Football Manager 2017. Análisis PC

Aprendiendo a ser un buen manager

Sports Interactive es una veterana en los juegos de «simulador de manager». Desde hace la friolera de 22 años, cuando debutó en el mundo de los videojuegos con (como no) un simulador de hockey hielo, Sports Interactive se ha dedicado exclusivamente a hacernos creer año tras año que somos los dueños y jefazos de cualquier club deportivo del mundo. La fórmula de abrumarnos con datos, menús y cifras en la pantalla de nuestro ordenador funcionaba muy bien hace unos años pero, en la actualidad, con Football Manager 2017 funciona en parte pero no del todo.

Pitido incial

Esta versión del simulador de 2017 parte de la premisa de jugar en casa, con unos usuarios que conocen muy bien la franquicia y que, en parte, son bastante bien cuidados en el juego. Los jugadores mas hardcore, apasionados tanto por la estrategia como por medir cada acción en el juego pueden respirar tranquilos ya que Football Manager 2017 sigue siendo exactamente igual que las entregas anteriores con algunas ligeras novedades, cuando decimos ligeras no estamos pasando por encima ni de puntillas de las mejoras que ofrece la entrega de este año, no, son mejoras muy básicas (aunque, en parte, necesarias para hacer más realista si cabe la experiencia en el juego) como para justificar una compra y no quedarse en la entrega de 2016, pero de eso ya hablaremos más adelante, ahora a modo de introducción podemos decir que si eres un apasionado de esta franquicia y te encanta la estrategia y la planificación sabes a lo que te enfrentas cuando inicias el juego y te pones «a los mandos» de tu equipo favorito. El problema viene cuando eres un novato y es tu primer Football Manager, pues tienes dos opciones: o aprendes muy rápido o desesperas.

Football Manager 2017

Cuando una entrega anual lucha por ser eso: una entrega que sale cada año, tiene que tener muy claro que los copia y pega no siempre van a funcionar bien a la hora de captar nuevos usuarios y más cuando se trata de una serie tan longeva como es la de Football Manager y que tan poco o nada ha variado en los últimos años. Si eres fan de la saga las líneas que escribimos ahora te las puedes saltar ya que estarás familiarizado con ello y ciertamente es exactamente igual a lo que ya conoces de entregas anteriores, esto está, más o menos, dedicado a los novatos ya que va a ser prácticamente lo más parecido a una explicación de lo que os vais a encontrar cuando iniciéis el juego.

Absolutamente abrumador

Nuestra base de mandos de Football Manager es la bandeja de correo, desde ahí nos encontraremos y podremos gestionar los distintos problemas o cuestiones relacionadas con el club. Entablaremos reuniones con los presidentes, el segundo entrenador o el capitán del equipo , debiendo decidir de qué manera contestar dichos correos y entablar conversación con el personal del club para mantener distancias, ser más asertivo o agresivo con ellos. Desde ahí también haremos la lista de convocados para los partidos, los descartes o el entrenamiento que pondremos tanto al grupo entero como individualmente. En resumen, lo que es ser un manager del club y lo que se espera cuando vas a jugar a un simulador de estrategia deportivo.

Football Manager 2017

El principal problema para nosotros de Football Manager es no conceder medias tintas con el novato, no porque no pueda sino porque no le da la gana. Cada año que pasa, menos ganas tiene el juego de introducir a nuevos usuarios a la saga ya que, bastante tiene el juego con añadir sus mejoras minúsculas para justificar a los que sí son fans el desembolso del dinero que cuesta la nueva entrega. ¿Para qué vamos a usar DLCs anuales si cada año podemos vender las pequeñas mejoras a precio de juego nuevo? -pensarán- pues el resultado es que  cada año Football Manager resulta más y más complejo para un usuario que quiere introducirse en el mundillo que plantea el juego ya que, por poner un ejemplo, el juego te da la oportunidad de afrontar cada decisión por ti mismo planteándote distintas posibilidades a la hora de entablar una conversación con los mandamases del club pero nunca te ayuda ni, mucho menos, te muestra las consecuencias reales que tienen tus decisiones en un futuro ni si te vas a cargar tu partida efectuando unas acciones u otras, te dan consejos sí, pero nunca sabes hacia dónde lleva tu decisión de ser más asertivo o más agresivo.

Si, por ejemplo, en un encuentro contra un rival más o menos asequible en la primera parte tu equipo ha pasado por encima del rival con un 4-0 pero en la segunda parte te han encajado dos goles tu instinto como entrenador es soltarles, al terminar el partido, una charla más agresiva para que sepan que se han relajado, pero, parece ser que el juego no tiene programada esa mentalidad ganadora por parte del jugador y si eres muy agresivo con tus jugadores estos se molestarán y se sentirán confusos y la directiva no entenderá por qué has actuado así y, claro, no tienes una opción que diga: he actuado así para que cuando nos toque un rival fuerte no pierdan la intensidad en cualquier momento del partido. Por lo que tu «capacidad de motivación» se ve muy reducida a suponer que tu defensa y tu delantero tendrán un buen día. Entonces, llegamos a ese punto en el cual nos preguntamos los novatos, ¿para qué diablos sirven tantos menús y tantas opciones si es la propia IA la que va a lastrar tus capacidades de motivación a tu plantilla? Digamos que un tutorial medianamente extenso que simule prácticamente una temporada para acostumbrarte a las mecánicas en un entorno más o menos controlado no vendría del todo mal en un juego en el cual cada acción cuenta.

Football Manager 2017

Football Manager nos hace perder el tiempo en cosas que en ningún momento repararíamos que deberíamos ni tan siquiera necesitar en nuestra carrera de manager, más que nada porque al principio del juego no tenemos ni idea de la repercusión que pueden llegar a tener en el futuro, como es el caso de las redes sociales.

Resulta embarazoso tener prácticamente recreada al cien por cien una red social al más puro estilo Twitter y no saber sacar todo el potencial que el juego quiere que saques, nos limitamos a observar cómo la gente se alegra de tus victorias y se enfada de las derrotas. Son detalles insignificantes para la gente más afín a la saga, pero montañas muy grandes para los novatos que pisan por primera vez el simulador de manager de Sports Interactive y, no es que el juego no se adapte lo suficiente a los nuevos si no que parece que los ignora completamente.

Conclusiones Football Manager 2017

Sports Interactive ha creado un juego muy conservador que apenas se diferencia de las anteriores entregas, salvo en pequeños detalles que no llegan a justificar la compra de esta nueva entrega, hubiera sido mas acertado añadir un parche a mitad de precio y que los fans sigan disfrutando de lo que es el más completo (por no decir único)  simulador de manager que hay actualmente en el mercado.

No es un juego para los que se quieran unir a esta comunidad por primera vez porque, o tienen mucha paciencia o enseguida se verán abrumados por tanto menú y tanta estadística en pantalla. Los desarrolladores deberán plantearse seriamente si quieren expandir su juego a más gente o centrarse en un nicho pequeño y cada año querer amortizar un juego nuevo, de momento parece que todo sigue igual.

Football Manager 2017
6.5
Football Manager 2017
The Good
  • El mejor simulador de manager del momento.
  • Ligas y equipos variados (pero sin licencias).
  • Una cantidad abrumadora de menús.
The Bad
  • El juego es cruel con los novatos en el género.
  • Un poco mas de innovación no estaría de más..
  • Nota
    6.5
Categorías
AnálisisPC

RELACIONADO