Forza Horizon 4

Forza Horizon 4. Análisis Xbox One

Nos apoderamos de las carreteras del Reino Unido.

Han pasado doce años desde que una conocidísima marca de coches rescató una entrevista a Bruce Lee para convencernos de que conducir es mucho más que ir de un lugar a otro. Aquella campaña publicitaria nos invitaba a disfrutar de conducir, sobre todo si lo hacíamos con uno de sus coches, esta invitación la recupera en pleno 2018: Forza Horizon 4, con una ambientación que logra dejar la competición a un lado para que nos centremos en disfrutar al volante. Os contamos las sensaciones que nos deja lo nuevo de Playground Games tras disfrutar durante muchas horas del nuevo festival Horizon.

Forza Horizon 4

El festival Horizon llega a Reino Unido

Cuatro ubicaciones en cinco continentes, en Colorado arrancó el primer festival Horizon, el sureste de Europa acogió su segunda entrega y Australia se hizo cargo de la tercera. En esta ocasión el lugar elegido ha sido Reino Unido. Como en cada una de las entregas anteriores, la primera vez que pilotamos nuestro objetivo es el de llegar hasta el festival para dar inicio al mismo. Durante esta primera carrera ya podemos ver cómo va a funcionar una de las grandes novedades de Forza Horizon 4, los cambios de estaciones. Nuestra verdadera campaña comienza en verano, cuando ya podremos movernos libremente por el mapa y empezar a competir.

Rápidamente el mapa se nos llena de diferentes eventos en los que demostrar nuestra habilidad al volante, ya sea por el asfalto o por caminos de tierra. Cada uno de estos eventos está pensado para un tipo de coche diferente que podremos obtener mediante diferentes métodos. Podríamos pasar horas hablando de la cantidad de eventos y modos de juego que ofrece Forza Horizon 4, pero lo cierto es que no dista demasiado de lo que podíamos disfrutar en las entregas anteriores. Si hay algo que nos ha sorprendido en esta ocasión son los juegos multijugador (que apenas hemos podido disfrutar por la poca gente que hay en línea antes del lanzamiento del juego), por su variedad y frenetismo, y los eventos de exhibición que sacan la parte más espectacular del juego enfrentándonos a vehículos como trenes e incluso algunos de otros mundos.

Forza Horizon 4

Pero como hemos dicho al comienzo del análisis Forza Horizon 4 nos invita a disfrutar de la conducción y esto lo logra gracias a una ambientación que deja con la boca abierta. Kilómetros de carreteras que atraviesan entornos urbanos y rurales, caminos con los que sortear ríos, castillos y otras ubicaciones recreadas con todo detalle que muestran el poderío de la saga Forza. Todo esto logra que no nos importe conducir durante un cuarto de hora en lugar de utilizar el viaje rápido para movernos de una punta a la otra del mapa.

Pero no penséis que es oro todo lo que reluce. La cuarta entrega del festival Horizon nos ha mostrado muy pocas costuras, pero creemos que también debéis conocerlas. En primer lugar, nos parece necesario hablar de la campaña, aunque la narración no tiene demasiado peso en este género, le hemos encontrado una gran pega. Desde que comenzamos el juego vamos acumulando unos puntos de influencia, cuando hemos acumulado una cantidad determinada se desbloquea un evento importante o el juego da paso a la siguiente estación. El primer problema con esto es que al comenzar acumularemos esta influencia demasiado rápido, lo que nos obligará a cambiar de estación en ocasiones antes de lo que nos gustaría. Por otro lado, cuando cumplimos el primer año, lo que nos llevará unas cuantas horas, descubrimos que todo esto no era más que una especie de prólogo y la verdadera libertad comienza en ese momento.

 Coches por doquier

Lamborghini, Ferrari, Pagani, Volkswagen, Dodge y podríamos seguir enumerando marcas durante un buen rato antes de mencionar a todas las marcas que aparecen en Forza Horizon 4 y no son pocas las que cuentan con más de un coche en el catálogo, no nos vamos a quedar sin opciones entre las que elegir. Pero lo más destacable no es la cantidad de coches que tendremos para conseguir, sino como se traduce el cambiar de coche en la conducción.

Es cierto que sería imperdonable que un hypercar se condujese igual que un coche de rally, pero es que hasta en los modelos más similares podemos apreciar las diferencias. Obviamente el coche no será lo único que afecte a la conducción, también lo harán las condiciones climáticas en las que lo hagamos. El verano nos ofrece las condiciones más sencillas, mientras que el otoño o la primavera nos dejarán caminos embarrados y la nieve será la protagonista durante el invierno. En cuanto a la dificultad, hay que reconocer el buen trabajo de Playground para conseguir que no nos acomodemos en un nivel demasiado fácil, si ganamos varias carreras de manera holgada, automáticamente el juego nos invita a que subamos un poco la dificultad de la IA.

Forza Horizon 4

Todo lo que ya hemos mencionado es posible gracias a un enorme resultado en la parte técnica. Forza Horizon 4 luce de manera espectacular tanto en los amplios escenarios como en los detalles más pequeños de los coches, en este aspecto el único fallo lo hemos encontrado alrededor del minimapa donde algunos botones se mostraban por duplicado, pero no afectaba demasiado al reducirse esto a una esquina de la pantalla de juego.

Por el contrario, hay que reconocer que las físicas de los impactos no están demasiado pulidas y chocar contra muros de piedra y destruirlos afecta muy poco a la conducción. Los efectos de sonido están muy logrados y la banda sonora nos ofrece diferentes emisoras de radio en las que podremos elegir el género musical que más nos guste, incluida la música clásica. Echamos en falta el doblaje de las voces al castellano.

Conclusiones de Forza Horizon 4

Una vez más la gente de Playground Games demuestra que siguen a la vanguardia en cuanto a títulos de conducción. Visual y jugablemente estamos ante un imprescindible dentro del género. Bien es cierto que no añade demasiadas novedades que puedan enamorar a aquellos que no sean habituales de los juegos de coches.

Si tuviésemos que contestar a la pregunta de si Forza Horizon 4 merece la pena, lo haríamos con otra pregunta, concretamente la que nos hacía aquel anuncio protagonizado por Bruce Lee, ¿Te gusta conducir?

Política de notas

Forza Horizon 4
9
Forza Horizon 4
The Good
  • El nivel de detalle del mapeado
  • Los cambios de estación
  • Ofrece innumerables posibilidades
The Bad
  • Físicas bastante mejorables
  • Impreisonante
    9
Categories
AnálisisPCVídeosXbox One
No Comment

Leave a Reply

*

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimos posts

RELATED BY