Chicken Range

Chicken Range. Análisis Nintendo Switch

Análisis para Nintendo Switch de Chicken Range, el nuevo videojuego desarrollado por el estudio NYX y distribuido por Funbox Media.

Los títulos indie siguen llegando a la consola de Nintendo, algunos con más repercusión que otros y enfocado a un público totalmente diferente. En esta ocasión hemos podido analizar Chicken Range, título desarrollado por NYX y distribuido por Funbox Media, mientras que en España podemos disfrutar del mismo gracias a la mano de Meridiem Games.

Un título sin cuajar

Chicken Range es un juego la mar de peculiar que aun teniendo en cuenta el público al que va enfocado no acaba de cuajar como debería con más contras que pros en su desarrollo. El equipo de NYX ha querido ofrecer un título más accesible sacrificando aspectos muy importantes para presentar un producto decente que, finalmente, no cumple ni siquiera con los mínimos.

La premisa principal consiste en derrotar a las diferentes gallinas que aparecen en pantalla, para ello debemos ser rápidos y disparar a todas ellas a lo largo del mapa. Claro, siempre y cuando el torpe e impreciso control nos lo permita. Tampoco decimos que sea imposible acertar el disparo a las gallinas, con un poco de habilidad se consigue sin problemas, pero esto no quita que la sensibilidad del puntero sea demasiado ruda y estorbe más que ayudar. Sobre todo si tenemos en cuenta la envergadura del proyecto y lanzamientos indies con menos presupuesto que consiguen mejores resultados.

La dimensión del campo es dos veces mayor de lo que se muestra, por lo que debemos navegar por él a través del joystick izquierdo para cambiar la cámara de lugar y derrotar más gallinas. Estas, a su vez, irán lanzándonos huevos a la pantalla de forma regular hasta cubrir nuestra visión por completo. Si esto ocurre, podemos utilizar una herramienta de borrado para limpiarla y poder continuar con nuestro cometido. No obstante, este objeto solo podrá usarse una vez a no ser que consigamos una caja de armamento.

Antes de cada pelea debemos equiparnos con 3 armas donde podemos escoger entre pistolas, fusiles y subfusiles, habiendo un total de 8 armas en términos globales. De las cuales 4 de ellas están disponibles desde el inicio y las demás se tienen que desbloquear subiendo de nivel. Una vez dentro del campo de batalla y cada cierto tiempo caerá del cielo la mencionada caja de armamento, con ella recuperamos la munición perdida hasta el momento.

Chicken Range

El juego se compone de un total de 8 niveles que se pueden jugar tanto solo como acompañados de un segundo jugador, pero ni por esas el modo multijugador hace que el juego sea entretenido o al menos divertido. Jugablemente estamos ante un título que no ofrece nada, ya no en términos de innovación porque tampoco lo busca, sino que ni siquiera llega a complacernos en los aspectos más básicos. Además, para terminar de completar la experiencia de modos de juego, Chicken Range cuenta con un minijuego especial al más puro estilo Flappy Bird. Un pequeño gesto que se agradece aunque no es suficiente para convertirlo en un buen título y más aún teniendo en cuenta que esto “ya no se lleva”.

Conclusión Chicken Range

Como conclusión, debemos decir que Chicken Range no cumple con los requisitos mínimos para ser un buen videojuego. La experiencia de juego no es satisfactoria, su jugabilidad a parte de ser aburrida es imprecisa y ruda, y su contenido queda muy distante de ser entretenido. Aunque su público sea uno más joven, estamos seguros que hasta ellos se aburrirían rápidamente de él. Se salvan un poco apartados como el sonido y el dibujo infantil y desenfadado, pero tampoco son puntos clave a tener muy en cuenta por su falta de dedicación o carisma.

Política sobre notas en Game It.

Chicken Range
1
Chicken Range
The Good
  • Un modo Flappy Bird (?)
  • La variedad de gallinas.
The Bad
  • Jugabilidad tosca, imprecisa y aburrida.
  • Nula experiencia de juego.
  • Pésimo
    1
Categorías
AnálisisNintendoNintendo SwitchPS VitaSonyVídeos

Gamer desde 1994. Amante de la fotografía y los videojuegos. Artista en mis tiempos libres. Aprendiz en diseño gráfico/web e informática. Maestro Pokémon y Cazador experto en Monster Hunter. Un gamer que juega a todo tipo de juego y consolas. Sígueme en mis redes sociales:

RELACIONADO