Dragon Ball FighterZ. Análisis PS4

¡Luz, fuego, destrucción...!

Desde su popularización allá por los años 90, Dragon Ball ha sido uno de los animes más seguidos de todos los tiempos. Miles de jóvenes crecieron viendo las aventuras de los Guerreros Z con Goku a la cabeza y algunos, ya no tan jóvenes, todavía las siguen. Pero como toda buena franquicia del manganime, esta dio el salto al mundo de los videojuegos. Durante los 30 años que han pasado desde la creación del manga de Akira Toriyama, hemos tenido una gran producción de títulos basados en la franquicia. Centrados en el género de lucha, aunque también hemos visto títulos en otros géneros como la aventura o el rol, los juegos de Dragon Ball fueron muy populares. Títulos como Dragon Ball Z: Super Butōden o Dragon Ball Z: Bukokai 3 llegaron a ser verdaderos referentes para los seguidores del género. Pero tras unos años sin llegar a conquistar al gran público, Bandai Namco se alió con Arc System Works para traernos Dragon Ball FighterZ, un título de lucha en 2D con una jugabilidad muy sólida y un apartado gráfico brillante. El título llega el próximo 26 de enero con intenciones de ser uno de los juegos de año.

Vuelve el Tenkaichi Budōkai

Dragon Ball FighterZ es un título de lucha en 2D centrado en las batallas de tres contra tres. Mientras utilizamos un personaje, los otros dos estarán a la espera de ser convocados al ring para sustituir al luchador principal o para ayudarle con movimientos de apoyo. El título es frenético y premia, sobre todo, un ataque constante a diferencia de otros del género, haciendo de esta una propuesta bastante divertida para todo tipo de públicos.

Cuenta con un apartado jugable de lo más sencillo, en pocos minutos podremos hacernos con los controles de nuestros personajes favoritos de Dragon Ball, dándonos la posibilidad de realizar sencillos combos y grandes habilidades sin demasiada dificultad. A pesar de esto, también incluye una gran profundidad, permitiendo disfrutar del título a los más veteranos del género. La utilización de diversos elementos, como los parries o los teletransportes, de manera correcta introduce capas de dificultad que añaden elementos competitivos al título.

Dragon Ball FighterZ Game It

Dragon Ball FighterZ cuenta con una plantilla de 24 personajes, entre estos podemos encontrar a los principales personajes de la serie, tanto héroes como villanos. Nos permitirá volver a vivir las grandes batallas de Goku, Vegeta, Freezer, Cell… Y, aunque no parece un número excesivamente alto de personajes, el gran trabajo de Arc System Works hace que sean suficientes, gracias a la total diferenciación de estos.

Contamos con una plantilla de lo más variada donde no hay dos personajes iguales, como Ginyu, cuyas habilidades especiales son realizadas por el resto de las Fuerzas Ginyu; o Hit, el asesino que tendrá perfectamente representadas sus principales habilidades espacio-temporales.

El Ataque de los Clones

Por primera vez en la franquicia, Dragon Ball FighterZ cuenta con un Modo Historia. Al estilo de otros grandes lanzamientos del género como Tekken 7 o Injustice 2, el título nos contará una historia original que se intercalará con una serie de combates. Esta trama, llevará a los Guerreros Z a tener que enfrentar a una seria amenaza, un ejército de clones de ellos mismos. Estos enemigos estarán relacionados de alguna manera con el Ejército Red Ribbon y con el misterioso nuevo personaje diseñado especialmente para el título por Akira Toriyama, Androide 21. Dividida en tres arcos, podremos disfrutar la trama desde tres perspectivas diferentes: desde los Superguerrereros, los villanos o los androides. Estos arcos nos pondrán en la piel de una serie diferente de personajes y descubriremos nuevos detalles de la historia en cada uno.

Dragon Ball FighterZ Game It

Pero, no todo será luchar y secuencias cinemáticas en este Modo Historia. Los capítulos en los que se divide la trama nos situarán en un tablero donde tendremos que elegir qué y cuántos combates queremos luchar, salvo el combate principal del capítulo que obviamente es obligatorio. Además, también encontramos una serie de elementos de rol, como un sistema de niveles para los personajes o la posibilidad de equiparles con habilidades que mejorarán ciertos aspectos del combate.

Esta historia da la sensación de ser un tutorial largo, donde ir aprendiendo los fundamentos del juego para luego pasar al resto de modos. Los combates son excesivamente sencillos, sobre todo en el primer arco. A pesar de esto, este modo nos tendrá ocupados durante unas horas mientras seguimos una trama que, sin ser nada del otro mundo, entretiene.

El otro modo principal para un jugador es el Modo Arcade, que diremos que es una de las sorpresas del título. A pesar de ser el modo más clásico de los juegos de lucha, en Dragon Ball FighterZ tendremos que vencer a una serie de contrincantes, y de cómo lo hagamos dependerá nuestro siguiente rival. En este modo habrá diferentes caminos y la nota que nos proporcionen al acabar el combate decidirá nuestra progresión, y las recompensas que recibimos al terminar. Un modo bastante exigente, sobre todo en sus niveles más difíciles, que aportará un gran reto a aquellos que no quieran verse las caras contra otros jugadores en sus modos online.

Dragon Ball FighterZ Game It

Para finalizar los modos para un jugador nos encontramos el Modo Práctica, donde podemos encontrar varias opciones de entrenamiento y tutoriales, además del Modo Combate Local, donde tendremos el típico combate contra otro jugador o la CPU y también podremos realizar torneos de hasta 16 jugadores.

Desgraciadamente, los modos multijugador no estaban disponibles en esta versión para análisis del título. Los servidores no estarán activos hasta el lanzamiento, por lo que no hemos tenido la posibilidad de probarlos. Más adelante actualizaremos este análisis incluyendo ese punto.

A pesar de que el título ha cautivado a propios y extraños, tampoco ha estado falto de polémica. El enfado de la mayoría de la gente se centra sobre todo en el Pase de Temporada con el que contará el título de lucha. Más de 30€ será el elevado precio que los usuarios que se quieran hacer con todos los contenidos extra. Entre este contenido hemos podido saber que se incluirán hasta 8 nuevos personajes. Y, aunque el título cuenta con una plantilla bastante variada, puede ser visto por mucha gente como una manera de trocear el juego para lucrarse con los DLC.

Otra de las polémicas ha saltado con unas posibles loot boxes que se incluyen en el título. Apareciendo en el apartado de los DLCs, estas cajas de botín únicamente nos recompensan con elementos estéticos aleatorios, como colores para los personajes o decoraciones para el lobby. Si bien es cierto que existe una moneda premium, que nos permitirá elegir uno de estos elementos, esta se pueden conseguir únicamente como recompensa del juego. Desde Bandai Namco nos han confirmado que no hay ningún tipo de microtransacción y no tienen planes de incluirlos más adelante.

Llegando a la excelencia en lo artístico

Gráficamente estamos ante uno de los títulos con el mejor diseño artístico de los último años. Arc System Works ya nos tiene acostumbrados a hacer granes trabajos en este aspecto, ofreciendo algunos los diseños cell shading más pulidos que se han visto. Pero no solo es bonito, el gran acierto de la compañía es haber captado a la perfección el espíritu de la franquicia. Dragon Ball FighterZ recuerda a la serie original en cada frame. En cada batalla podemos encontrar detalles que nos recuerdan a la obra de Akira Toriyama.

Dragon Ball FighterZ Game It

El diseño de personajes y escenarios representa a la perfección aquellos que los fans de la franquicia llevamos décadas siguiendo en su anime. Las animaciones merecen una mención a parte, la fluidez con la que se mueven los personajes es excelente, además tanto sus movimientos como habilidades especiales nos dejan espectaculares batallas a nivel visual. Además, si cumplimos ciertos requisitos, podremos ver escenas cinemáticas que representan grandes momentos de la serie.

En cuanto al apartado sonoro, el título cuenta con una serie de melodías rockeras que acompañan bien durante nuestras partidas. Además, en Dragon Ball FighterZ podemos disfrutar de un buen doblaje en japonés con los actores del anime.

Conclusión de Dragon Ball FighterZ

Los seguidores de la franquicia estamos de enhorabuena. Es difícil buscarle demasiados defectos a un título que, salvo algunos detalles, lo hace bien todo. En Dragon Ball FighterZ nos encontramos un juego de lucha en 2D que mezcla una jugabilidad sólida, una plantilla variada y uno de los apartados artísticos más bonitos que hemos visto los seguidores de Dragon Ball. Haciendo gala de un apartado jugable sencillo, al que se le suman muchas capas de profundidad, hacen de esta una propuesta divertida para cualquier tipo de público. Si bien el Modo Historia podría haber sido algo mejor (además de los modos online que no hemos podido probar), el título cuenta con una buena cantidad de contenido hará disfrutar muchas horas a los fans del género.

Política sobre notas en Game It.

Dragon Ball FighterZ
9
Dragon Ball FighterZ
The Good
  • Una plantilla variada y equilibrada
  • Apartado artístico brillante
  • Un título de lucha sólido y divertido
The Bad
  • Un modo historia que podría haber dado más de sí
  • Impresionante
    9
Categorías
AnálisisPlayStation 4Vídeos
Síguenos
Twitter
Analizamos la versión de PS4 de Monster Hunter World, la última entrega de la saga de los cazadores de Capcom… https://t.co/EEQX9K5edd
h J R
A Total War Saga: Thrones of Britannia muestra nuevos vídeos. ¡Un tráiler cinemático centrado en el rey del Reino G… https://t.co/4OepFscrGj
h J R

RELACIONADO