Gigabyte SabrePro 15, review y unboxing

Analizamos el portátil Gigabyte SabrePro 15, un equipo equilibrado apto para todos los bolsillos

El campo de los equipos es el único ámbito que nos quedaba por explorar de la mundialmente conocida como Gigabyte, uno de los tres grandes titanes de la empresas del hardware internacional, y hemos querido “estrenarnos” con un equipo que, pese a estar en una gama intermedia, cumple de sobremanera con las exigencias de la gran mayoría de usuarios gamers del mercado, manteniendo un precio bastante comedido y con unas prestaciones bastante interesantes: el Gigabyte SabrePro 15.

Unboxing

Como siempre comenzamos con la carta de presentación de los productos, su embalaje. El Gigabyte SabrePro 15 viene presentado en una caja de cartón de grandes dimensiones donde podemos ver una pequeña pincelada del diseño en aluminio cepillado del equipo. Una vez abierta la solapa superior encontramos, perfectamente embalado en espuma y protegido por una bolsa de tela, el portátil. También encontramos el cable y adaptador de alimentación, documentación y drivers. Un dato que nos parece bastante curioso es que esto último, los drivers, vengan en formato CD ya que hoy día todo este tipo de cosas se suele encontrar en la web del producto y, además, el equipo en sí carece de lector. A nuestro juicio una unidad extraíble (pendrive) sería bastante más útil para este cometido, si has de incluirlos en formato físico, pero es algo que aún no hemos visto hacer a ningún fabricante…

Especificaciones técnicas

Comenzamos con la tabla de especificaciones técnicas del producto, extraída de la web del fabricante

Como podéis ver estamos ante un equipo que cuenta con una configuración, a nivel hardware, bastante interesante. Comenzamos por el corazón del equipo, un procesador Intel Core i7 7700HQ a 2,8 GHz y que con Boost sube hasta los 3.8 GHz acompañado de una  tarjeta gráfica Nvidia GeForce GTX 1060 de 6GB GDDR5. Este dúo es más que suficiente para hacer correr cualquier juego con un framerate decente a 1080p, incluso en los juegos más exigentes. De hecho consideramos desaprovechar una GPU más potente en un equipo si no vas a jugar a resoluciones superiores. En lo referente a memorias encontramos 16 Gb de memoria RAM DDR4 a 2400 MHz con la posibilidad de llegar hasta los 32 Gb (2×16 Gb) y un combo de SSD (256 Gb) y HDD (1 Tb) para el almacenamiento interno, con la posibilidad de ampliar con un SSD más. Para alimentar el conjunto se ha dotado al Gigabyte SabrePro 15 de una batería de 6 celdas: 5300WAh  60 W/h.

En el apartado de conexiones encontramos un USB3.1 Gen.1 (Type-C), tres USB3.0, un HDMI y un mini DisplayPort, 1 conector de red, dos jacks de audio y lector de tarjetas (SD/SDHC/SDXC). En lo que a conectividad inalámbrica se refiere el Gigabyte SabrePro 15 viene dotado con WiFi 802.11 ac  y Bluetooth V4.2.

El Gigabyte SabrePro 15

Comenzamos a destripar, metafóricamente hablando, este portátil de Gigabyte. Lo primero que llama la atención de este Gigabyte SabrePro 15 al sacarlo de su embalaje es el acabado premium que le otorga el aluminio cepillado de su cubierta principal, y es que a pesar de que es un auténtico imán para las huellas no podemos negar que este tipo de acabado da un toque estético fantástico a la vez que ofrece un tacto bastante agradable y refuerza el conjunto haciéndolo más robusto. El aspecto exterior del equipo es bastante discreto, huyendo de líneas o colores llamativos que atraigan la atención de los amigos de lo ajeno y siendo apto para todos los gustos, un gran acierto en este sentido por parte de Gigabyte.

El conjunto tiene unas dimensiones de 390 x 268 x 25 mm y un peso de 2.5 Kg, lo que coloca a este Gigabyte SaprePro 15 en un “término medio” de potencia/peso/dimensiones que abarca una amplia cuota de mercado, más aún si tenemos un precio bastante comedido al no ser excesivamente potente, reducido o ligero.

Una vez abrimos el portátil lo primero que nos llama la atención es que el botón de encendido está franqueado por cuatro teclas macro dedicadas, a las que podremos asignar diferentes cometidos como veremos más adelante en el apartado de software. Se ha dotado al equipo de un teclado de membrana, con un recorrido de 2mm, que cuenta con iluminación RGB personalizable por software. Otro punto que nos ha parecido bastante interesante es que con la tecla función (Fn) podemos, además de realizar las acciones típicas de control multimedia o selección de display, activar el funcionamiento normal, o a pleno rendimiento, del sistema de refrigeración del equipo pudiendo “refrescar” el equipo manualmente cuando mejor nos convenga. Por último encontramos el touchpad, bien situado y con un tamaño bastante correcto cumple con su cometido a la perfección ofreciendo  una experiencia de uso bastante satisfactoria tanto por su ubicación, sensibilidad y tacto.

Continuamos con un par de altavoces de 2W apoyados por un sub-woofer de 2W. El conjunto ofrece un audio sobresaliente, para un equipo portátil, capaz de cumplir de sobremanera a la hora de jugar, reproducir música o disfrutar de una buena película/serie en nuestro portátil sin tener que recurrir a los auriculares.

Se ha optado por un panel IPS de 15,6 pulgadas y resolución 1080p con una calidad de imagen sobresaliente y un ángulo de visión bastante amplio (casi 180 grados). Queremos destacar el buen trabajo que realiza este panel en el apartado de reflejos, cumpliendo excepcionalmente incluso en las peores condiciones y ángulos de visión, asegurando así un visionado perfecto de la pantalla. Justo encima del panel encontramos la webcam que realiza capturas y vídeos con una resolución de 720p y micrófono integrado, más que suficiente para videollamadas o streamings.

Por útlimo, en la zona inferior del equipo encontramos amplias rejillas de ventilación y cuatro patas amplias zonas antideslizantes que harán que el Gigabyte SabrePro 15 se adhiera a la perfección a cualquier superficie pudiendo usarlo con total tranquilidad en cualquier lugar. Estas rejillas de ventilación forman parte del sistema de refrigeración denominado Supra-Cool. Este sistema utiliza dos potentísimos ventiladores que evacuan el calor que transmiten desde los componentes cinco heatpipes de cobre de grandes dimensiones, y poder de conducción, consiguiendo así una refrigeración muy efectiva que será prácticamente inaudible en condiciones normales, aunque sí que será audible cuando empecemos a estrujar el equipo con tareas pesadas o videojuegos.

Software y tests

Como hemos comentado a lo largo de toda la review encontramos diversas características del Gigabyte SabrePro 15 que se apoyan directamente en el uso del software dedicado del equipo. En primer lugar encontramos cuatro teclas dedicadas a macro a las que podremos asignar macros, perfiles de iluminación del teclado o incluso el modo de rendimiento del equipo. Por otro lado también podremos configurar la iluminación RGB del teclado de membrana del portátil, con un buen número de efectos luminosos y posibilidades de configuración. Todo esto se realiza desde el software Control Center que goza de una interfaz bastante cuidada, intuitiva y de muy fácil uso.

Antes de comenzar con los tests sintéticos queremos mostraros un Gameplay realizado con el equipo, para que podáis comprobar como podemos mover un juego pesado como Sombras de Guerra sin ningún tipo de problema

Continuamos con los tests 3DMark. Estos nos muestran algo que ya intuíamos, que el Gigabyte SabrePro 15 cuenta con potencia más que suficiente para correr con soltura cualquier juego actual a 1080p. Además también hemos podido verificar que el sistema de refrigeración Supra-cool cumple a la perfección con su cometido aún cuando estamos exprimiendo al máximo el equipo.

Continuamos con Cinebench, que ofrece resultados dignos de equipos portátiles de gama media – alta.

Crystaldisk Mark para el rendimiento de las unidades de almacenamiento, ofreciendo muy buenos resultados en cuanto a velocidades

Y Aida64 para la RAM

Conclusiones

Partimos de la base de que la gama Sabre no es, ni mucho menos, la más alta de Gigabyte pero, sinceramente, en este Gigabyte SabrePro 15 no hay ni un solo apartado que lo delate. Obviamente encontraremos equipos más potentes que nos permitan jugar a 4K, o más reducidos en volumen y peso pero con precios bastante más dispares. Por el contrario en  este Gigabyte SabrePro 15 encontramos una combinación bastante equilibrada entre potencia, peso y dimensiones que satisface las necesidades de la gran mayoría del público gamer con un precio bastante contenido y unos acabados de primerísima calidad.

Podéis encontrar el portátil por 1599€ en MediaMarkt

Por todo esto otorgamos los galardones de Calidad Precio, Producto Premium y Producto Recomendado al Gigabyte SabrePro 15.

Gigabyte SabrePro 15
Gigabyte SabrePro 15
Categorías
Análisis HardwareGame ItPCTecnologíaUnboxingUncategorizedVídeosWindows 10

Generación del 82, me encanta el mundo de los periféricos, el hardware y los videojuegos. Llevo GameIt en la sangre

    RELACIONADO