Death's Gambit

Death’s Gambit, portando los mensajes de la muerte. Análisis PS4

White Rabbit y Adult Swim Games nos traen este souls-like en 2D

Seguro que a muchos el nombre de Adult Swim os suena lejano al mundo de los videojuegos, Samurai Jack o Rick & Morty son algunos de los productos culturales más reconocidos de esta línea para adultos nacida de Cartoon Network. Hace ya unos años que la compañía decidió entrar en la industria del videojuego y hoy os hablamos de uno de sus grandes trabajos, Death’s Gambit.

A las órdenes de la Muerte

A pesar de que podemos elegir la clase de nuestro héroe protagonista entre siete diferentes, entre las que destacan el acólito de la muerte o el noble, la historia es idéntica para todos. Controlamos a Sorun, una especie de militar que ha sido enviado al campo de batalla en una misión suicida. Como es de esperar nuestro protagonista es derrotado en la batalla. Tras morir se le aparece la muerte y le concede el don de la inmortalidad a cambio de trabajar para ella.

Death's Gambit

Aquí comienza Death’s Gambit, una aventura en la que no podemos morir, no al menos hasta cumplir los encargos de la muerte. Para cumplir con estos trabajos nos encontramos en escenarios bastante lineales en los que sabremos sin problemas cual es el camino correcto, pero que nos ofrecen también vías alternativas a explorar y donde conseguir un buen puñado de objetos útiles.

Como en la mayoría de títulos del género Death’s Gambit nos permite utilizar piezas de armadura como grebas o escudos que nos vamos encontrando o diferentes armas que cambian la forma de pelear de Sorun. Antes de pasar a hablar del que creemos que es el verdadero protagonista de Death’s Gambit, su control, queremos comentar un poco lo especial de su narrativa. Como ya hemos comentado el comienzo de la aventura es algo inusual y lo que más nos ha gustado es la forma en la que vamos conociendo la historia de Sorun. No se nos explica nada de manera directa si no que en cualquier momento puede saltar una cinemática o un pequeño nivel en el que conocemos algunos detalles vagos de la historia. Esto nos obliga a recorrer todo el mapa buscando cualquier detalle que arroje luz si queremos conocer la historia del protagonista.

Si, este también se inspira en Dark Souls

En los últimos años es muy raro no encontrar al menos un lanzamiento al mes de los que han sido bautizados como souls-like. Death’s Gambit es un orgulloso perteneciente a este grupo y en ningún momento trata de ocultarlo. Como es habitual en el género lo importante aquí no es tanto acabar con los enemigos por la vía rápida tanto como guardar cada punto de vida que podamos mantener. Para evitar ser golpeados por los enemigos tenemos varios mecanismos, por una parte, podemos cubrirnos con el escudo, eficaz, pero en ocasiones los enemigos nos romperán la guardia y nos dejarán inmóviles durante un pequeño periodo. Por otra parte, podemos rodar, que ha sido el recurso que más hemos utilizado nosotros ya que consume la estamina justa para permitirnos contraatacar sin temor a quedarnos demasiado cerca del enemigo.

Death's Gambit

Dominar esto es lo esencial para acabar con los enemigos más habituales, pero tendremos que hilar muy fino cuando enfrente tengamos a alguno de los bosses que se interpondrán entre nosotros y nuestro objetivo. Más allá de la gran variedad de ataques que muestran estos enemigos, el principal escollo para derrotarlos será la enorme vitalidad con la que cuentan. El principal consejo que os dejamos cuando vayáis a luchar contra uno de estos jefes de Death’s Gambit es que busquéis antes el punto de descanso más cercano para reaparecer.

Si nos centramos en los movimientos de Sorun, más allá de los ya comentados, es cierto que hemos encontrado algunas imprecisiones en el control tanto en combates como en la parte de plataformas. En ocasiones recibimos impactos enemigos, aunque la imagen mostrada en pantalla no termina de dejárnoslo claro o nos somos capaces de caer de manera precisa en las plataformas. Son quizá problemas no demasiado notables pero que hacen que Death’s Gambit no sea un título excelente.

Vamos a terminar este análisis con lo que quizá sea lo más destacado de Death’s Gambit, su apartado visual. En este ámbito apenas podemos ponerle pegas al trabajo realizado por White Rabbit. Podemos poner este juego como un ejemplo de lo que se puede realizar en pixel art. Los escenarios son dinámicos, las animaciones son muy variadas, la cantidad de enemigos diferentes es bastante generosa y el diseño de los enemigos más grandes es una auténtica maravilla.

Conclusiones Death’s Gambit

El trabajo de White Rabbit muestra en todo momento cuáles son sus referentes. Han logrado ofrecer una aventura exigente incluso para los más experimentados y con un aspecto pixelado muy envidiable.

Es cierto que Death’s Gambit no es perfecto y que tiene pequeños fallos, sobre todo en los controles, que hacen que el juego no se cuele entre las mejores propuestas de lo que llevamos de año, pero a pesar de estos problemas estamos ante un título muy recomendable si tienes la paciencia necesaria como para morir cientos de veces.

Política de notas Game It

Death's Gambit
8
Death's Gambit
The Good
  • El nivel de exigencia
  • El apartado visual
  • El diseño de los jefes
The Bad
  • Controles algo imprecisos
  • Las clases apenas presentan diferencias
  • Muy bueno
    8
Categorías
AnálisisPlayStation 4Vídeos

RELACIONADO