Cryorig R1 Ultimate, unboxing y review

Analizamos el Cryorig R1 Ultimate. Un disipador de gama alta que nos ofrecerá un rendimiento increíble y un apartado visual simplemente sublime.
Cryorig R1 Ultimate principal

Si hace poco en Game It analizábamos el Cryorig H5 Ultimate, en esta ocasión tenemos la oportunidad de probar su hermano mayor, el Cryorig R1 Ultimate, un disipador de gama alta que nos ofrecerá un rendimiento increíble con una estética simplemente sublime. El Cryorig R1 se nos presenta en dos versiones, la versión Universal que maximizará su compatibilidad con memorias ram de perfil alto y el modelo Ultimate, que es el que analizamos, que aumenta su rendimiento pero reduciendo la lista de memorias ram compatibles con este disipador.

Antes de comenzar queremos dar las gracias a Cryorig y a Ibertrónica por cedernos el producto para su análisis.

Embalaje

El Cryorig R1 Ultimate nos llega en una elegante caja negra con detalles plateados y azules. En la parte frontal nos encontramos una imagen del imponente disipador junto a sus dos ventiladores incluidos. En uno de los laterales nos encontramos con que el modelo R1 en plateado es el protagonista sobre un fondo negro. En la parte trasera del embalaje nos encontramos con las especificaciones técnicas del disipador acompañadas de las de los ventiladores. También aparece la lista de sockets compatibles con el Cryorig R1 Ultimate. Por último, en el otro lateral hace referencia a su diseño de dos torres y su amplia compatibilidad con placas base, al sistema de montaje en solo cinco pasos y cinco minutos «MultiSeg Quick Mount System» y a sus ventiladores PWM con sistema anti-vibración para reducir el sonido.

Unboxing y accesorios

Ya hemos visto el embalaje y ahora es turno de ver el interior del mismo. Al abrirlo lo primero que nos encontramos es la caja con todos los accesorios, colocados en compartimentos. Si la retiramos dejaremos al descubierto la caja en la que viene presentado este Cryorig R1 Ultimate, donde un pequeño agujero nos deja ver las siglas de Cryorig del ventilador. Una vez abierta tenemos al disipador junto con sus dos unidades del ventilador XF140 de 140mm envueltos por un plástico para protegerlo aún más.

 

Si abrimos la caja de los accesorios, podremos apreciar que viene muy completa. Incluye todos los anclajes necesarios para los sockets 2011/-3, 1366, 115X y 775 de Intel y también para los zócalos FM1/2, AM2/+ y AM3/+ de AMD. Incluye tornillería, cuatro gomas anti-vibración, dos anclajes para poder montar un ventilador adicional de 140 mm, un cable en Y PWM, compuesto térmico Cryo-Paste CP9, herramienta de montaje, manual de instrucciones en varios idiomas, toallita de alcohol para limpiar la superficie antes de instalar y tarjeta de registro. Como veis incluye material para una posible ampliación y una toallita con alcohol para limpiar, el cual es un detalle bastante bueno.

 

Cryorig R1 Ultimate

Cuando nos paramos a observar este Cryorig R1 Ultimate, nos damos cuenta del cuidado y el mimo que Cryorig ha puesto en su diseño, cuidando hasta el más mínimo detalle. Estamos ante un disipador de grandes medidas, ya que nos encontramos con un tamaño de 142,4 x 140 x 168,3 mm y un peso de 1.282 gramos incluyendo los dos ventiladores. Con un formato de doble torre y siete heatpipes de 6 mm de grosor que salen de la base de cobre nos aseguramos de una refrigeración óptima y de tener ante nosotros, una de las mejores opciones si queremos hacer un fuerte overclocking. Todo esto acompañado de dos impresionantes unidades del XF140, de 140 mm, el cual es capaz de mover 76 CFM de aire trabajando entre las 700 rpm y 1.300 rpm y con una sonoridad que va desde los 19 dBA a los 23 dBA. Como veis nos garantizamos el tener nuestro procesador bien fresco.

Al ser la versión Ultimate ganaremos rendimiento pero sacrificaremos la compatibilidad total que ofrece el modelo Universal, ya que solo podremos montar memorias que no superen los 35 mm si queremos poner los dos ventiladores. Pero hay que decir que con las memorias con las que lo hemos probado, unas Kingston Hyper X fury, no hemos tenido ningún problema, ya que se podía instalar perfectamente. También deja libre el primer PCIe, pero si queremos asegurarnos, desde Cryorig nos proporcionan un origami para imprimir y ver cómo quedaría nuestro Cryorig R1 Ultimate. Otro detalle a tener en cuenta es que incluye cubiertas intercambiables, que podremos comprar por separado, para así poder combinar el color del disipador con el de los demás componentes.

 

Test

Como siempre, vamos a ver que tal se comporta sobre el terreno este Cryorig R1 Ultimate. Para ello vamos a someterlo al test de rendimiento del software AIDA64 Engineer. Hemos usado la pasta térmica incluida Cryorig CryoPaste CP9 y la temperatura ambiente es de unos 22 grados. El equipo con el que hemos realizado el test es el siguiente:

  • Intel i7 4790K
  • ASUS Z97-M PLUS
  • SilverStone Strider ST75F-PT, cortesía de SilverStone
  • Cryorig R1 Ultimate
  • MSI R7950 3GB GDDR5

Reposo

Como podéis observar las lecturas son totalmente normales, los ventiladores son imperceptibles aun a pesar de moverse entre las 900/1.000 rpm.

Estrés

Aquí es donde de verdad se ve su rendimiento, con un procesador con velocidades que oscilan entre los 4 GHz y los 4.4 GHz lo mantiene a una temperatura bastante baja. Y es que su diseño y sus ventiladores hacen que sus prestaciones se acentúen cuando le pedimos el máximo rendimiento. Y respecto al sonido solo ha subido unas 100/150 rpm y aunque se escucha si se presta atención, su sonoridad resulta bastante baja.

Conclusiones

Estamos ante un disipador que nos ha encantado tanto por su rendimiento, como por su apartado visual. También tiene un sencillo sistema de montaje en cinco pasos que hará que lo tengamos listo en poco tiempo e incluye herramientas para su instalación y material para una posible ampliación. Si tenemos todo esto en cuenta, junto con  los resultados obtenidos en los test, nos encontramos ante uno de los mejores disipadores por aire del mercado, y es por eso que desde la redacción de Game It queremos otorgar al Cryorig R1 Ultimate el galardón de platino. Si queréis actualizar vuestro disipador o queréis hacer overclock pero no queréis dar el salto a una refrigeración líquida personalizada, podéis haceros con el desde 88,73 euros en Ibertrónica.

 

Cryorig R1 Ultimate
Cryorig R1 Ultimate
Categorías
Análisis HardwareHardware

Diseñador web amante de los videojuegos y el hardware en general. Todo empezó con una NES y un pc con 256mb de ram. Lo demás... ya es historia!

    RELACIONADO