corsair k83 wireless game it

Corsair K83 Wireless. Unboxing y experiencia de uso

Un teclado inalámbrico pensado para los centros multimedia de nuestro hogar.

Volvemos a la carga una vez más en nuestra sección de hardware para hablaros sobre un nuevo periférico de Corsair y es que la marca sigue aumentando su catálogo con interesantes dispositivos que pueden hacernos la vida más fácil. En esta ocasión nos trae un teclado wireless con una gran cantidad de extras que han sido pensado para centros multimedia y dejarnos pegados al sofá sin necesidad de movernos lo más mínimo. Se trata del Corsair K83 Wireless.

Como siempre, antes de comenzar, agradecer a la marca la confianza depositada en nosotros.

Características técnicas

Veamos cuáles son las especificaciones principales que nos aporta el fabricante.

corsair k83 wireless game it

Como podemos ver estamos ante un teclado wireless pensado para los centros multimedia, el cual cuenta con un tamaño bastante reducido y un peso muy ligero. Tenemos a nuestra disposición hasta 78 teclas con un mecanismo de membrana, y más concretamente el de tijera, con un perfil ultra bajo pensado para hacer el menor ruido posible y que sea lo más cómodo de usar.

Mediante el uso de la tecla Fn tendremos a nuestra disposición también funciones multimedia, así como un modo juego deshabilitando la tecla de Windows. El pack lo completa una batería que nos dará algo más de 30 horas de duración (8 si tenemos el brillo al máximo y 14 si lo tenemos al mínimo) y la posibilidad de utilizarlo tanto en su formato wireless con su receptor USB, con su Bluetooth 4.2 o de manera cableada gracias a su USB pudiendo escoger entre USB 2.0 o USB 3.0 tipo A.

Unboxing

Corsair sigue siendo fiel a su empaquetado y nos trae lo que ya hemos visto infinidad de veces, con una caja donde predomina el color amarillo con letras y logos en negro. En su frontal vemos un dibujo del Corsair K83 Wireless, así como el idioma para el que está configurado, mientras que por la parte de atrás vemos un resumen de sus principales características así como los dispositivos con los que es compatible.

Si lo abrimos nos encontramos con todo lo necesario para poder dar uso inmediato al teclado, como es el propio dispositivo, su cable USB que sirve también a modo de cargador, el receptor USB y los manuales habituales.

Para que podáis ver mejor cómo es este Corsair K83 Wireless y su empaquetado, os dejamos a continuación con nuestro vídeo unboxing donde también entramos a valorar algo de él.

Corsair K83 Wireless

Lo primero que destaca según tenemos este teclado inalámbrico en nuestras manos es su diseño y tamaño, teniendo una estructura muy robusta con una carcasa construida con aluminio cepillado, preciosa aunque al mismo tiempo un auténtico imán para las huellas. Su peso, algo menos de medio kilo, lo hace perfecto para poder llevar allí donde haga falta, por no hablar de que es muy cómodo de manejar y práctico gracias a sus varios extras.

Comenzando por su botonería lo cierto es que por momentos parece que estamos ante un mando de consola y es que por la parte de atrás vemos algunos botones que se pueden utilizar a modo multimedia, siendo el de la parte trasera por ejemplo el de pausar/reproducir en su configuración original. También vemos el botón de encendido así como el puerto USB para poder utilizarlo de manera cableada.

En su parte inferior también vemos un botón, el cual está bastante escondido y al que tampoco le hemos encontrado demasiada utilidad.

Dada su naturaleza tenemos ante nosotros un teclado que carece de las típicas pestañas o “patas” en su parte trasera para crear un efecto grada que haga más cómodo utilizar el teclado con el paso del tiempo, teniendo una pequeña inclinación ya de manera natural. Esto ya denota que no está pensado para trabajar más allá de lo que nos lleve escoger una pista, una aplicación, una película… ya que Corsair ha creado este K83 Wireless como compañero perfecto para nuestro centro multimedia.

En su parte trasera nos encontramos dos franjas engomadas que serán las encargadas de ofrecernos todo el grip necesario para que, cuando lo situemos sobre una superficie, este no se mueva durante su uso.

Por último hay que prestar especial atención a los grandes extras que nos trae el Corsair K83 Wireless y es que son el que se llevan la mayor atención al tenerlo en las manos. Se trata de la rueda de volumen (la cual puede mutear el sonido directamente gracias a su pulsación), uso del modo gaming, apagar/encender la iluminación, un joystick analógico y un pad para el ratón como si de un portátil se tratara incluyendo dos botones para su uso.

Como habéis podido ver en el vídeo unboxing la iluminación es muy básica, teniendo la posibilidad de escoger solamente el color blanco, la intensidad y dos modos: fijo y pulsante. Esto tiene una razón de ser y es que el Corsair K83 Wireless está pensado para ser utilizado como centro multimedia, por lo que si somos de ver el cine a oscuras nos ayudará a situarlo y utilizarlo rápidamente. Además, tras su uso, la iluminación se apaga sola por lo que no estará gastando batería inútilmente si no queremos.

iCUE

Como la inmensa mayoría de los dispositivos de Corsair, este teclado llega con compatibilidad con iCUE, el software de gestión de la compañía, permitiéndonos configurar más a nuestro gusto el teclado. Por ejemplo nos encontramos con parámetros como que se apague automáticamente por inactividad, cuanto tarda en apagarse la iluminación LED, el estado de la batería, actualizar su firmware… También podemos realizar macros como con cualquier teclado de la marca, aunque algo muy interesante son los gestos y es que el pad que lo acompaña es bastante interesante en este sentido.

Podemos dejar que sea el propio Windows quien reconozca los gestos que hagamos, como poner dos dedos encima y desplazar el scroll arriba o abajo, o utilizar la lista que nos incluye el propio Corsair K83 Wireless y que nos ofrece muchas posibilidades como podéis ver en la imagen.

Siguiendo con el uso del iCUE nos encontramos la posibilidad de configurar su iluminación, aunque como ya os hemos dicho anteriormente, de una manera muy básica, y calibrar el joystick, algo que se hará automáticamente.

Por último nos encontramos los parámetros de navegación del pad, como es la sensibilidad del movimiento del puntero, la sensibilidad de pulsación e invertir los ejes, y la configuración del modo gaming y sus distintas posibilidades.

Conclusiones y experiencia de uso

Corsair nos trae un dispositivo totalmente centrado para los centros multimedia y que nos ofrece una enorme cantidad de extras y soluciones para casi cualquier uso que podamos tener pensado. Gracias a su pad del ratón, su teclado completo y lleno de funciones multimedia e incluso el joystick por si somos de los que nos gusta echar alguna partida en el móvil o nuestra smartTV, tenemos la oportunidad de hacerlo todo sin tener que levantarnos del sofá o de hacerlo muy cómodamente, mucho más que con los mandos genéricos. Si a esto le añadimos que podemos tener hasta dos dispositivos conectados al mismo tiempo, las posibilidades se multiplican.

Desde luego nuestra experiencia de uso es prácticamente impecable, aunque debemos tener un poco de cuidado al utilizarlo en nuestras rodillas ya que es relativamente sencillo bloquear la señal del teclado al emisor y que funcione un poco a trompicones, una vez nos hemos acostumbrado a ello la experiencia es perfecta, pudiendo de manera muy sencilla utilizar nuestro PC a distancia, nuestra SmartTV o incluso nuestra Xbox One S. La duración de la batería hace que casi no tengamos que preocuparnos por esto, además de que es muy sencillo tenerlo cargando y utilizarlo Corsairal mismo tiempo (sobre todo si tenemos un dock de USBs para poder cargarlos en cualquier enchufe).

Por esto y todo lo anteriormente mencionado, otorgamos la triple corona al Corsair K83 Wireless. Por ahora solo pudiendo encontrarlo en la tienda de Corsair a un precio de 129,99€.

Categorías
Análisis HardwareAndroidAndroid TVHardwareiPhone OSPCPlayStation 4Primeras impresionesTecnologíaUnboxingVídeosVideos DestacadosXbox One

Apasionado del mundo de los videojuegos, cine, música, rol, literatura... todo lo que tenga que ver con la creatividad. Escritor frustado con sus propios guiones.

    RELACIONADO