Gigabyte RTX 3060 Gaming OC, review y unboxing

Analizamos la Gigabyte RTX 3060 Gaming OC, una gráfica con un diseño equilibrado y una refrigeración y rendimiento sublimes...

Volvemos a contar con una flamante RTX de última generación en nuestro banco de pruebas, en esta ocasión de la mano de Gigabyte, y es que tras tantear una de las últimas AMD hemos decidido probar la gama más asequible dentro del catálogo de Nvidia de la marca, la Gigabyte RTX 3060 Gaming OC. Como bien sabéis, por la denominación de la gráfica en si, estamos ante un término medio-alto dentro del catálogo de Nvidia de esta generación Ampere, siendo totalmente recomendable para jugar a cualquier título del mercado en resolución QHD y ULTRA sin ningún tipo de problemas.

Antes de comenzar agradecemos a Gigabyte el préstamo de la unidad para su review

Unboxing

Como no podía ser de otra forma con un producto de esta envergadura hacemos uso de nuestro canal de YouTube para mostraros de primera mano el unboxing y una review completa de la tarjeta gráfica. Esperamos que os guste.

La RTX 3060 Gaming OC 12 Gb

Comenzamos con las especificaciones más físicas de la gráfica, que cuenta con unas dimensiones de 286 mm de largo x 115 mm de ancho y 40 mm de grosor ocupando algo más de dos slots en nuestro chasis. El diseño de la zona frontal cuenta con un carenado en el que combina dos tonalidades de gris con un diseño compuesto por distintas aristas y una zona retroiluminada que consigue una estética bastante acertada sin llegar a ser estridente. Esta zona frontal está presidida por el disipador WINDFORCE 3 que se encarga de la refrigeración del conjunto, una solución que lleva mucho tiempo y cuya eficacia es indiscutible. Como bien sabéis, el funcionamiento de dicho disipador se basa en el funcionamiento alterno de tres ventiladores de 80 mm. Este giro alterno evita que se generen turbulencias en las zonas en las que coinciden el flujo de los ventiladores próximos aumentando así el flujo de aire a través del disipador interno y, por ende, la eficacia del sistema de refrigeración. El disipador interno cuenta con 5 heatpipes de cobre y una placa de cobre que entra en contacto directo con la GPU, consiguiendo una transferencia instantánea del calor al disipador para que los ventiladores disipen el calor de forma rápida y eficiente. Además, encontramos el modo semi-pasivo (3D fan) y el diseño de los ventiladores para maximizar el rendimiento a la par que se reduce al mínimo la sonoridad de los mismos que ya vimos en generaciones anteriores y que tan buen resultado ha dado en las gráficas Gygabyte y Aorus.

Una opción que no llamó muchísimo la atención cuando analizamos la 3090 de esta misma serie, y que se mantiene en esta Gigabyte RTX 3060 Gaming OC, es la implementación de un discreto interruptor dual BIOS para utilizar una segunda BIOS en la que el sistema de disipación actúa en un modo más silencioso, siendo el perfil predeterminado uno en el que se prioriza el rendimiento sobre la baja sonoridad. Continuando con el conjunto de medidas de disipación y acabado externo de la gráfica encontramos un backplate metálico, fabricado en aluminio, que termina de redondear la estética de la gráfica. Como bien sabéis, estos backplates realizan una tarea de disipación pasiva de los componentes de la gráfica a la vez que cumplen con una función estética y refuerzan la PCB para que resista el peso del conjunto del disipador sin que se doble. Destacar que en esta gráfica, al igual que en sus hermanas de generación dentro de la marca, encontramos una zona perforada para maximizar el flujo de aire y mejorar la refrigeración del conjunto, un añadido que no vimos en sus predecesoras y que es bastante interesante

Para acabar con lo que vemos a simple vista de la gráfica, encontramos 2 puertos HDMI 2.1 y 2 DisplayPort 1.4a Por último, en lo referente a la alimentación, deberemos contar con un conector de 8 pines (PCIe obviamente) para alimentar esta gráfica que cuenta con un TDP de 170W. Por último echamos toda la carne en el asador con las “cifras” de la gráfica, con una frecuenta base de 1320 MHz que alcanza los 1837 MHz en boost. Encontramos 3584 cuda cores, 112 tensor core de tercera generación y 28 RT Core de 2º generación. En lo referente a la memoria, encontramos un total de 12 gb DDR6 a 1875 Mhz y con una velocidad de transferencia de 15 gb/s e interfaz 192 bits (360 Gb/s).

Equipo de pruebas y tests de la 3060 Gaming OC

Dicho todo esto, procedemos a montar la gráfica en el siguiente equipo de pruebas

Comenzamos los tests con 3DMark

Y Forza Motorsport 4

Conclusiones

Gigabyte consigue, con esta 3060 Gaming Oc, alcanzar un equilibrio perfecto entre la agresividad del look gaming y la sobriedad de un equipo para trabajar para poder utilizar esta magnífica gráfica en cualquier setup, ofreciendo un rendimiento sobradamente conocido respaldado por un sistema de refrigeración, WINDFORCE 3, sobradamente consolidado en el mundillo del gaming. Por tanto, la Gigabyte RTX 3060 Gaming Oc es una gráfica con un magnífico rendimiento y mejor sistema de refrigeración, acompañado de una estética apta para todos los gustos.

Por todo esto, otorgamos los galardones de Producto Premium, Producto Recomendado y Calidad Precio de Game It a la Gigabyte RTX 3060 Gaming OC

Categories
Análisis HardwareGame ItGame It TVPCTecnologíaUnboxingVideos Destacados

Generación del 82, me encanta el mundo de los periféricos, el hardware y los videojuegos. Llevo GameIt en la sangre
    No Comment

    Leave a Reply

    *

    *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    RELATED BY