ASUS ZenFone 4 Selfie, análisis y experiencia de uso

Analizamos un smartphone que apuesta por la doble cámara frontal

Después de haber analizado hace unos meses el ASUS ZenFone 4 en Game It, volvemos a tener en nuestras manos un terminal de la familia ZenFone 4, en este caso, se trata del ASUS ZenFone 4 Selfie, un terminal de gama media pensado para los amantes de la cámara frontal. Así, en lugar de llevar la doble cámara a la parte trasera del dispositivo, como suele suceder habitualmente, el fabricante ha optado por una doble cámara frontal, para así sacar el mayor partido a los selfies grupales, también conocidos como wefies.

En primer lugar, antes de comenzar esta review, queremos agradecer a ASUS la confianza depositada en nuestro medio.

Especificaciones técnicas

Como siempre, empezaremos por repasar las especificaciones de este terminal, tal y como se reflejan en la web oficial de ASUS:

Pantalla Pantalla de 5,5″ – 13,97 cm IPS

Cristal curvado Gorilla Glass 2.5D

400 nits de brillo

ProcesadorQualcomm® Snapdragon™ 430
Núcleos Octa-core de 64 bits
GPUQualcomm® Adreno™ 505
RAM4GB LPDDR3
AlmacenamientoeMCP 64 GB ampliable hasta 2TB

100 GB de espacio gratuito en Google Drive (2 años)

Conectividad

802.11 b/g/n, Bluetooth 4.1, Wi-Fi direct, GPS, AGPS, GLO, BDS

SoftwareAndroid Nougat con ASUS ZenUI 4.0
Cámara trasera8 megapíxeles con flash
Cámara frontalCámara principal de 20 megapíxeles, f/2.0 de apertura, flash LED Softlight

Cámara secundaria de 16 megapíxeles

Batería3000 mAh
Dimensiones155,66 x 75,9 x 7,85 mm y 144 gramos

Como vemos, se trata de un terminal con unas especificaciones propias de la gama media, pero que introduce importantes novedades en el apartado fotográfico, incluyendo una doble cámara frontal de gran resolución.

Unboxing

El ASUS ZenFone 4 se comercializa en una sencilla pero elegante caja de cartón blanco con detalles en color plateado que muestran la silueta del terminal, junto con el nombre del modelo y una inscripción que reza «We love selfie». En la parte trasera veremos además un pequeño resumen de las especificaciones del terminal.

Una vez abierta la caja, retirado la pieza de cartulina que la recubre, nos encontraremos con una pequeña caja que contiene el manual de instrucciones y la púa de apertura de la ranura SIM, debajo de la cual se esconde el propio teléfono. Personalmente, prefiero aquellos fabricantes que optan por dejar el terminal al descubierto nada más abrir la caja, aunque la opción que ha elegido ASUS tampoco resulta descabellada. Una vez retirado el terminal, nos encontraremos con los siguientes accesorios: Cable USB, adaptador de corriente y auriculares con varias puntas de repuesto, todo un detalle que no suele verse ya en los smartphones actuales.

ASUS ZenFone 4 Selfie

El ASUS ZenFone 4 Selfie es un dispositivo con un diseño sencillo, que no llama la atención a primera vista como en otros terminales de la marca, pero que no por ello deja de ser acertado.

En la parte frontal del dispositivo encontraremos una pantalla de 5.5 pulgadas acompañada, en la parte superior por un flash LED, dos cámaras frontales, un altavoz, un LED de notificaciones y un sensor de proximidad, una disposición poco habitual en un mercado donde predomina la doble cámara trasera, en lugar de frontal. Por su parte, debajo de la pantalla encontraremos el sensor de huellas dactilares en forma de botón táctil no pulsable, acompañado por botones de navegación retroiluminados a ambos lados. En lo que al sensor se refiere, hemos de decir que es muy preciso con la pantalla encendida, aunque a veces no funciona correctamente cuando la pantalla está apagada.

Por su parte, la trasera del terminal está fabricada en metal, con el logo de la marca en acabado cristal. La cámara trasera se encuentra en la parte central superior, tiene un formato cuadrado y también cuenta con un acabado efecto cristal. Además, al disponer de un acabado metálico y no de cristal, es muy fácil de manejar, sin que resbale en la mano como sí sucede con el ASUS ZenFone 4 original.

Los botones de volumen y bloqueo se sitúan en el lateral derecho del terminal, contando este último con un tacto ligeramente rugoso que lo hace fácil de identificar. Además, están ubicados en un punto que los hace fácilmente alcanzables manejando el móvil con una sola mano, y tienen un tacto y feedback adecuados.

En este ASUS ZenFone 4 Selfie el fabricante ha optado por prescindir del puerto Type-C, por lo que el puerto que encontraremos en la parte inferior del terminal es de tipo micro USB, acompañado por altavoces y micrófono a ambos lados del mismo. Además, se trata de un modelo que cuenta con conector de audio jack, ubicado, en este caso, en la parte superior del terminal.

Por último, se trata de un terminal con un peso de tan solo 144 gramos, muy ligero para ser un terminal de 5.5 pulgadas, lo que hace que se sienta muy liviano en la mano.

Autonomía

El ASUS ZenFone 4 Selfie cuenta con una batería de 3.000 mAh, una capacidad en la línea del resto de terminales de su gama, y que nos permitirá llegar sin problemas al final del día con un uso normal. Además, incluso con un uso intensivo, haciendo uso de videojuegos, aplicaciones de música en streaming, correo electrónico y mensajería instantánea hemos conseguido llegar al final del día sin necesidad de utilizar el cargador, con casi 4 horas de pantalla, un resultado que, a pesar de no ser magnífico, no está nada mal. En caso de un uso más moderado, podemos alcanzar hasta 6 horas de pantalla.

Software y rendimiento

Este dispositivo se comercializa con Android Nougat, la penúltima versión del sistema operativo del pequeño androide verde, y desconocemos si la marca tiene planes de actualización a Oreo o versiones posteriores. Por otro lado, cuenta con una capa de personalización bastante suave, llamada Zen UI, que añade alguna pequeña funcionalidad a Android stock sin llegar a romper de forma notable la interacción. En esta capa, destacan algunos añadidos como el modo niños o el modo sencillo, que nos permitirán adaptar este dispositivo para su uso por parte de toda la familia.

El ASUS ZenFone 4 Selfie cuenta con un procesador Qualcomm Snapdragon 430 de 8 núcleos, acompañado por una GPU Adreno 505, 4 GB de RAM y 64GB de almacenamiento interno, un conjunto moderado pero capaz de ofrecer un excelente rendimiento para el usuario medio.

Como vemos, se trata de un conjunto de especificaciones propia de la gama media, que nos permitirá mover con soltura todo tipo de aplicaciones de uso diario. Así, la navegación en el sistema es muy fluida, y también experiencia en navegación web y aplicaciones poco exigentes (mensajería instantánea, correo electrónico, redes sociales, etc.) Sin embargo, a la hora de utilizar juegos de cierta exigencia, como el Asphalt 8, observamos una bajada de fps y un aumento en los tiempos de carga, algo habitual en dispositivos de gama media. A la hora de utilizar juegos o aplicaciones menos exigentes, el dispositivo responde sin ningún tipo de problema, por lo que debería satisfacer las necesidades del usuario medio.

A continuación, veamos cómo se comporta este ASUS ZenFone 4 si lo sometemos a tests sintéticos:

Pantalla

El ASUS ZenFone 4 cuenta con una pantalla de 5,5 pulgadas y resolución FullHD, con un aprovechamiento del frontal de aproximadamente un 70%, inferior a las tendencias marcadas por los gama alta actuales, pero más que correcto para un dispositivo de su precio, y que opta por la colocación del sensor de huellas dactilares en el frontal del mismo.

Esta pantalla ofrece una visualización de gran calidad con colores muy vívidos y realistas con los ajustes por defecto. Sin embargo, en caso de que estos ajustes no satisfagan nuestras necesidades, es posible personalizarlos a través de los ajustes del dispositivo, pudiendo así configurar la temperatura del color, matiz y saturación.

Por otro lado, se trata de una pantalla que ofrece una buena visualización tanto en interior como en exterior, con un ajuste automático con muy buena respuesta.

Por último, cabe destacar que los ángulos de visión son muy buenos, ofreciendo una visualización nítida en condiciones normales. Por supuesto, la nitidez disminuye si visualizamos la pantalla desde ángulos muy forzados, pero cumple a la perfección en los casos de uso habituales.

Como vemos, estamos ante una pantalla que cumple con creces lo esperado para un gama media.

Cámara

Tal y como indicábamos al principio de este análisis, la principal seña de identidad de este terminal es la utilización de doble cámara frontal, una aproximación arriesgada, teniendo en cuenta que el estándar del mercado sitúa la doble cámara en la trasera del terminal, pero que intenta ganarse al mercado de amantes de selfies y wefies.

Así, la cámara frontal combina un sensor de 20 megapíxeles con otro de 8, para lograr selfies y wefies de mayor calidad.

Instantánea usando las cámaras frontales en modo HDR

Por otro lado, la cámara trasera dispone de un sensor de 8 megapíxeles con flash, una cifra quizás un poco baja para el mercado actual, pero que nos permitirá tomar instantáneas con una calidad adecuada en exteriores con buena luz natural. Sin embargo, a la hora de intentar captar escenas con cielo en situaciones de media iluminación, vemos que la cámara flaquea, dejando el cielo prácticamente blanco, o captándolo un poco más en detalle a costa de oscurecer la imagen.

Como vemos, se trata de una cámara que, pese a no ser espectacular, cumple perfectamente con lo esperado en un gama media.

Sonido

El ZenFone 4 Selfie cuenta con un conector de audio jack de 3,5 mm situado en la parte superior, e incorpora un juego de auriculares de regalo en la propia caja, un detalle que no suele verse hoy en día, pero que es de agradecer. El sonido máximo de las notificaciones es elevado, lo que permite escucharlas perfectamente incluso llevando el dispositivo en el bolso, o teniéndolo en otra habitación.

En lo que se refiere a la reproducción de contenido multimedia, el volumen máximo es más que satisfactorio, y calidad es bastante elevada. Sin embargo, se aprecia una notable distorsión en los niveles de volumen más elevados. Por otro lado, la calidad de sonido mejora notablemente con el uso de auriculares.

Conclusiones

El ASUS ZenFone 4 Selfie es un terminal muy completo, ideal para usuarios que busquen un terminal económico, sin renunciar a una buena experiencia de usuario ni a una buena cámara frontal. Por supuesto, se trata de un terminal que podría mejorar en cuanto a potencia o calidad de cámara, pero se trata de un terminal a la altura de las expectativas de la gama media y, sobre todo, de su precio.

Por ello, desde Game It queremos otorgar a este ASUS ZenFone 4 Selfie los galardones de Recomendado y Calidad/Precio.

Podéis encontrar el ASUS ZenFone 4 Selfie por 299 euros en Amazon o 238 euros en preventa en GearBest.

Categorías
Análisis HardwareAndroid

Desarrolladora de aplicaciones móviles de lunes a viernes y analista de todo tipo de cacharros en mis ratos libres

    RELACIONADO