos convenga. Que las propias orejeras se puedan desplazar y girar sobre sí mismas, aunque con un ángulo de 90 grados, favorece en mucho sus distintos usos.

Por ejemplo, si tuviéramos problemas de espacio de esta manera se podrían guardar mejor, sin resultar tan aparatosos. También si quisiéramos descansar solo unos minutos, con la flexibilidad que nos otorga colgarlos de nuestro cuello, que queden casi pegados sin ocupar espacio es muy cómodo y reconfortante.

El micrófono es muy ligero y aunque no se puede extraer del propio “headset” no se hace incómodo, ya que queda posicionado justo al lado del auricular sin que resalte por ningún lado. Lo podremos desplazar de manera vertical y horizontal (se dobla como un chicle) y capta el sonido de una manera exquisita. Pocos headsets hemos probado que tengan una calidad tan alta de grabación de sonido. En las partidas online que hemos disputado se nos oía con total nitidez facilitando las conversaciones con nuestros amigos y en el caso de que quisiéramos silenciarlo, con levantarlo nos bastaría. Unos auriculares realmente inteligentes.

El “headset” tiene dos conexiones, una por micro-USB para cargarlos, y el conector de jack para el chat de voz de Xbox Live. Además de eso tiene una rueda para controlar el volumen y un pequeño selector de posición que regulará la potencia con la que queramos ponernos a escuchar. También en el auricular derecho podremos controlar si queremos, que se escuche más el sonido del juego o nuestra voz y la de nuestros amigos (o rivales) simplemente presionando un lado u otro. Está situación lo hace muy fácil de usar y hará que en ningún momento separemos nuestra mirada de la pantalla de juego que estemos usando, ya sea un PC portátil, un monitor o una televisión.

La diferencia más notable con el resto de headsets que hemos tenido el gusto de probar, además de que sean wireless es su MIXAMP TDX, un mezclador que nos facilitará nivelar el audio del chat de voz y el sonido del juego de una manera completamente natural. Solo tiene dos botones y que realmente facilitan mucho su uso, Astro ha colocado uno de esos botones para realizar una correcta sincronización del mismo y el otro para activar y desactivar el Dolby 7.1.

No vamos a encontrar ruedas como en el anterior modelo, solamente el botón de encendido y carga y las conexiones en la parte trasera. Todo lo que se refiere al control de volumen y demás lo vamos a poder ejecutar directamente en los auriculares. Un punto extra más de comodidad y sencillez.

Especificaciones técnicas.

En la siguiente imagen podéis ver las especificaciones técnicas del mismo aunque se obvian algunos detalles como la impedancia de la que os vamos a hablar ahora mismo.

specs

Impedancia.

Como bien pasa ya con los Astro A40 su impedancia es superior a la del resto de headsets que nos encontramos en el mercado. Lo general que nos llegamos a encontrar es cifras en torno a los 32 ohmios pero en el caso de estos auriculares nos encontramos una impedancia de 48 ohmios, una auténtica barbaridad y que hará que la calidad de sonido que nos encontremos sea superior a la de sus competidores. Se llega a notar de manera tan nítida y clara la diferencia que vamos a poder detectar grandes diferencias, por ejemplo, entre un archivo MP3 a 192 con uno de 256 o incluso 320. Mucha más definición y claridad de sonido.

Frecuencia de respuesta.

El oído humano tiene la limitación de 20Hz. En este sentido sí que se nota una bajada de tasas en comparación con los Astro A40 que gozaban de un rango de 15Hz a 28.000Hz. Este modelo en concreto se queda un poco más en lo habitual, en 20Hz-21.000Hz, aunque sigue siendo superior a la media que se suele quedar justo en el rango que tiene el oído humano, aunque como bien se explicó en su momento, la falta de mayores prestaciones en este sentido pueda verse compensada por la impedancia que nos encontramos en los auriculares.

Peso.

La verdad es que poco podemos añadir al dato de solo 363 gramos. A pesar de lo grandes que son, no pesan nada en comparación con otros modelos. Y su absoluta sensación de confort nos hará plantearnos en algunos momentos si estamos llevando algo en la cabeza o no. Muy bien balanceado.

Distorsión.

THD >1%. ¿Qué quiere decir este dato? Sencillamente que vamos a encontrar una distorsión menor al 1%. Lo hemos comprobado subiendo el volumen de música, videojuegos y películas y es verdaderamente espectacular como no se nota ningún tipo de ruido distorsionado. Es más, se va a escuchar perfectamente aunque nosotros no podamos soportar semejante volumen. Similar a la sensación que se puede tener en un concierto cuando estás pegado a los altavoces, pero con total claridad.

Tipos de conexiones (tanto del headset como del MixAMP TXD).

IMG_20150218_173738Los Astro A50 Wireless vienen con un conector específico para Xbox One de 2.5 mm y luego dos cables bien distintos. Dos micro-USB que sirven para conectar el MixAMP TXD y otro que se conectará al headset para recargar su batería de litio. Por cierto la duración de la misma es bastante alta, llegando a durar en torno a las 6 horas de manera continuada sin perder la señal en ningún momento, aún desplazándonos por la casa.

Solo en algún momento puntual que la batería empiece a agotarse se perderá ese rango de movilidad. Además de este cable también nos encontramos un cable de óptico para conectar a las consolas/PC y al MixAMP TXD. Además de esto también tiene un cable AUX de 3,5mm. El ratio del wireless que nos vamos a encontrar es de 5,8GHz con la tecnología KleerNet que tan buenos resultados le ha dado en otros modelos como el anteriormente mencionado Astro A40.

Micrófono.

IMG_20150218_173700Aunque ya lo hemos mencionado en el apartado de diseño, tenemos que añadir que además de ser flexible, abatible y unidireccional también tiene la característica de reducción de sonido. El micrófono es flexible ya que está fabricado en goma y tiene la peculiaridad de que no se deforma (a no ser que seamos unos salvajes y lo tratemos como no debemos).

Conclusiones.

Hemos probado el Astro A50 con prácticamente todo producto de entretenimiento audiovisual. Tanto en PC para escuchar música, llamadas VOiP o ver películas, como en Xbox One, Playstation 4 y las consolas de antigua generación, y en todas las distintas opciones el rendimiento del mismo ha sido más que satisfactorio.

Pocas veces hemos tenido entre nuestras manos un producto de una calidad tan elevada. Aunque se ha quitado la personalización de la parte exterior de los auriculares, opción que sí se podía en su anterior modelo el A40, son muy bonitos, ergonómicos y con unos materiales muy bien seleccionados. Su relación calidad-precio aunque puede resultar algo caro, es difícil encontrar un producto de tanta calidad a un precio más reducido.

Son más que recomendables para todos aquellos jugones empedernidos que queréis una calidad excelente tanto para jugar, como para disfrute de ocio distinto como películas y música. Si queréis hacer un regalo sorprendente estos Astro A50 Wireless son un producto de mucha calidad que puede dejar muy gratamente sorprendidos a las personas que se les entregue. Ya sean jugones habituales o “hardcore gamers” este producto es exquisito y se merece el galardón de platino de Game It sin ningún tipo de dudas.

Categorías
Análisis HardwareHardwarePCPlataformasPlayStation 3PlayStation 4SonyTecnologíaVídeosVideos DestacadosXbox 360Xbox One

Graduado en Comunicación Audiovisual por la Universidad de Navarra y también Diplomado en Magisterio eninglés. Muy aficionado a los videojuegos, en especial a los RPG. Fan de todas las plataformas pero en especial de Nintendo. Gamer desde los 90 y youtuber a tiempo parcial.

    RELACIONADO