Asus ROG Flow Z13 2022 (GZ301), análisis completo en español

Continuamos desgranando todos los lanzamientos de equipos portátiles de Asus con la review del Asus ROG Flow Z13, un equipo que rompe con todo lo preestablecido tanto en diseño como funcionalidad gracias a su diseño modular adaptativo. Sabemos que esta introducción os puede parecer algo desconcertante, pero la verdad es que Asus ha roto todos nuestros esquemas consiguiendo un concepto de equipo que aúna en un solo producto la mayor portabilidad y la potencia de los equipos más grandes, gracias a la implementación de una doble gráfica, una interna y otra externa, y al diseño tipo tablet del equipo.

Como de costumbre, agradecemos a Asus el préstamo de la unidad para la realización de la review

La polivalencia y adaptabilidad del Asus ROG Flow Z13

Rompemos un poco los esquemas que solemos utilizar para las reviews de equipos portátiles para extendernos un poco más en lo que hemos puntualizado en la introducción, y es el magnífico y práctico diseño de este Asus ROG Flow Z13 que tanto nos ha maravillado. El equipo en sí consta de dos partes, el portátil propiamente dicho y la gráfica/dock externa. Sabemos que, a priori, os puede parecer algo absurdo pero abre un abanico de posibilidades para los que siempre nos hemos estado debatiendo entre la adquisición de un equipo ultra-portable (que suelen ser más livianos) y un portátil ultrapotente (que suelen ser más grandes para albergar un sistema de refrigeración capaz de meter en cintura a un procesador potente y una gráfica top). Pues con este Asus ROG Flow Z13 la marca pone fin a esa dualidad de elección, al incorporar al equipo propiamente dicho (la tablet) una gráfica con potencia sobrada para jugar a 1080p, una 3050Ti, y añadir una gráfica externa ultrapotente para usar en casa, una 3080.

Gracias a este «simple» gesto tendremos un equipo liviano, compacto y potente para llevar a cualquier lugar y un práctico dock, que también es bastante compacto y liviano) para jugar en casa con toda una 3080 y ampliar los puertos de conexión del portátil. A esto hemos de sumarle las ventajas de separar ambos componentes, procesador y gráfica, en diferentes chasis para la realización de tareas pesadas y es que ambos ya no compartirán sistema de refrigeración y obtendrán, por ende, un rendimiento muy superior en la gran mayoría de circunstancias.

El Asus ROG Flow Z13

Una vez desgranadas las peculiaridades de diseño del equipo, comenzamos la review propiamente dicha desgranando las especificaciones técnicas del equipo (sin la gráfica externa). El Asus ROG Flow Z13 nos llega dotado de todo un i9, el Intel Core i9 12900H, un un procesador dotado de 14 núcleos (6 performance cores + 8 efficient cores) y 20 hilos capaz de alcanzar la frecuencia de 5 GHz en su modo boost y una caché de 24 Mb acompañado, e integrado en el propio equipo, de una 3050Ti de Nvidia. A este maravilloso tándem le acompaña un total de 16GB de RAM LPDDR5 a 5200MHz y un SSD PCIe de 1TB. Todo esto integrado en un precioso chasis de tan solo 302.8 x 204.8 x 12mm y 1.1 Kg de peso (más los 340 gramos del teclado retirable).

Para la pantalla encontramos dos opciones, una FHD(1920X1200) a 120hz con cobertura del 100% del espacio sRGB y brillo de 500nits o resolución UHD(3840X2400) a 60hz con cobertura del 85% del espectro DCI-P3 y brillo de 500nits. Además, encontramos un total de dos cámaras contando la frontal con una resolución de 720p a 30 fps y la trasera, con un sensor de 8 megapíxeles, con resolución 4K (3264 x 2448) a 15fps. Por último, para alimentar todo esto encontramos una batería de 56 Whr que nos otorga una autonomía de 8 horas realizando tareas livianas, mermando considerablemente si nos ponemos a jugar o realizar las tareas más pesadas, y cargando el 50% de la batería en tan solo 30 minutos. En el apartado de conectividad encontramos, en el propio equipo, un USB 2.0 y un Type C con soporte para thunderbolt 4, sin olvidar la conectividad inalámbrica en la que la reina es el WiFi 6E del equipo. A esto hemos de sumarle un discreto lector de tarjetas microSD oculto tras el soporte trasero del equipo y un lector de huellas integrado en el botón de inicio (totalmente indetectable si no conoces el equipo).

Para rematar las especificaciones, encontramos dos altavoces Dual Smart Amp con audio de alta resolución y compatibilidad con Dolby Atmos, que brindan un excelente sonido estéreo. En lo referente a la captación de audio, encontramos una matriz de 3 micrófonos con cancelación de ruido mediante IA, ofreciendo unas comunicaciones claras y nítidas incluso en entornos ruidosos.

Si pasamos a ver físicamente el equipo encontramos un precioso diseño retro-futurista, asimilándose a una especie de nave espacial en la cubierta del dispositivo e implementando una zona acristalada y retroiluminada para rematar tan acertada estética. Este chasis se ha fabricado en una aleación de aluminio de alta densidad, para otorgarle un tacto y estética exquisitos, contando con 2 capas de anodizado. El chasis, como hemos dicho anteriormente, cuenta con un pie de apoyo que cuenta con un ángulo de apertura de hasta 170 grados, permitiendo regular la pantalla a nuestro gusto en cualquier situación.

A pesar de tener un i9 y una 3050 Ti en un espacio tan comedido, Asus ha conseguido una refrigeración sublime gracias a la implementación de una cámara de vapor, que tiene una superficie significativamente mayor para la disipación de calor que un diseño tradicional. Además, el diseño tipo tablet del equipo, sin bisagra, permite la implementación de ventiladores más grandes y una cámara de vapor más ancha sin olvidar que los componentes se encuentran en la zona vertical del dispositivo en vez de en la horizontal, por lo que el flujo de aire es mayor al no estar cerca del escritorio. A esto hemos de sumarle la implementación de los ventiladores Arc Flow Fans, de los que ya hablamos en el Scar 17, y la utilización de Metal Líquido en lugar de pasta térmica obteniendo una mejora de hasta 10ºC, consiguiendo así una refrigeración sublime de un equipo más que solvente.

Para rematar todo esto, encontramos un apartado de «añadidos» a la altura del equipo con una funda/teclado con retroiluminación RGB y cobertura 100% anti-ghostin y un precioso y práctico (y precioso) lápiz óptico complementan la experiencia de uso de este fantástico equipo al que no le faltan detalles, ni si quiera el de una funda de transporte (que también va incluida con el equipo)

El XG Mobile

Llega el momento de hincarle el diente al segundo componente de este equipo, el dispositivo XG Mobile que incorpora, entre otras cosas, la gráfica «de sobremesa» del equipo: toda una Nvidia Geforce RTX 3080. El ROG XG Mobile cuenta con un diseño en el que líneas largas y fluidas envuelven su chasis evocando visualmente al versátil ROG Flow X13. Además, estas ranuras texturizadas mejoran el grip del dispositivo, facilitando así su transporte, mientras que los diferentes cortes presentados en la carcasa facilitan la refrigeración del dispositivo a la vez que permiten que se ilumine el nombre de ROG en color rojo.

Y cuando hemos hablado de gráfica de «sobremesa» matizamos que otorgamos esta denominación porque necesitamos un enchufe cerca, ya que estamos ante la gráfica externa más liviana y compacta del mercado contando con tan solo un 7 % del tamaño de las eGPU típicas e integrando, además, la alimentación de 330W y un práctico HUB de conexiones.

El ROG XG Mobile cuenta con una interfaz exclusiva, con una conexión directa PCIe 3.0 x8 a la CPU que dedica 63 Gb/s de ancho de banda solo a la GPU, superando a Thunderbolt en un 57,5 ​​%. Además, en el propio conector se incorpora, por separado, un USB 3.2 Gen 2 que agrega 10 Gb/s para el HUB incorporado en el dispositivo y evita que estos puertos limiten el rendimiento de la gráfica. Todo esto con un cable de 41 cms que nos da suficiente juego para disponer el dock y el equipo libremente en nuestro escritorio o zona de trabajo. Pero como hemos dicho anteriormente, el ROG XG Mobile no es solo una gráfica externa sino que añade un práctico HUB incluyendo 4 puertos USB tipo A, un HDMI 2.1, DisplayPort 1.4 y conector LAN Gigabit Ethernet de baja latencia. Además, si no estamos usando el conector dedicado del XG Mobile podremos aprovechar ese Type C para otros menesteres.

Para la refrigeración de esta gráfica externa ASUS apuesta por un diseño avanzado de cámara de vapor, en el que se aumenta el área de contacto con el disipador de calor en un 54 % en comparación con un diseño típico de heatpipe, lo que permite una transferencia térmica más rápida y abre más espacio para el flujo de aire. Combinado con el diseño de pie que ahorra espacio del XG Mobile, este sistema de enfriamiento optimizado para el flujo de aire permite más potencia en un factor de forma súper pequeño.

Tests sintéticos del Asus ROG Flow Z13 en modo tablet

Llega el momento de poner a prueba semejante preciosidad y, como el equipo se sale de la norma lo hace también el apartado de tests, por lo que lo hemos dividido en dos secciones distintas dependiendo de si tenemos instalada, o no, la gráfica externa. Dicho esto, comenzamos con los tests de 3Dmark

Continuamos con los tests del procesador, Cinebench R23 y CPU Profile de 3DMark

Y rematamos con un test de estrés en el que verificamos las temperaturas del conjunto en un escenario muy similar al gaming, con unas temperaturas espectaculares tanto para el i9 como para la 3050 Ti

Tests sintéticos del Asus ROG Flow Z13 con el XG Mobile (3080)

Comenzamos con los tests sintéticos de 3DMark

PCMark 10

Los tests del procesador: Cinebench R23, CPU Profile de 3DMark y WPrime

Nuestra batería de tests de almacenamiento

Y el test de estrés para verificar temperaturas, con unas temperaturas aún más bajas que en el modo tablet ya que el sistema de refrigeración del equipo se dedica única y exclusivamente al procesador al estar la 3050 Ti inactiva

Experiencia de uso y conclusiones

Como bien sabéis valoramos mucho los esfuerzos de cualquier compañía o fabricante para innovar pero, si esta innovación además tiene implementaciones prácticas tan sobresalientes como en el caso de este Asus ROG Flow Z13 esta valoración se convierte en auténtica alabanza. Y es que, más allá de su acertada estética retrofuturista o el «postureo» que puede suponer el tener un equipo tan radicalmente diferente a todo lo que hay en el mercado, este equipo consigue adaptarse perfectamente a un sinfín de situaciones que, hasta la fecha, quedaban cojas. Con el Asus ROG Flow Z13 tenemos la tablet gaming más potente del mercado, un ultraportable con una potencia de procesamiento brutal y con una 3050 Ti para jugar en la pantalla del equipo y una gráfica externa ultraportátil con HUB integrado para disfrutar de la potencia de toda una 3080 si tenemos un enchufe cerca. A esto, hemos de sumarle sus materiales de primerísima calidad, un diseño extraordinariamente exquisito y un formato difícil de igualar. La única pega, por llamarlo de alguna manera, es que estamos ante un equipo que escapa al gran público por su precio pero que, sin lugar a dudas, merece cada céntimo invertido en él.

Por todo esto, otorgamos los galardones de Diseño, Producto Premium, Producto Recomendado y Calidad Precio de Game It al Asus ROG Flow Z13