LOADING

Type to search

Análisis PC Vídeos

Bullshot. Análisis PC

Share

Hoy os traemos el nuevo título del estudio gallego Gato Salvaje, Bullshot, un spin off de su aventura AR-K. El inicio del propio juego ya nos indica que nos estamos adentrando en una historia que ya está empezada y lo que estamos realizando simplemente es el desenlace de unos acontecimientos previamente vividos.

Lo poco que nos cuenta narrativamente el juego nada más comenzar es lo siguiente, a 20 años luz de la estación espacial AR-K se encuentra el planeta Valer, poblado por los tranquilos valerianos. Después de años de guerra, unos invasores, los terribles cardesianos dominan con puño de hierro a sus habitantes, privándoles de su libertad y su querida tarta de manzana. Los malvados cardesianos intentan aplastar cualquier conato de resistencia, pero el valeriano Frank F. Franky, presidente de los Bulls of Anarchy, oculta su verdadera identidad para poder acabar con ellos desde dentro y liberar a toda su raza del yugo cardesiano que los somete.

Un buen juego que recuerda a clásicos

En nuestras manos tenemos el control de un toro muy cabreado llamado Frank, con una gran cantidad de armas de las que iremos dando buena y justa medida. Tendremos que avanzar por sus nueve escenarios en los que encontraremos toda clase de detalles y eventos que tenderán a tener un carácter cómico.

El juego se queda encuadrado en un estilo de corre y dispara, para los políglotas Shoot and Run, recuperando un estilo de juego que se acerca en gran medida a lo que puede ofrecernos un Metal Slug. Pero el título tira de recursos y contextos propios ganando en personalidad y contundencia de cara al jugador, además tendremos que sumarle un ligero toque plataformero.

Nada más comenzar y sin ofrecernos un tutorial demasiado expansivo empezamos a ver las bonanzas que nos ofrece Bullshot en su manera de jugar. En primer lugar el personaje puede disparar de manera indiscriminada en todas las direcciones simplemente apuntando con el analógico derecho de nuestro mando. Con este método podremos usar toda las armas que vayamos consiguiendo y adquiriendo. Conforme avancemos deberemos seguir reuniendo munición, y qué mejor lugar para encontrarlo que los cadáveres que hemos destrozado, estos desaparecerán y en su lugar quedará la munición del arma que poseía nuestro enemigo. Por otro lado podremos adquirir unas máscaras que nos servirán de puntuación o de créditos para poder desbloquear los otros cuatro personajes disponibles así como otra serie de cosas.

Al sistema de disparo tenemos que añadirle la posibilidad de saltar, pero no hacia abajo, por lo que para bajar niveles tendremos que recurrir siempre a un agujero o una escalera. Visto que podemos saltar y disparar de manera indiscriminada la tercera acción que puede realizar Frank es la de ocultarse en las sombras. Esto nos sirve para pasar a un segundo plano y de este modo que la mayoría de enemigos no pueda alcanzarnos ni dispararnos. Estamos casi seguros de que esta medida se tomó debido a la dificultad de base con la que se programó el juego y gracias al feedback de las personas que confiaron en este producto en su salida a Steam Early Acces.

Por último, y como no podía ser de otra manera, nuestro toro Frank tiene la habilidad de embestir a los enemigos a una velocidad desorbitada. Esta habilidad en un principio nos parece extremadamente contundente y demoledora pero toma otro cariz en el momento en el que tenemos enemigos que explotan al impacto. Esto es de vital importancia ya que no moriremos con un solo golpe sino que tendremos una salud porcentual que ira de creciendo en función de los impactos que recibamos y la intensidad de los mismos.

En lo referente a la munición y armamento, encontraremos toda clase de cachivaches a nuestra disposición, siendo el arma principal una ametralladora infinita. También podremos disfrutar de armas tan singulares como un lanzagranadas, lanzallamas o lanzamisiles, además de otras sorpresas reservadas para aquellos valientes que supere los niveles altos.

Encontraremos toda clase de enemigos, en su mayoría sencillos de abatir. Pero esto será una anécdota al lado de los auténticos rivales del juego, enemigos fortificados con escudos y con armas que triplican nuestro tamaño y que dado el reducido espacio donde debemos combatirles son extremadamente complicados. Como no puede ser otra manera encontraremos jefes finales a los que coger el truco, sino queremos ser totalmente aniquilados.

Por otro lado será de vital importancia encontrar el punto de control para que no estemos repitiendo demasiadas veces lo mismo y de esta forma el juego se quede en anodino. Todo esto a lo largo de nueve niveles distintos con cinco subniveles en los que seguro más de uno sacara una sonrisa con algunos detalles que incluye, como en el primer sub nivel donde nos tocará destrozar un coche, como si del Street Fighter se tratase.

Pero hay muchas cosas más

A todas estas maravillas hay que añadirle la posibilidad de jugar en cuatro modos visuales diferentes, como blanco y negro, estropeado o de televisión antigua, que quizás carezcan de mucho sentido ya que empeoran notablemente la experiencia de juego pero que nos muestra ese intento de recuperar los juegos de los años noventa.

Nosotros nos quedamos con el filtro de HD para disfrutar de un juego que está muy bien terminado en todos los aspectos, recogiendo todos los elementos del universo que previamente ya habían creado e intentando aunarlos en esta aventura. Aunque el juego comience saliendo de las sombras disfrutaremos de una resolución y una calidad gráfica conservadora pero del siglo XXI.

La banda sonora acompaña perfectamente en todo momento conservando el estilo de los años dorados de este género. Además la banda sonora va acompañada de comentarios sarcásticos en hasta 25 idiomas, cosa que es de agradecer cuando en juegos que tienen una producción mucho más amplia y costosa no consiguen ni traducirlo a dos.

A lo anteriormente nombrado tendremos que añadir la inclusión de un modo multijugador tanto local como en red para hasta cuatro jugadores emulando a lo que podríamos disfrutar en un Super Smash Brosh Brawl, salvando las diferencias. Pero es innegable y muy de agradecer que intenten dar más vida al título con la inclusión de este modo, siendo una buena manera de demostrar al mundo las habilidades que hemos adquirido en Bullshot.

Conclusión de Bullshot

El carácter de frenético de cada uno de los niveles, de la introducción de ciertos niveles cómicos que nos recuerdan a sagas pasadas, además de la gran introducción de armas, formas de matar y de superar el nivel gracias al modo sombra hacen de este título un gran propuesta. Es entretenido y difícil a partes iguales por lo que es más que recomendable, sobre todo si nos decimos que un juego cuesta 4,99€. Por todo esto creemos que Bullshot cumple la perfección con la tarea para la que sido creado, entretener, divertir y desesperar a todos aquellos que apoyen un producto nacional y más concretamente de Galicia.

Tags:
Antón Vázquez Mora

Con tan solo cuatro años mi padre me puso el mando de una colecovision en la mano, treinta años mas tarde la aventura continua. Escritor auto editado, guionista y diseñador 3D es el bagaje laboral que acredito.

  • 1

You Might also Like

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.