Corsair H110i GTX, review y unboxing

Una RL bonita y sumamente eficiente
Corsair-H110i-GTX

No es el primer componente que analizamos de Corsair, con el buen sabor que nos dejaron sus fuentes de alimentación RMX y RMI afrontamos el análisis de una RL con unas características que, a priori, prometen bastante ya que es la RL (refrigeración líquida) AIO (all in one) de Corsair con mayor capacidad de refrigeración del mercado: hablamos de la RL Corsair H110i GTX.

Como siempre os dejamos el unboxing del producto para ir calentando motores antes de meternos de lleno con la review.

Características
Captura

La verdad es que la tabla de características que encontramos en la web oficial del producto se nos hace algo escasa, así que vamos a ir ampliándola en la review. 5 años de garantía y  soporte para  los sockets  AM2, AM3, FM1 y FM2 de AMD así como los 1150, 1155, 1156, 1366, 2011 y 2011-3 de Intel. Veamos los detalles de los componentes de esta Corsair H110i GTX por separado.

Bomba

La bomba de la RL Corsair H110i GTX viene protegida con un blíster de plástico que evitará que ésta se ralle, perdiendo superficie de contacto con el micro, a la par que protege una finísima y uniforme capa de pasta térmica que viene preaplicada. Otro aspecto a tener en cuenta es que la bomba viene con el adaptador para la plataforma Intel preinstalado, en el caso de que tengamos un PC AMD bastará con cambiar el adaptador y proceder al montaje.

La bomba de la Corsair H110i GTX cuenta con un conector USB que enlazará la bomba con un puerto USB 2.0 de nuestra placa base, permitiendo así el flujo de datos entre ambos dispositivos y la configuración de la bomba y  sus correspondientes perfiles  de rendimiento a través del software Corsair Link. Otro aspecto que podremos configurar de la bomba a través del software será el color de la retroiluminación del logotipo serigrafiado en ésta, pudiendo optar entre cualquiera de los colores del espectro RGB o que varíe según la temperatura del cooler.H110i_GTX-COLORS

El montaje de la bomba es sumamente sencillo, puesto que además de instalar el backplate con unos simples pernos bastará con sujetar la bomba con unos tornillos. Estos tornillos tienen el cabezal más grueso de lo normal y con el perfil estriado, al igual que los que encontramos en las tapas de los chasis (o gabinetes si nos leéis desde Sudamérica), que permitirán montar la bomba de la refrigeración Corsair H110i GTX sin hacer uso del destornillador. La conexión del cableado también es sumamente sencilla, puesto que solo consta de dos conectores para los ventiladores incluidos en el pack, un conector de 3 pines que irá en el puerto del ventilador de la CPU de la placa base y un conector SATA de alimentación.

Ventiladores

En el kit de la RL Corsair H110i GTX incluye dos ventiladores PWM de 140mm. Estos ventiladores tienen una velocidad máxima de rotación de 2.000 rpm, generando un caudal de 104.65 CFM, con una presió de 3.43 mm-H2O y un ruido máximo de 40 dB(A). La velocidad de rotación, y por tanto el ruido generado por los ventiladores, dependerá de las necesidades de refrigeración de la CPU y del perfil que tengamos seleccionado a través del software de gestión y control Corsair Link.IMG_3599

Radiador

Llegamos al final de la descripción del AIO Corsair H110i GTX con el radiador, se trata de un radiador de 280mm capaz de soportar hasta cuatro ventiladores de 140 mm. Cuenta con un detalle en color aluminio en cada lateral que incluye en logotipo de Corsair en relieve.

Tal y como hemos comentado en el vídeo, en el manual de usuario del kit AIO Corsair H110i GTX, la marca recomienda montar los ventiladores en la parte interior (la que queda más cercana al interior del equipo) del radiador y empujando el aire del interior de la caja hacia el exterior a través del radiador. Esto tiene su lógica, puesto que aprovechando los ventiladores de la TL expulsamos el aire caliente del interior de la caja y lo usamos para refrigerar la CPU. La gran pega de esto es que estamos usando aire caliente, o tibio, para refrigerar; por lo que la eficiencia de la RL Corsair H110i GTX disminuye drásticamente (hasta un 25%). Por tanto es recomendable montar los ventiladores en la cara externa del radiador, empujando aire del exterior del equipo a través del radiador hacia el interior del mismo. La pega que encontramos aquí es que estamos metiendo aire caliente en el equipo, por lo que deberemos tener un chasis con un buen airflow para que esto no nos suponga ningún problema.

Nosotros hemos optado por esta configuración para la realización de los tests del kit Corsair H110i GTX.

Tests

Para la realización de los tests hemos usado el siguiente equipo obteniendo datos con el software AIDA 64 y el propio  Corsair Link:

  • Procesador: Intel I7 4770K, cortesía de Mountain
  • Placa base: Gigabyte Z97X-UD5H-BK, cortesía de Gigabyte
  • Fuente de alimentación: Corsair RM750i
  • Tarjeta Gráfica: MSI GTX760 Twin Frozr OC 2 GB
  • Disipador CPU: Corsair H110i GTX

Reposo

Como cabe esperar con el equipo en reposo la refrigeración Corsair H110i GTX ni se inmuta, pudiendo tener activo el modo silencioso de la misma para que los ventiladores se mantengan sobre las 600 rpm y sean prácticamente imperceptibles. Como podréis ver el rango de temperaturas del micro es totalmente estable.reposo

Estrés

Vamos a darle un poquito de caña a la refrigeración Corsair H110i GTX, para ello activaremos el modo performance utilizando el software Corsair Link estrujando así el máximo potencial de la refrigeración líquida.

Como podéis ver la refrigeración Corsair H110i GTX mantiene en todo momento al procesador rondando los 50 grados, no llegando a usar el 100% de su capacidad de refrigeración ya que los ventiladores se mantienen sobre las 1.400 rpm. Por tanto tenemos potencia de reserva para cuando las temperaturas ambientales suban más, puesto que durante la realización de las pruebas rondaban los 22ºC.

Software de gestión

No es la primera vez que trabajamos con el software Corsair Link, por lo que no vamos a detenernos demasiado en él. Tiene una interfaz y un funcionamiento muy intuitivos y Corsair sigue actualizándolo regularmente para hacerlo cada vez más eficiente. Os dejamos con el vídeo que hicimos al respecto en su día.

Conclusiones de la Corsair H110i GTX

Poco tenemos que añadir a todo lo visto anteriormente, con un uso normal del equipo y el perfil «quiet mode» activado la refrigeración líquida no genera el más mínimo ruido puesto que sus ventiladores se mantienen en torno a las 600 rpm. Obviamente si vamos a estrujar un poquito más el micro no tendremos problema, puesto que ha superado satisfactoriamente nuestro test de estrés. En lo que a estética y materiales de fabricación se refiere no podemos sino deshacernos en elogios hacia Corsair, puesto que han conseguido darle un toque muy atractivo utilizando los mejores materiales para obtener un resultado excelente, totalmente acorde con el rendimiento del Corsair H110i GTX.

Por todo esto otorgamos un merecidísimo galardón de Platino de Game It al kit de RL AIO Corsair H110i GTX y lo recomendamos.

 

Corsair H110i GTX
Corsair H110i GTX
Categorías
Análisis HardwareHardwarePCUncategorized

Generación del 82, me encanta el mundo de los periféricos, el hardware y los videojuegos. Llevo GameIt en la sangre

    RELACIONADO