LOADING

Type to search

Análisis Hardware Android

BQ Aquaris X, análisis y unboxing

Share

Desde hace ya algunos meses, en Game It realizamos análisis de smartphones de diversas marcas, precios y características. Hoy llega a nuestra redacción la firma española BQ, con quien no habíamos trabajado hasta el momento, y a la que queremos agradecer la confianza depositada en nuestro medio al permitirnos analizar el BQ Aquaris X, un completo smartphone que cuenta con procesador Qualcomm Snapdragon 626 de 8 núcleos, 3GB de memoria RAM y 32GB de almacenamiento interno. Sin embargo, más allá de estas especificaciones, la estrategia de ventas del fabricante para este modelo se centra en su cámara, prometiéndonos obtener los mejores resultados en cada foto.

Características técnicas

 

Unboxing

El BQ Aquaris X se comercializa en una sencilla caja de color negro, donde predomina la letra X, que da nombre a este modelo. En uno de sus laterales encontraremos un pequeño resumen de las especificaciones de este terminal. En esta caja, que resulta muy sencilla de abrir, no encontraremos ninguna imagen del propio dispositivo, una estrategia que últimamente siguen muchos fabricantes.

Una vez abierta la caja, tirando de uno de los laterales de la misma, nos encontraremos con el propio dispositivo, y una pequeña caja de cartón negro, que contiene el manual de instrucciones, una púa para abrir la bandeja de SIM, un cable USB y un adaptador de corriente compatible con carga rápida QC 3.0 de Qualcomm.

BQ Aquaris X

El BQ Aquaris X es un dispositivo con un diseño sencillo pero atractivo, en el que se evita el uso de materiales tan de moda últimamente como el cristal o la cerámica, en favor del policarbonato, lo que le otorga no sólo un buen tacto, sino que evita que la trasera del terminal se llene de marcas de huellas.

En la parte frontal del mismo destaca una pantalla de 5.2 pulgadas, un tamaño ideal para quienes quieren consumir contenido multimedia pero no desean un dispositivo difícil de manipular con una sola mano, o guardar en un bolsillo. En la parte superior del frontal, encontramos, como es habitual, el altavoz para llamadas, el sensor de proximidad, el LED de notificaciones y la cámara frontal acompañada de un flash que nos ayudará a obtener el mejor resultado a la hora de tomar selfies. Por su parte, debajo de la pantalla encontraremos los botones táctiles, que no son retroiluminados. Los botones de atrás y recientes tienen forma de punto, mientras que para el botón home se utiliza el logo de la marca en color plateado. La pantalla cuenta con tecnología 2.5D, lo que confiere un aspecto y tacto agradables a la pantalla, además de mejorar los ángulos de visión, en detrimento, eso sí, de la posibilidad de encontrar un protector de cristal templado que se ajuste bien al terminal.

En la parte trasera de este BQ Aquaris X la cámara principal, situada en el extremo superior izquierdo. Debajo de la misma, encontraremos un flash de doble tono. Por su parte, el sensor de huellas tiene forma circular y se sitúa en la parte superior del terminal, centrado horizontalmente.

En lo que al resto del terminal se refiere, nos encontramos con una distribución bastante clásica, con el puerto de audio jack en la parte superior, botonres ded volumen y bloqueo en el lateral derecho, bandeja SIM en el lateral izquierdo, y micrófono, altavoz y puerto USB Type-C en la parte inferior.

Los botones laterales tienen un tamaño y forma más que adecuados, proporciconando un muy buen feedback y siendo muy sencillos de manipular.

Software y rendimiento

El BQ Aquaris X monta un procesador Qualcomm Snapdragon 626, de 8 núcleos con una frecuencia de hasta 2.2 GHz, acompañado por una GPU Qualcomm Adreno 506, 3GB de memoria RAM y 32GB de almacenamiento interno, de los cuales unos 24 quedan disponibles para el usuario, y que pueden ser ampliados mediante microSD.

Como vemos, se trata de un conjunto de especificaciones propio de la gama media, que nos permitirá mover con soltura todo tipo de aplicaciones de uso diario como gestores de correo, redes sociales, aplicaciones de mensajería, etc. En cuanto a su uso con juegos exigentes, como podría ser el caso del Asphalt 8, la experiencia es correcta en carreras, aunque puede producirse algún pequeño lag durante las animaciones del juego.

A continuación, os dejamos los datos que han arrojado los diversos tests sintéticos a los que hemos sometido a este BQ Aquaris X.

El BQ Aquaris X se comercializa con Android Nougat 7.1.1, y la firma ha anunciado que este terminal será actualizado a Android Oreo, la última versión del sistema operativo del pequeño androide verde, aunque desconocemos cuándo se empezará a liberar dicha actualización. En cualquier caso, se trata de una excelente noticia, tanto para los poseedores de este terminal, como para aquellos usuarios que estén considerando su compra.

Como es habitual, la firma española entrega este terminal sin apenas modificaciones en el software, lo que permite a los usuarios disfrutar de una experiencia muy similar a la de un dispositivo Nexus o Pixel

Autonomía

El BQ Aquaris X cuenta con una batería de 3.100 mAh, que nos permitirá llegar al final de la jornada incluso con un uso bastante intensivo. En nuestro caso, hemos utilizado el terminal para manejar varias cuentas de correo electrónico, redes sociales, aplicaciones de mensajería, música en streaming, y juegos como el Pokémon Go, que destacan por ser grandes enemigos de una buena autonomía. Bajo estas condiciones de uso, hemos conseguido llegar al final del día, con unas 4 horas de uso de pantalla. Por lo tanto, un uso más comedido, propio del usuario medio, proporcionará resultados más que satisfactorios.

Por otro lado, el BQ Aquaris X incorpora la tecnología de carga rápida QC 3.0 de Qualcomm, lo que nos permitirá realizar una carga completa en menos de 2 horas, o cargar un porcentaje significativo de la batería en poco tiempo.

Pantalla

El BQ Aquaris X monta una pantalla de 5.2 pulgadas, con resolución Full HD y 424 píxeles por pulgada. En este caso, el fabricante ha optado por no sumarse a la moda de las resoluciones 2K o incluso 4K, una decisión más que acertada en nuestra opinión, ya que la diferencia de resolución es apenas imperceptible en este tamaño de pantalla, pero se garantiza una mejor autonomía.

En nuestro caso, hemos analizado el terminal en color negro, un color que ayuda a disumular los marcos de pantalla, hasta el punto de que son casi imperceptibles para el usuario.

El brillo máximo de este BQ Aquaris X es de 650 nits, más que suficiente para su uso en exteriores a plena luz solar. Sin embargo, el ajuste de brillo automático no funciona del todo bien, proporcionando un ajuste de brillo escaso en algunas ocasiones, y muy lento a la hora de sacar el móvil del bolsillo y empezar a utilizarlo en exteriores.

Por otro lado, esta pantalla cuenta con cristal Dinorex y tratamiento antihuellas, que nos ayudarán a protegerla y sacarle el máximo partido. Ambos puntos son especialmente importantes al tratarse de una pantalla 2.5D, ya que su forma dificulta mucho el uso de protectores de pantalla de cristal templado.

Una cámara a la altura de la gama media

Tal y como decíamos al inicicio de esta review, la cámara es el aspecto más destacado de este terminal en palabras de su fabricante, hasta el punto de que, al entrar en la página de producto del terminal en la web de BQ, lo primero que encontraremos son varias secciones enfocadas a la cámara del terminal, teniendo que desplazarnos por la página para encontrar especificaciones de relevancia como el procesador utiliado o la memoria RAM.

Este BQ Aquaris X monta un sensor Sony IMX298 de 16 megapíxeles, con tecnología PDAF de enfoque rápido y 6 lentes Largan con apertura f/2.0. Además, la cámara está acompañada por un flash de doble tono, que permite lograr los mejores resultados en cada escenario.

En condiciones de luz abundante, la cámara proporciona muy buenos resultados, aunque la toma de fotografías de calidad se complica a la hora de tomar macros con iluminación media/baja, algo esperable en un dispositivo cuyo precio no llega a los 300 euros.

La aplicación de cámara que integra este BQ Aquaris X nos ha sorprendido muy gratamente, ya que es muy sencilla de utilizar y dispone de 3 modos de disparo: Manual, automático y escenas. Además, diospone de modos panorámica, foto, vídeo y motions, apartado bajo el cual se encuentran las opciones de slow motion y time-lapse.Por otro lado, nos permite guardar nuestras capturas en formato RAW, lo que nos permitirá editar las fotografías a nuestro gusto, en lugar de utilizar los ajustes de post-procesado automático del fabricante.

El modo manual de la cámara nos permite ajustar diversos parámetros como la exposición, el balance de blancos, la ISO, la velocidad de obturación o el enfoque. Así, aquellos usuarios más experimentados podrán sacar mayor partido a la cámara de este BQ Aquaris X.

Por otra parte, como es habitual hoy en día, este BQ Aquaris X dispone de HDR, repartido en este caso a través de dos modos: HDR y HDR+. Por otra parte, también disponemos de un modo HDR automático, en el que el propio software de cámara determina cuándo es necesario utilizar rl HDR y cuándo no. En general, el ajuste de HDR automático obtiene muy buenos resultados, aunque podemos ver algún exceso de saturación en fotografías tomadas con HDR+.

A continuación, os dejamos una pequeña muestra de fotografías tomadas en modo automático.

En cuanto a la cámara frontal, contamos con un sensor de 8 megapíxeles que, aunque puede parecer modesto a priori, lo cierto es que se comporta la mar de bien. Además, también permite la opción de utilizar el modo HDR. Por otro lado, dispone de un ajuste para belleza, que, como su nombre indica, suaviza imperfecciones y añade brillo al rostro. Además, este BQ Aquaris X cuenta con un flash frontal, que nos permitirá tomar selfies de calidad incluso en condiciones de baja luz.

Sonido

El BQ Aquaris X5 dispone de un altavoz situado en la parte inferior del terminal, a la derecha del conector USB Type-C. En este caso, el fabricante no ha optado por mantener la simetría, por lo que a la derecha del conector Type-C sólo veremos un pequeño punto, en forma de micrófono.

La calidad de sonido del altavoz del BQ Aquaris X es más que mejorable, distorsionando muy pronto, sin necesidad de subir a volúmenes elevados. Sin embargo, se trata de un mal que padecen muchos smartphones de hoy en día, por lo que no podemos penalizar demasiado al dispositivo en este aspecto. A la hora de utilizarlo con auriculares, que es el caso de uso más real, obtendremos unos resultados a la altura. En este apartado, cabe destacar también que el fabricante ha optado por mantener el clásico jack de 3.5 mm, por lo que no nos veremos obligados a utilizar auriculares inalámbricos o Type-C, aunque podremos hacerlo si así lo deseamos.

Conclusiones

El BQ Aquaris X es un terminal muy completo, ideal para aquellos usuarios que busquen un terminal económico, de calidad y con soporte del fabricante en cuanto a actualizaciones de software. Por supuesto, el terminal cuenta con algunos aspectos mejorables, como el sonido o la cámara en condiciones de baja luz, aunque se trata de pequeños defectos que aparecen en la mayoría de dispositivos de gama media, e incluso algunos de gama alta, por lo que no vemos aquí un motivo para descartar este BQ Aquaris X.

Por otro lado, se trara de un dispositivo ideal no sólo para el usuario medio, sino también para aquellos que, como quien escribe, no quieren terminales con capas de personalización agresivas y prefieren optar por una apariencia Android stock.

Por todo lo anterior, desde Game It otorgamos a este BQ Aquaris X los galardones de recomendado y calidad/precio.

Este terminal puede adquirirse por un precio de 279.90 euros en la propia web del fabricante, con envío gratuito y posibilidad de financiación hasta en 12 meses.

Tags:
Cristina Sánchez

Desarrolladora de aplicaciones móviles de lunes a viernes y analista de todo tipo de cacharros en mis ratos libres

  • 1

You Might also Like

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.