GameWare Racing Pro

GameWare Racing Pro, análisis completo

Game nos presenta su linea de sillas gamer

Game es conocida por ser una de las mayores tiendas de videojuegos y, desde hace relativamente poco, también distribuye sillas gaming presentando bajo su marca el modelo GameWare Racing Pro que hoy os traemos. Uniendo un diseño espectacular con un precio muy competitivo nos encontramos con una alternativa interesante para todos aquellos que quieran una silla cómoda pero sin el sobrecoste que la palabra gaming implementa a los productos con los que se le asocia.

Antes de comenzar, queremos dar las gracias a Game por cedernos el material para su análisis.

Especificaciones

Vamos a ver que nos aporta el fabricante acerca de esta GameWare Racing Pro

Como podemos observar estamos ante una silla hecha en su parte exterior de poliuretano y con relleno de foam en su interior. Los reposabrazos son articulables en 2D y el respaldo es basculante. En cuanto al pistón es de clase 4 y la base es de poliuretano al igual que las ruedas.

GameWare Racing Pro

Vamos a comenzar a ver directamente que tiene que ofrecernos esta silla y empezaremos comentando sus medidas totales que son de 53 x 53,5 x 124 – 132 cm y tiene un peso total de 20 kg. Lo primero que nos llama la atención al abrir la caja es que la silla llega «parcialmente» montada y que su montaje se hace en apenas cinco minutos, esto es en gran parte gracias a que algunas piezas vienen ensambladas y nos ahorra tiempo.

Una vez montada nos destaca el aspecto racing tan característico de las sillas enfocadas al gaming y el color naranja elegido para esta review hace que destaque aun más. La gama Racing Pro esta disponible en varios colores (negro, azul, verde, rojo y naranja) para que elijamos el que mas nos guste. La calidad de los materiales es bastante buena teniendo en cuenta el precio de esta silla, aunque si es cierto que el remate en la parte inferior del asiento no está a la altura del resto de la silla ya que se han usado unas grapas demasiado anchas y estéticamente no quedan bien, algo de poca importancia ha que al ser la zona inferior resulta imperceptible.

El respaldo de esta silla, al igual que todo el tapizado está realizado en piel sintética que podremos lavar sin problemas ya que incluye cremalleras para poder quitarla, aunque si no nos queremos complicar con un paño húmedo será más que suficiente. Podremos ajustar el respaldo inclinándolo hasta 135 grados permitiendo que nos podamos relajar entre partida y partida. Incluye dos cojines (cervical y lumbar) con un relleno en microfibra que los hace muy cómodos y con la palabra Game bordada en el cojín lumbar.

La GameWare Racing Pro tiene un asiento de 50,5 cm de ancho y 50 cm de profundo que nos resulta un poco estrecho si somos relativamente «grandes» pero sin resultar molesto. Al tener un relleno de espuma de alta densidad siempre resultará algo duro, evitando que con el tiempo pueda hundirse y perder parte del confort que nos da una silla recién comprada. Por su parte los reposabrazos son regulables 2D lo que quiere decir que podremos ajustarlos en altura y ángulo ( podremos rotarlos en tres posibles posiciones) permitiendo ajustarlo a nuestro gusto para obtener más comodidad a la hora de usarlos.

Para sostener a esta GameWare Racing Pro se ha optado por un pistón de clase 4 lo que quiere decir que es capaz de soportar hasta 150kg de peso, por lo que no tendremos que preocuparnos de que pueda ceder o romperse al hacer un uso muy prolongado de la silla. Este pistón es el que se suele utilizar en sillas de gama alta gracias a sus características, que lo hacen una elección perfecta para la gran mayoría de las sillas. Para evitar que se vea, viene con un carenado que lo oculta mejorando la estética general.

Finalmente base de poliuretano reforzado viene con forma de estrella y con un diámetro de 70 cm donde podremos colocar las ruedas de 60 mm con detalles en naranja (o en el color elegido) fabricadas en plástico de alta calidad. La elección de este tipo de material para las ruedas, nos ofrece la mayor vida útil y con un poco de mantenimiento apenas harán ruido aunque siempre se pueden sustituir por otras de vinilo o silicona que duran menos pero no hacen casi ruido al desplazarse. Pese a no contar con una base metálica, se siente muy reforzada transmitiendo calidad ya que tiene varios milímetros de espesor y haciendo que no se eche en falta una base de metal.

 

Conclusiones

La GameWare Racing Pro es una silla muy recomendada si nuestro presupuesto es ajustado o, simplemente, queremos mejorar nuestro setup sin tener que dejarnos un dineral en una silla. Sus buenos acabados, los cojines incluidos o su pistón de clase 4 hace que sea una silla muy interesante y a tener en cuenta si estamos buscando una.

Por eso, desde Game It, queremos otorgar a la GameWare Racing Pro el galardón de Calidad / Precio. Si queréis haceros con ella, la tenéis disponible por 149,95 en Game.es

GameWare Racing Pro
GameWare Racing Pro
Categorías
Análisis HardwareGame ItHardwarePC

Diseñador web amante de los videojuegos y el hardware en general. Todo empezó con una NES y un pc con 256mb de ram. Lo demás... ya es historia!

    RELACIONADO