Be Quiet Dark Rock 4, unboxing y review

Cuando el silencio no compromete al rendimiento

Normalmente dedicamos estas líneas a hacer una breve introducción de la marca, basándonos en la experiencia de haber probado otros productos y damos algunos datos del componente que vamos a analizar, pero en esta ocasión es diferente, en esta ocasión os traemos una nueva marca en Game It y es una marca cuyos productos nos han dejado siempre las ganas de probarlos y contaros nuestras conclusiones. Se trata de Be Quiet!, conocida por combinar productos con un acabado visual muy elegante, un rendimiento muy bueno y una baja sonoridad que nos presenta uno de los mejores disipadores que han pasado por la redacción, el Be Quiet Dark Rock 4.

Antes de comenzar queremos dar las gracias a Be Quiet por cedernos el material para su análisis.

Especificaciones técnicas

Veamos que nos aporta el fabricante acerca de este Be Quiet Dark Rock 4

Como podemos observas estamos ante un disipador compatible con los sockets Intel 1156, 1150, 1151, 2011, 2011-3 y 2066. Por la parte de la compatibilidad con AMD nos encontramos la posibilidad de instalarlo en socket AM2(+), AM3(+), AM4, FM1(+) y FM2. Tiene un peso total de 0.92 Kg y nos incluye una unidad de Silent Wings de 135 mm con control PWM, además de poder disipar hasta 200W.

Unboxing

Es hora de ver la presentación de Be Quiet de sus productos y como podéis observar, no podría ser mas cuidada con un embalaje minimalista y en el que solo encontramos en la parte frontal un producto que resalta sobre el cartón de color negro. Por otro lado, en los laterales tenemos las características destacadas como su diseño, su instalación o su nivel de sonoridad. En el otro lateral encontraremos algunos datos acerca de Be Quiet! en varios idiomas y finalmente en la parte trasera veremos una imagen detallada con algunas especificaciones técnicas que a su vez se completan con la tabla de la parte inferior.

Una vez abierto, el producto llega cuidadosamente embalado con espumas protectoras, pero lo mejor es que lo veamos gracias a este pequeña vídeo review que os traemos para que podáis ver la calidad de este producto.

Be Quiet! Dark Rock 4

Bien, es el momento de «diseccionar» este disipador que nos tiene encantados y que se sitúa en la gama alta por su rendimiento y estética. El Dark Rock 4 es un disipador en formato torre que se presenta con un acabo visual simplemente espectacular, que se aleja del RGB para ofrecer un acabado más profesional y minimalista que encaja a la perfección con cualquier elección de color de nuestras configuraciones. Su diseño, completamente en negro, incluye un protector en la parte superior que cubre los extremos de los heatpipes de aluminio cepillado con el nombre de la marca en plateado como único detalle que rompe la armonía monocromática de este componente.

El Be Quiet Dark Rock 4 es la nueva versión del anterior Dark Rock 3, el cual había dejado el listón muy alto en cuanto a prestaciones y diseño, pero Be Quiet ha querido ir más allá con este modelo incluyendo, además de la compatibilidad con los socket más recientes, una mejora  del rendimiento que ofrecía su predecesor elevando su poder de disipación los 190w a los 200w. Las dimensiones curiosamente se han visto reducidas siendo estas de 96.3 x 136 x 159.4 mm consiguiendo reducir el peso hasta los 0.92 Kg. La fabricación sigue siendo completamente en aluminio con una base de cobre niquelado, que suele ser el material utilizado en los disipadores de alta gama por su alta conductividad, disipando el calor hacia los 6 heatpipes de 6 mm de grosor que serán a su vez los encargados de distribuir el calor hacia las aletas de aluminio.

Como guinda en este Be Quiet! Dark Rock 4 nos encontramos con una unidad de los famosos ventiladores Silent Wings en su versión de 135 mm. Estos ventiladores con control PWM destacan por su gran eficiencia y su baja sonoridad, alcanzando un nivel máximo de sonoridad de tan solo 21.4 dBa, lo que se traduce en un sonido muy bajo mientras jugamos o hacemos tareas relativamente pesadas. Os adelantamos que durante las pruebas la sonoridad ha sido un punto que nos ha sorprendido bastante, al igual que el rendimiento y eso sin instalar otra unidad de 120 mm que podremos acoplar gracias a los adaptadores que incluye.

Respecto a su montaje lo único que podemos decir es que han simplificado la instalación al máximo. Backplate, cuatro tornillos, disipador y barra fijadora es lo único que vamos a necesitar para montar nuestro disipador y tenerlo funcionando en apenas 10 minutos. Como punto negativo, que puede verse solventado con instalar una unidad de 12o mm, es su compatibilidad con memorias de gran tamaño. Nuestro banco de pruebas hace uso de unas Corsair Vengeance LED que son relativamente altas y que entran en conflicto con el disipador anulando el primer banco de memoria RAM si queremos hacer uso de memorias con iluminación.

Test

Veamos que tal se comporta el Dark Rock 4 con el test de rendimiento AIDA64, para ello tomaremos las mediciones con una temperatura ambiente de 20º y entre lecturas dejaremos un tiempo de unos 10 minutos para obtener unos resultados más fiables.

Como podéis observar los resultados en nuestro equipo de pruebas son muy buenos ya que el i7 8700k es bastante caliente cuando trabaja al 100%. Otro aspecto a destacar es su sonoridad la cual apenas es perceptible ya que el ventilador no llega a trabajar al 100%, por lo que tenemos margen para hacer overclock.

Conclusiones

Este Be Quiet! Dark Rock 4 cumple con lo que promete, rendimiento y silencio al lo que se suma un acabado visual elegante y que dará ese toque distintivo a nuestros equipos. Si podemos adaptarnos a la altura de las RAM (o simplemente sustituir el ventilador de 135 mm por otro de 120 mm) estaremos ante uno de los mejores disipadores por aire en su rango de precio. Por eso desde Game It, queremos otorgar al Be Quiet! Dark Rock 4 los galardones de Producto Premium y Producto Recomendado. Si queréis haceros con el, podéis encontrarlo por 66.95€ en Amazon.es.

 

Categories
Análisis HardwareHardwarePCUnboxingVídeos

Diseñador web y amante de los videojuegos y el hardware en general. Todo empezó con una NES, un perro y un fontanero. Entrar en ese mundo y saber que todo depende de tu habilidad no tiene precio.
    No Comment

    Leave a Reply

    *

    *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Últimos posts

    RELATED BY