Corsair Ironclaw RGB Wireless, review y unboxing

Analizamos el Corsair Ironclaw RGB Wireless, el ratón definitivo para manos grandes y agarre palmar
Corsair Ironclaw RGB Wireless

Hoy volvemos a analizar un producto Corsair,  una de nuestras marcas fetiche en el ámbito de los periféricos, y lo hacemos con uno de sus últimos ratones especialmente enfocado para aquellos usuarios que, como un servidor, cuentan con manos grandes o son predilectos del agarre palmar: el Corsair Ironclaw RGB Wireless. La carta de presentación de este ratón, dejando a un lado el tipo de agarre y el tamaño de nuestra mano, es bastante completa: 10 botones programables, conectividad wireless 2’4Ghz y Bluetooth, batería de larga duración y un sensor de alto rendimiento. Si todo esto os parece top, hay que decir que el Corsair Ironclaw RGB Wireless ofrece mucho más, así que atentos a la review.

Unboxing

Vamos a ver en profundidad la carta de presentación de este ratón, su embalaje, y lo vamos a hacer en pleno directo con este vídeo que hemos hecho para nuestro canal de Youtube

Características técnicas

Veamos la tabla de especificaciones técnicas del Corsair Ironclaw RGB Wireless

Como podéis ver estamos ante un ratón bastante generoso en lo que a tamaño se refiere, ya que cuenta con unas dimensiones de 130 x 80 x 45 mm y un peso de 130 gramos. En lo que a conectividad se refiere podremos optar por una conexión wireless de baja latencia, de la que hablaremos más tarde, Bluetooth y conexión por cable para que podamos seguir jugando mientras se carga la batería. En lo que a autonomía se refiere ésta será de 16 h en modo wireless y con la iluminación encendida llegando a las 24 h si apagamos la iluminación y 30/50h si hacemos uso de la conexión Bluetooth  con/sin la iluminación LED encendida.

El sensor escogido para este Corsair Ironclaw RGB Wireless es un Pixart PPMW339 (óptico) que cuenta con ins resolución máxima de  18.000 DPI configurable mediante el software iCUE de Corsair, soporta aceleraciones máximas de 50G y una velocidad máxima de 400 pps.

Para terminar de cerrar el apartado técnico del Corsair Ironclaw RGB Wireless, encontramos 10 botones programables, 3 zonas de retroiluminación LED RGB programables, la posibilidad de almacenar hasta tres perfiles en el ratón y poder alternar entre ellos son la necesidad de software y un cable de 1.8 m con recubrimiento en nylon para asegurar su longevidad.

El Corsair Ironclaw RGB Wireless

Llega el momento de ver qué nos puede ofrecer éste Corsair Ironclaw RGB Wireless. Comenzamos por el cuerpo del ratón, con un acabado plástico de primera calidad rematado en goma antideslizante en los laterales del ratón. Esto, unido al magnífico diseño del ratón hace que el Corsair Ironclaw RGB Wireless ofrezca un agarre y un grip perfectos, máxime si utilizas un agarre palmar y/o tienes la mano grande. Obviamente, para lograr una ergonomía tan excepcional, Corsair ha debido prescindir de un diseño ambidiestro por lo que si eres zurdo no podrás disfrtar del Corsair Ironclaw RGB Wireless.

En el apartado de la botonera encontramos un total de diez botones totalmente programables, contando los principales con switches omron para asegurar una longevidad de 50 millones de pulsaciones y un tacto y actuación que, hasta la fecha, solo OMRON sabe proporcionar. El resto de botones tienen una ubicación simplemente perfecta y muy estudiada, ergonómicamente hablando, ofreciendo así un uso muy instintivo y sencillo de una gran multitud de botones lo que hace que el Corsair Ironclaw RGB Wireless sea un serio rival para todos los ratones especializados para MOBA y que cuentan con paneles laterales abarrotados de botones. Algo que nos ha parecido curioso es que parte de estos botones secundarios, los más alejados del centro del ratón, cuentan con un acabado estirado para que no perdamos grip al accionarlos con la punta de nuestros dedos, algo que refuerza la idea del profundo estudio ergonómico que hay tras cada detalle del Corsair Ironclaw RGB Wireless.

En lo que a estética se refiere, poco podemos añadir a lo que ya habéis visto tanto en las fotos como en el vídeo, el Corsair Ironclaw RGB Wireless cuenta con una estética agresiva típica de un ratón gaming de gama alta que evita caer en lo estridente, con una retroiluminación LED trizona muy bien medida (ni excesivamente recargado ni carente) que aporta el toque de color justo al omnipresente acabado negro de la cubierta del ratón.

En la base encontramos, además del sensor, un triple interruptor que nos permitirá escoger la función de conexión que vayamos a utilizar y varios surfers de gran tamaño para que el Corsair Ironclaw RGB Wireless se deslice sin ningún tipo de problema sobre nuestro mousepad.

Llega el momento de ver uno de los aspectos que más nos ha gustado de este Corsair Ironclaw RGB Wireless, y es que es uno de los ratones con un apartado de conectividad más completo que hemos visto jamás:

  • Comenzamos por su modo Bluetooth, que hace uso de Bluetooth 4.2 y nos ofrece una latencia cercana a los 7 ms. Obviamente con esta latencia no vamos a jugar en competitivo pero sí que es muy útil para utilizar el ratón en varias plataformas e incluso para productividad o alguna partida casual ya que el consumo de batería es inferior al del modo wireless.
  • El modo inalámbrico hace uso de una red inalámbrica de 2.4 GHz y la tecnología SLIPSTREAM CORSAIR WIRELESS que escanea todo el ancho de banda de los 2.4 GHz y utiliza automáticamente el menos saturado para ofrecer una latencia inferior a 1ms, lo que iguala e incluso supera a muchos ratones gaming cableados. Con esta tecnología no solo obtenemos una conexión sumamente rápida sino que cuenta con rango de distancia de uso de 10 m, más que suficiente para cualquier configuración e incluso para jugar desde nuestro sofá en el caso de tener el PC en el salón de casa.
  • Por último, pero no menos importante, ya hemos hablado de la enorme autonomía de la batería del ratón pero también podremos usarlo por cable para que podamos seguir jugando mientras se carga la batería del Corsair Ironclaw RGB Wireless, consiguiendo así un apartado totalmente redondo en lo que a conectividad se refiere.

Software

Partimos de la base de que todos conocéis ya la plataforma de software de Corsair, iCUE, por lo que ya estáis familiarizados con su sencilla interfaz y la compatibilidad con todos los componentes y periféricos de la marca. A esto hemos de añadir que el Corsair Ironclaw RGB Wireless cuenta con tres perfiles en su memoria que podremos configurar vía software y que podremos utilizar en otros dispositivos que no cuenten con iCUE cambiando de perfil desde la botonera (obviamente también podremos seleccionarlos y utilizarlos en nuestro equipo con iCUE haciendo uso del software). Os dejamos unas capturas del software iCUE de Corsair con este ratón

Conclusiones

El Corsair Ironclaw RGB Wireless es un ratón que se adapta a la perfección a manos grandes o agarre palmar, con una ergonomía excepcional que cuida hasta el más mínimo detalle, como el estriado de los botones laterales del frontal, para que disfrutemos al máximo de nuestras partidas. A esto hay que añadir 10 botones programables perfectamente colocados, un apartado de conectividad impresionante, retroiluminación LED RGB trizona y la garantía de materiales y acabados Premium a la que Corsair nos tiene acostumbrados. Por si todo esto fuera poco nos llega a un precio que nos parece irrisorio si tenemos en cuenta todo lo que nos tiene que ofrecer, de tan solo 79.90 en Pccomponentes, también lo tenéis disponible en Amazon.

Por todo esto otorgamos los galardones de Producto Premium, Producto Recomendado y Calidad Precio de Game It al Corsair Ironclaw RGB Wireless

 

Corsair Ironclaw RGB Wireless
Corsair Ironclaw RGB Wireless
Categorías
Análisis HardwareGame ItGame It TVHardwarePCTecnologíaUnboxingUncategorizedVídeosVideos Destacados

Generación del 82, me encanta el mundo de los periféricos, el hardware y los videojuegos. Llevo GameIt en la sangre

    RELACIONADO