FX Fútbol 2015. Análisis PC

Un año más FX Interactive presenta FX Fútbol, su propuesta para adentrarse en el mercado de gestión futbolística. El heredero del famoso PC Fútbol llega en su edición de 2015...

Un año más FX Interactive presenta FX Fútbol, su propuesta para adentrarse en el mercado de gestión futbolística. El heredero del famoso PC Fútbol llega en su edición de 2015 con el lastre de la falta de licencias, pero con la ilusión de conquistar a una nueva generación de jugadores y de recuperar a aquellos fanáticos del ya mítico PC Fútbol 2001.

fx_futbol_2015_beta_1-644x188

El club en tus manos

Nada más iniciar nuestro FX Fútbol tendremos que elegir entre dos modos de juego, o mejor dicho, entre dos opciones del mismo modo. Básicamente podremos decidir si comenzamos con el equipo que elijamos, o por el contrario, aceptamos ofertas de clubes más humildes que esperan que los llevemos hasta la gloria.

Contaremos con siete ligas (España, Italia, Francia, Alemania, Inglaterra, Argentina y México) con dos divisiones cada una, excepto en el caso de nuestra competición que tendremos hasta la 2ªB. Se trata de un número un tanto escaso para un manager futbolístico, y más con títulos completísimos en el mercado como Football Manager.

Como mencionábamos en la introducción, al igual que en años anteriores, FX Football 2015 carece de todas las licencias, por lo que no tendremos ningún nombre real ni de equipos ni de ligas, encontrándonos cosas como Metropolitano en lugar de Atlético de Madrid o Ribeiro en lugar de Cristiano Ronaldo. Es aquí donde entra en juego la magnífica comunidad que hay detrás de este título, con una gran cantidad de contenido propio. Es más, actualmente ya existe un mod con los nombres reales de equipos, jugadores, escudos y estadios de todas las ligas disponibles, tratándose sin duda de un grandísimo trabajo de una de las mejores comunidades del mundo de los videojuegos.

Una gestión sencilla y completa

Una vez hemos escogido a nuestro equipo nos adentramos en la interfaz principal del título. Esta quizás sea uno de los grandes aciertos de FX Futbol, ya que es muy clara e intuitiva, reuniendo prácticamente todas las funciones en una sola pantalla.

Fx Football

Las opciones del juego son abundantes, tanto de control como de observación. Podremos visualizar tanto nuestra plantilla como nuestro calendario, resultados, clasificación o estadísticas, aunque en el caso de estos tres últimos, solo podremos visualizar los de nuestra propia liga. Las opciones son completas, sin embargo echamos en falta elementos como el poder ver la evolución de competiciones extranjeras o trofeos individuales como el Balón de Oro o la Bota de Oro.

Por otro lado las opciones de gestión son amplias, pudiendo decidir alineación, tácticas o entrenamientos, en el aspecto más puramente deportivo, y controlar los fichajes y los presupuestos en el terreno económico.

Sin embargo, aunque para el jugador medio el control que nos permite FX Fútbol sobre los aspectos del juego es más que suficiente, los usuarios más exigentes podrán verlo escaso y echar en falta muchas cosas. En primer lugar, el número de fichajes y renovaciones está limitado a 5 simultáneos, algo que se puede tachar hasta de absurdo. Además este apartado peca de demasiada sencillez, siendo realmente fácil ganar una negociación. Por otro lado el control de la cantera es prácticamente inexistente, además de que la progresión de los jugadores, tanto juveniles como de la primera plantilla, está bastante mal equilibrada.

En el título también se echan en falta detalles como poder elegir a nuestro capitán, dar charlas a nuestros futbolistas o muchos cargos y empleados dentro del club, algo que aunque a priori puede parecer no muy relevante, hay que tener presente que estamos ante un juego que basa el 100% de su jugabilidad en la gestión, y lo que es peor, que hay competidores en el mercado más completos.

En el terreno de juego

La visualización de los partidos se realiza de tres formas distintas. En la primera veremos únicamente el resultado según avanza el partido, sin embargo este modo nos “spoilea”, dándonos el resultado de cada parte antes incluso de que se acabe el tiempo. La segunda se trata del modo “highlights”, en el que veremos los momentos más destacados del partido. La última de las opciones consiste en ver el partido completo, que durará aproximadamente unos 6 o 7 minutos, una duración excesiva que lo hace bastante tedioso.

fx5

Respecto a la retransmisión de los partidos, es digna de un título de hace 10 años, con animaciones arcaicas y movimientos antinaturales. Puede ser justificable al no tratarse de un título de simulación y en el que ni siquiera podemos disputar el partido, sin embargo, ya que nos ofrecen la opción de verlo, al menos que sea de una forma digna y no con un trabajo hecho con prisa, haciéndonos desechar esa opción rápidamente.

Un apartado técnico resultadista

Los managers de fútbol nunca han destacado ni por su complejidad técnica ni por un apartado gráfico y sonoro llamativo. A este tipo de juegos se le pide claridad en el diseño y estabilidad en el funcionamiento, y Fx Fútbol cumple muy bien con el primer cometido, como ya comentábamos al hablar de su interfaz sencilla y clara. Sin embargo, a la hora de hablar de la estabilidad, es imposible negar algunos de los bugs que nos hemos encontrado, entre ellos la corrupción de la partida al llegar la cuarta temporada, algo demasiado grave en un juego basado en el progreso y la evolución.

El apartado sonoro es demasiado insulso, con una canción que se repite una y otra vez sin apenas variación, aunque hay que reconocer que no resulta relevante el título. Respecto a los requisitos técnicos, son asumibles por prácticamente cualquier PC, por lo que en principio no es un motivo de preocupación para la inmensa mayoría de los usuarios.

fx10

Fx Fútbol 2015 cumple como un buen simulador de gestión futbolística, sin embargo todavía está lejos de la calidad y el impacto que ofrecían los antiguos PC Fútbol. Este título encontrará su lugar en los jugadores que busquen una experiencia más simple que la de otros títulos como Football Manager, por el contrario, aquellos que deseen intervenir en todas las facetas de un club, verán en él una experiencia demasiado limitada. La falta de licencias y la ausencia de opciones son los puntos negros de un juego con un futuro prometedor gracias a la gran comunidad que tiene detrás.

Categorías
AnálisisPC

RELACIONADO