darksiders iii game it

Darksiders III. Análisis del retorno de los jinetes

Los jinetes del apocalipsis vuelven de la mano de Gunfire Games y THQ Nordic...

La bancarrota de THQ dejó muchas cosas en el tintero, y quizás una de las que más pena dio a los fans de la distribuidora fue la saga Darksiders, un Hack ‘n Slash que, sin grandes alardes, se ganó una muy buena fama entre los amantes del género.

Furia, la nueva protagonista

Si por algo destaca, ya de buenas a primeras, este Darksiders III es por ponernos en la piel de la única mujer de los caballeros del apocalipsis, Furia, una guerrera aguerrida y que no suele atender demasiado a razones, encarnando la pasión por excelencia. Ella será la encargada de regresar a una devastada tierra y capturar a los siete pecados capitales, los cuales se han escapado y vagan a placer.

Quizás estamos ante una de las historias más sosas que nos hemos encontrado en la franquicia y es que no es que queramos evitaros spoilers, es que tampoco hay mucho más qué decir. Si bien es cierto la trama se desarrollará a partir de esto y habrá alguna que otra sorpresa, aunque no demasiado grande, se nos antoja uno de los puntos más débiles de una franquicia que ha cambiado tan radicalmente sus planes iniciales.

Según habían confesado desde Vigil Games, la idea principal era que en esta tercera entrega tendríamos la posibilidad de jugar con los cuatro jinetes, Muerte, Furia, Guerra y Lucha, pero en Gunfire Games han preferido crear una entrega centrada en cada uno de ellos, por lo que nos encontramos con que la cuarta está prácticamente asegurada.

darksiders iii game it

La entrega más táctica de la franquicia

La jugabilidad sigue siendo uno de los puntos fuertes que nos podemos encontrar en este género, y si no es así algo falla en el juego. Esto es algo muy personal porque lo que a nosotros nos puede parecer algo sencillo y fácil de coger para otros puede ser directamente un dolor de muelas, por lo que nuestra opinión se puede coger con pinzas.

Darksiders III ha decidido cambiar el punto de vista de anteriores entregas, especialmente de la segunda donde se le añadió ciertos toques de RPG, para volver a un estilo simplista y muy táctico, no llegando a Dark Souls pero estando más cerca de este que de anteriores juegos. El botón de esquivar va a ser un gran aliado para nosotros, especialmente en combates multitudinarios y es que hasta el más débil de los monstruos puede jugarnos una mala pasada, especialmente si se unen en nuestra contra.

La cámara es otro factor a tener en cuenta y es que está demasiado pegada al personaje, lo que conlleva a que nos perdamos cosas que están pasando a nuestra espalda y recibir golpes inesperados (y algún que otro susto todo sea dicho de paso). Si en anteriores entregas destacaba el hecho de conseguir habilidades nuevas, subirlas de nivel… ahora vemos que esto casi no se nota, y que siguen siendo los monstruos los que realmente llevan la voz cantante en el tema de ataques poderosos y combos mortales. Esquivando en el momento indicado podremos realizar un contraataque, una de nuestras mejores armas, especialmente en los combates contra jefes, que deberemos aprendernos sus movimientos para saber cuándo debemos atacar y cuando esquivar y contraatacar.

La exploración también es otro hecho que ha cambiado y es que ha sido reducida a su mínima expresión. Tendremos zonas pasilleras por las que buscar recursos y objetos, pero con una libertad más bien nula, no pudiendo pasar de hacia qué mapa ir. También se recicla mucho escenario con la excusa de revisitar zonas porque ahora, con X nueva habilidad, podremos acceder a una zona a la que antes no podíamos ir.

Durante nuestras aventuras nos encontraremos algún que otro puzle para resolver, pero tampoco va a ser nada que nos haga rascarnos la cabeza y es que la mayor parte de lo que veremos es poner una espada en una estatua, encontrar un pasadizo detrás de una caja que debemos destruir o empujar objetos para poder ordenarlos y saltar de uno a otro.

darksiders iii game it

Después vemos mucha continuidad en la saga y es que tendremos a Vulgrim, ese mercader al que vender nuestras almas cosechadas y con las que mejorar equipo y habilidades, aunque también contaremos con una compañera de viaje inseparable, Vigilante, quien nos ayudará en momentos puntuales y actuará más como una guía, y también de contrapunto de la protagonista, ya que estarán constantemente realizando conversaciones de lo más graciosas.

Ulthane, a quien conocimos en la anterior entrega, también regresa con este Darksiders III, más en una misión humanitaria que otra cosa y es que el herrero nos pedirá que rescatemos a todos los humanos que podamos y los llevemos hasta el Refugio, ofreciéndonos artefactos que nos harán más fuertes a cambio.

En general se nota que Gunfire Games ha intentado probar ciertas cosas que no nos han encajado del todo en la franquicia, pero que es cuestión más del gusto propio que otra cosa, intentando seguir la corriente de hoy en día y creando una experiencia más táctica que de pura acción.

Un juego que llega con un año de retraso

No es que Gunfire Games se halla saltado la fecha del lanzamiento ni nada por el estilo, sino que estamos hablando de su aspecto técnico que nos ha dejado un poco decepcionados en ciertos puntos. Empezando en su calidad gráfica vemos una mejora, es cierto, pero que no justifica el tiempo que ha pasado entre la segunda y la tercera entrega, dando la sensación de que podría haber salido hace un año o algo más y no desentonaría tanto.

Hay que tener en cuenta que Gunfire Games es un estudio más pequeño que lo que fue Virgil en sus días dorados, por lo que en ese sentido es perfectamente comprendible. Hay algunas texturas que sí destacan por su mala calidad, como es por ejemplo el pelo fogoso de Furia, así como las animaciones de algunas cinemáticas, donde las expresiones faciales son realmente toscas.

Un aspecto en el que nos encontramos con cosas positivas y negativas al mismo tiempo lo encontramos en su localización y es que se ha pensado en muchos idiomas, llegando doblado y traducido a multitud de ellos. Sin embargo no está todo lo bien hecho que podría, encontrándonos con textos escritos en las conversaciones que no existen, frases y voces en inglés, textos descentrados… pequeñas cosas que se irán corrigiendo con el tiempo y que denotan que no han podido atender a todo el trabajo que tenían por delante con la localización antes de su lanzamiento.

En cuanto a la banda sonora, que corre a cargo de Cris Velasco, lo cierto es que estamos encantados, con temas de música clásica y corales que nos transportan al mundo gótico que es Darksiders, un lugar destrozado por el apocalipsis y en el que la naturaleza está retomando poco a poco.

Conclusiones de Darksiders III

Gunfire Games tenía mucho trabajo por delante, especialmente por que ha pasado mucho tiempo desde el lanzamiento de la segunda entrega y esta tercera, lo que no ha hecho más que aumentar un poco más si cabe las ganas de poder disfrutar de ella.

Darksiders III ha querido continuar con el lanzamiento de títulos actuales, buscando un poco más la estrategia en sus facetas jugables y dejando más de lado lo que ha sido la franquicia hasta ahora, pero sin olvidar sus historias y todo lo que la ha hecho grande. Es por esto que es posible que no sea un título para todos y que los fans de la franquicia puedan incluso estar un poco decepcionados, pero estamos ante un estudio más pequeño y que debe aprender, por lo que nos parece más que suficiente para crear un puente entre esta tercera entrega y la futura cuarta.

Política de notas

Darksiders III
6.5
Darksiders III
The Good
  • Poder seguir disfrutando de esta franquicia.
  • Un personaje femenino con fuerza.
  • El sistema de combate, simple para los recién llegados...
The Bad
  • Pero que puede hacer que sea algo soso para los veteranos.
  • Problemas en la localización.
  • La historia, algo plana.
  • Interesante
    6.5
Categorías
AnálisisPCPlayStation 4VídeosXbox One

Apasionado del mundo de los videojuegos, cine, música, rol, literatura... todo lo que tenga que ver con la creatividad. Escritor frustado con sus propios guiones.

    RELACIONADO