Fire Emblem Echoes Shadows of Valentia

Fire Emblem Echoes Shadows of Valentia. Análisis 3DS

Analizamos Fire Emblem Echoes Shadows of Valentia para Nintendo 3DS, remake de Fire Emblem Gaiden y nueva entrega desarrollada por Intelligent Systems.

El estudio Intelligent Systems regresa de la mano de Nintendo con una nueva entrega de la famosa serie de estrategia Fire Emblem. En esta ocasión lo hacen con Fire Emblem Echoes Shadows of Valentia, remake del aclamado Fire Emblem Gaiden publicado en el año 1992 para Famicom, título que nunca llegó a salir de Japón.

Mezclando la jugabilidad de las entregas clásicas con las más actuales, la saga regresa con una fórmula totalmente nueva sin perder ni pizca de su esencia.

Dos reinos. Dos elegidos

Fire Emblem Echoes Shadows of Valentia nos sumerge en el continente de Valentia, un lugar azotado por la cruel guerra entre dos reinos: Zofia y Rigel. Entre ellos existía un pacto de paz bendecido por un Dios, respectivo, hasta que el reino de Reigel comenzó a invadir, a sangre fría, toda Zofia. A partir de aquí es cuando nuestros protagonistas, Alm y Celica, toman protagonismo. Los elegidos. Los marcados para llevar a Zofia a la salvación y poner fin a esta invasión que tanto destrozos y muertes está ocasionando.

Fire Emblem Echoes Shadows of Valentia

A lo largo de todo el juego, la historia de ambos personajes se irán contando de manera individual, es decir, en ciertos puntos de la trama controlaremos a Alm o a Celica. Así hasta que en cierto punto tendremos libre albedrío de escoger entre las dos y hasta llegar al momento en que ambas tramas se junten y avancen por un mismo sendero. Por su parte, la historia que se nos plantea suena bastante genérica, ya que nos pone en la piel de un conflicto con un bando bueno que se ve atacado por otro reino con ganas de destruirlo todo, cuyo objetivo es alzarse con el poder del continente entero y nosotros deberemos recuperar el poder del trono robado.

Hasta ahí, leyendo bajo letras, no encontramos nada nuevo que no se nos haya contado ya en la industria y mucho menos en la saga Fire Emblem. Pero, a pesar de ello, la franquicia consigue transmitir una magia única que hace que sea disfrutable de principio a fin. Incluso con algunos giros de guion que sorprenderán al jugador y mucho contenido que leer y encontrar con el que mejorar la experiencia.

Pero, ¿qué es lo que ofrece Fire Emblem Echoes Shadows of Valentia a la franquicia actual? Sabemos que hasta este punto Fire Emblem Awakening así como Fire Emblem Fates trajeron varias novedades a la saga con respecto al tema estratégico y jugable. Sin embargo, con Fire Emblem Echoes Shadows of Valentia gran parte de esta estructura se ha destruido y todo por un único motivo: mezclar jugabilidad clásica con la moderna. Esto ha llevado a traer aspectos jugables más antiguos a la vida, eliminando y manteniendo algunos de los presentes.

El principal cambio y el más fuerte de todos, lo encontramos en los combates con la desaparición del triángulo de armas. Ahora, en esta entrega, ninguna clase será resistente ni tendrá debilidad hacia otra. Todo se resume al nivel de personaje así como a sus estadísticas y objeto equipado. De esta forma se ha quitado cierta dificultad a la hora de los enfrentamientos, simplificando todo a utilizar los más potentes de nuestro equipo y arrasar en el campo de batalla. Por lo que entra en juego otro aspecto, el intentar llevar un equipo más o menos equilibrado en nivel para ser más competitivos.

Aun así, a pesar de la ausencia de este triángulo, sí he podido notar que hay algunas debilidades que se mantienen en menor medida como la de los caballeros pegaso contra los arqueros. O que ciertas tropas hacen más o menos daño a otras según la clase a la que pertenece, pero nada que ver con las debilidades a las que estábamos acostumbrados. Hacer una mención especial a los arqueros, ya que han recibido una mejora de combate bastante considerable con respecto entregas anteriores ampliando su ratio de ataque.

En los campos de batalla, lugar donde pasaremos más rato, llevar una estrategia será muy importante y no simplemente mover nuestro ejército sin control alguno por el tablero. Durante los primeros compases de la trama, en los que se hace la típica presentación de personajes principales y tutorial, se nos explica que el entorno será uno de nuestros mejores (o peores) aliados. En esta edición tenemos que tener muy en cuenta esto ya que tanto fortalezas como arbustos e incluso tumbas nos podrán beneficiar. Con estas coberturas dependerá nuestro porcentaje de acierto. Aunque os aviso de que ha habido veces que en porcentajes de 80-99 he fallado el golpe (sin casi explicación alguna) y con porcentajes de 30-50 acertados la gran mayoría.

Fire Emblem Echoes Shadows of Valentia también nos trae la llamada Rueda de Mila. Esta nueva mecánica sin duda es una de las más problemáticas y que tendrá en constante conflicto a jugadores nuevos con los más veteranos. La Rueda Mila nos permite retroceder en el tiempo durante el combate hasta el turno que más nos convenga. Sistema que viene genial para evitar que muera algún miembro de nuestro equipo (sobre todo si jugamos de la manera clásica) o para arreglar más de un mal movimiento. Pero solo podremos usarlo X veces durante un combate. Desde mi punto de vista es un añadido más que importante, que en ningún momento se hace obligatorio su uso.

Siguiendo con la estela de Mila, principal base religiosa que encontramos en Valentia, los personajes del juego podrán mejorar y cambiar de clase gracias a las estatuas de Mila colocadas por el mapa. Estas estatuas están dentro de mazmorras y una vez que el personaje en cuestión llegue a cierto nivel se nos avisará de que este podrá mejorar de clase. Este nivel varía según la clase a la que pertenezca.

Asimismo, otro de los grandes añadidos con los que contamos son las mazmorras. Como bien he dicho, en ellas se encuentran las estatuas de Mila pero ocultas al final de estas. Para estos momentos el equipo de Intelligent Systems rompe con todo lo establecido y nos ofrece, prácticamente, un juego distinto. En las mazmorras pasamos a una vista en tercera persona del protagonista, ya sea Alm o Celica, y un control libre al más puro estilo del género de acción y aventura. A lo largo de estas zonas podemos encontrar cofres, romper barriles para conseguir objetos así como enfrentarnos a ciertas criaturas.

Una obra audiovisual magistral

Con respecto al tema gráfico, visual y sonoro de Fire Emblem Echoes Shadows of Valentia simplemente me tengo que quitar el sombrero hacia Intelligent Systems. A día de hoy nos encontramos con uno de los títulos más potentes del catálogo de Nintendo 3DS. Esta entrega muestra un aspecto gráfico en 3D y 2D sorprendente teniendo en cuenta en la consola por la que nos estamos moviendo.

Si tenemos en cuenta las dos entregas anteriores de la saga: Awakening y Fates; notamos cierta mejora en este apartado. Impulsado por una más que perfecta dirección artística en 2D que goza de unos escenarios y ambientación muy ricos, así como de una composición de personajes y protagonistas dignos de mención. Una estructura tan bien ejecutada que hará fácilmente que empaticemos con nuestros soldados y “odiemos” fácilmente a nuestros enemigos, o incluso sintamos piedad en alguna pequeña ocasión.

Intelligent Systems utiliza una gran variedad de estilos de animación en Fire Emblem Echoes Shadows of Valentia y lo mejor de todo, que en ningún momento notamos conflictos entre ellos, sino todo lo contrario. Las cinemáticas las encontramos de dos maneras: animadas en 2D de la manera tradicional y de una forma muy bonita con grandes paletas de colores y diseños; y animadas en 3D con un CGI bien ejecutado que en ocasiones se ve complementado con escenarios en 2D. En resumidas cuentas, una delicia visual.

Pero aun así debo sacar un poco el cuchillo y comentar que, a pesar de que los escenarios a nivel de diseños son muy ricos estos también pecan de estar muy vacíos. Esto se da, básicamente, al gran contenido gráfico que ya de por sí el título cuenta entre su código y que Nintendo 3DS no da para mucho más. Es un pequeño detalle que, sí, le resta un poco al resultado final. No obstante, si hablamos de ellos en su versión de tablero, es decir, la que encontramos en 2D a la hora de movernos, estamos a niveles muy por encima de lo que la saga nos lleva ofreciendo.

Por último y dar como finalizado este análisis os voy a hablar del apartado sonoro que tenemos disponible en el título. Como dije palabras más arriba, el estudio de desarrollo ha hecho un magnífico trabajo en esta campo. El juego nos llega completamente doblado al inglés, pero con un doblaje digno de la franquicia y un repertorio de voces sorprendente. De aquellas que nada más escucharlas dices: sí, no hay mejor voz para este personaje que esta. Pero no solo eso, el equipo de doblaje escogido para la ocasión gustará desde el principio gracias a su gran esfuerzo de transmitir la personalidad de cada personaje, así como la situación por la que están pasando en todo momento.

También hacer una gran mención al abanico de pistas disponibles a lo largo de toda la aventura por el continente de Valentia. La banda sonora juega un papel importantísimo, en ella encontramos la furia, frustración y tristeza de nuestros personajes entre otros sentimientos que se nos transmiten fielmente. Es la que nos adentra aún más en este mundo de fantasía y guerra por un bien común. Fire Emblem Echoes Shadows of Valentia cuenta con un gran equipo de compositores (los cuales no nombraré porque son bastantes) que han hecho un trabajo redondo. Sumado a una gran cantidad de efectos de sonido, que bien es cierto no son nada de otro mundo cumplen bastante bien con su función.

Conclusión Fire Emblem Echoes Shadows of Valentia

Fire Emblem Echoes Shadows of Valentia es, posiblemente, uno de los mejores títulos de la saga en estos últimos años. Cierto es que tanto Nintendo como Intelligent Systems se han arriesgado mucho en aceptar mecánicas jugables antiguas e incorporarlas a este remake de Fire Emblem Gaiden, después de dos entregas que explotaron mucho este sistema. A pesar de esta jugada, admito que los cambios le han sentado genial y a veces hay que retroceder para levantarse mucho más fuerte.

Si te gusta la saga Fire Emblem pero prefieres algo más clásico y/o te gustan los juegos de estrategia con un poco de desafío, sobre todo en el modo clásico, entonces Fire Emblem Echoes Shadows of Valentia es sin duda el juego más adecuado para acompañarte de aventura. Explora Valentia y conoce sus personajes, no te defraudarán.

Fire Emblem Echoes Shadows of Valentia
9
Fire Emblem Echoes Shadows of Valentia
The Good
  • Sistema de combate clásico con grandes mejoras.
  • Apartado audiovisual fantástico.
  • Personajes, ambientación y trama.
The Bad
  • Ausencia del árbol de armas y a veces enfrentamientos muy sencillos.
  • Algunos escenarios pecan de ser vacíos.
  • Funciones amiibo muy mal aprovechadas.
  • Nota
    9
Categorías
AnálisisNew Nintendo 3DSNintendoNintendo 3DSVídeos

Gamer desde 1994. Amante de la fotografía y los videojuegos. Artista en mis tiempos libres. Aprendiz en diseño gráfico/web e informática. Maestro Pokémon y Cazador experto en Monster Hunter. Un gamer que juega a todo tipo de juego y consolas.Sígueme en mis redes sociales:

RELACIONADO