BeQuiet-Shadow-Rock-3

BeQuiet Shadow Rock 3, review y unboxing en español

Analizamos el BeQuiet Shadow Rock 3, un disipador con un rendimiento excelente y una sonoridad imperceptible ...

Volvemos a nuestra sección de hardware de la mano de BeQuiet, para prepararnos de cara al calor estival con su BeQuiet Shadow Rock 3. Para todos aquellos que no lo sepáis, BeQuiet es una marca enfocada al alto rendimiento manteniendo una sonoridad ínfima en nuestros equipos. Por tanto, el target de este Shadow Rock 3 no es otro que el de mantener bien refrigerado nuestro procesador sin descuidar la sonoridad del disipador para conseguir tales temperaturas.

Antes de comenzar, agradecer a BeQuiet la cesión del disipador para la realización de la review

Videoreview y unboxing

Como siempre, hacemos gala de nuestro canal de YouTube para mostraros de la forma más dinámica posible el unboxing y la review de este Shadow Rock 3.

El BeQuiet Shadow Rock 3

Llega el momento de meternos de lleno con la review propiamente dicha. Para ello comenzamos con la tabla de especificaciones técnicas del Shadow Rock 3.

Como podéis ver, estamos ante un disipador con un TDP máximo de 190W compatible con prácticamente todos los sockets del mercado. El disipador cuenta con unas dimensiones de 121 x 130 x 163 mm, lo que nos da una amplia compatibilidad con chasis.

La torre del Shadow Rock 3 cuenta con un total de 30 aletas de aluminio. Comparado con el modelo anterior, encontramos un menor número de aletas y, por ende, una reducción de la superficie de disipación de la torre. Esto se debe a que desde BeQuiet han apostado por reducir la densidad de las aletas para favorecer el airflow a través de las mismas. Destacar que, gracias al diseño asimétrico de la torre el disipador no interfiere con los slots de la memoria RAM, siendo compatible con cualquier módulo.

Para compensar la disminución de superficie de disipación, se han aumentado el número de heatpipes. En total encontramos un total de 5 heatpipes de 6 mm en la torre del disipador. Otro cambio importante es que estos heatpipes entran en contacto directo con la superficie del procesador, en vez de tener el baseplate de la torre como intermediario. Gracias a esto se consigue una disipación mucho más rápida y eficiente del calor generado por el procesador.

El ventilador escogido para este Shadow Rock 3 es un Shadow Wings 2 PWM high-speed. Este ventilador cuenta con un rotor de 4 polos para un funcionamiento más estable y silencioso. En lo referente al régimen de revoluciones, podrá alcanzar hasta las 1600 rpm con una sonoridad máxima de 24.4 dB.

Por tanto, el conjunto promete ser un disipador de un tamaño contenido y con una sonoridad mínima. En el apartado estético, destacar su cubierta bicolor en aluminio y negro con el logotipo de la marca. Obviamente, tratándose de BeQuiet, el RGB no tiene cabida en el diseño del disipador. Este hecho puede ser criticado por muchos y alabados por otros, en nuestro caso nos centramos en la eficiencia y baja sonoridad que caracteriza a la marca y que tanto nos encanta.

Tests

Como es habitual, montamos el disipador en nuestro banco de pruebas para proceder a testearlo:

Comprobamos las temperaturas en reposo del equipo en reposo con Aida64, obteniendo los siguientes resultados:

Posteriormente, estresamos el equipo con el mismo software con el siguiente resultado.

Como podéis ver, el disipador mantiene al 9700K perfectamente controlado y, además, ofrece una recuperación instantánea tras finalizar el estrés. Sabemos que, a priori, las temperaturas no parecen las más bajas de los disipadores que hemos analizado pero es algo que detallaremos en el siguiente apartado.

Conclusiones

El BeQuiet Shadow Rock 3 es el disipador que, hasta ahora, mejor relación eficiencia-sonoridad nos ha ofrecido en este inicio de 2020. Sabemos que las temperaturas, pese a ser excelentes, no parecen las propias de un disipador de alto rendimiento. No obstante, a esto hemos de añadirle que el disipador es completamente inaudible con el chasis cerrado incluso bajo estrés. Por tanto, y teniendo en cuenta que es un disipador con un tamaño comedido, con total compatibilidad con módulos de RAM y prácticamente cualquier chasis y un precio más que asequible solo podemos deshacernos en elogios hacia BeQuiet por este Shadow Rock 3, y esperamos con mucha expectación la renovación de sus disipadores de gama alta.

En lo referente al precio, podéis adquirir el BeQuiet Shadow Rock 3 por 58.95€ en Coolmod.

Por todo esto, otorgamos los galardones de Prestaciones, Diseño, Producto Recomendado y Calidad Precio de Game It al BeQuiet Shadow Rock 3.

Categories
Análisis HardwareGame It

Generación del 82, me encanta el mundo de los periféricos, el hardware y los videojuegos. Llevo GameIt en la sangre
    2 Comments on this post.
  • WD Black SN750 NVMe SSD, review y unboxing en españolWD Black SN750 NVMe SSD, review y unboxing en español
    2 abril 2020 at 13:00
    Leave a Reply

    […] Disipador BeQuiet Shadow Rock 3 […]

  • Razer Cortex, review en español de la versión de 2020Razer Cortex, review en español de la versión de 2020
    5 abril 2020 at 12:24
    Leave a Reply

    […] Disipador BeQuiet Shadow Rock 3 […]

  • Leave a Reply

    *

    *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Últimos posts

    RELATED BY