Gigabyte X570 Aorus Pro, preview y unboxing

Preview y unboxing de la Gigabyte X570 Aorus Pro, una opción excelente para exprimir tu nuevo Ryzen con un precio contenido

Continuamos con nuestro particular repaso al catálogo de placas base Gigabyte con un cambio de plataforma y chipset para ver qué nos puede ofrecer su Gigabyte X570 Aorus Pro, una placa base orientada a los procesadores Ryzen de AMD que cuenta con unas especificaciones y características nada desdeñables.

Unboxing

La Gigabyte X570 Aorus Pro nos llega en una colorida caja que combina los colores corporativos de Aorus con el logotipo del Halcón de la misma para su portada, dejando la trasera para una ilustrada guía de las características más reseñables de la placa. Una vez abierta la tapa superior encontramos la placa perfectamente embolsada en un plástico que la protege de la electricidad estática y el polvo y embutida en una bandeja de espuma. Al retirar esta bandeja encontramos una bandeja de cartón perfectamente compartimentada que alberga todos los accesorios de la Gigabyte X570 Aorus Pro

La Gigabyte X570 Aorus Pro

Comenzamos, como siempre, por la zona superior de la placa base que, como sabéis, tiene la función de ofrecer una correcta alimentación al procesador. En este caso, la placa base soporta procesadores AMD Ryzen de 2ª y 3ª generación, y Ryzen APU de 2ª generación con gráficos Radeon Vega integrados aunque sólo los últimos Ryzen exprimirán al máximo las posibilidades de placa. No obstante, en la web de la placa encontraréis todos los procesadores compatibles con la misma. Volviendo a la alimentación de la CPU, encontramos un sistema de 12 + 2 fases que se alimenta a través de dos conectores, uno de 8 pines y otro de 4, obteniendo así energía más que suficiente de nuestra fuente de alimentación para abastecer las demandas del procesador en las condiciones más extremas. Para refrigerar este sistema de alimentación se ha optado por un heatpipe que está en contacto directo con el sistema de alimentación y traslada todo este calor generado a un disipador. Este disipador cuenta con un diseño de múltiples aletas que ofrece una suficiente superficie como para disipar de forma eficiente todo el calor generado por el sistema de alimentación. Para terminar de rematar todo esto, encontramos varios pads térmicos que facilitan aún más el traslado de la temperatura entre los diferentes elementos del sistema de refrigeración. Para terminar el ámbito de la refrigeración pasiva de la placa, aunque nos traslademos a otra zona, encontramos el chipset refrigerado por un bloque de aluminio junto con un ventilador de turbina para refrigerar al mismo. Este diseño está muy extendido en las placas base de este chipset, siendo la inclusión de un ventilador para refrigerar el chipset uno de los puntos más característicos del X570.

Continuando por la zona superior de la placa base, encontramos cuatro zócalos para RAM DDR4 con una capacidad total de hasta 128 Gb en dual channel con una velocidad máxima de 4400MHz. Al igual que en el resto de placas base que hemos repasado previamente, estos zócalos cuentan con un blindaje metálico que asegura la durabilidad e integridad de los mismos. Este blindaje también se extiende a los dos puertos PCIe principales de la misma, haciéndolos más robustos para que sufran menos al instalar las gráficas más pesadas. Ya que mencionamos los puertos PCIe, encontramos las dos principales que son las que cuentan con el blindaje metálico, son dos ranuras PCIe 4.0 x16 que nos permiten hacer un montaje multigpu de dos vías, tanto SLI como Crossfire. Además, encontramos otras dos PCIe x1 y una PCIe x16. Por último, y para rematar el apartado de «blindaje»de la placa el protector de los puertos traseros va incrustado en la placa facilitando el montaje en el chasis y evitando así posibles pérdidas.

Pasando al apartado de almacenamiento de la Gigabyte X570 Aorus Pro, encontramos dos conectores NVMe PCIe x4 M.2 con un disipador integrado que, además de proporcionar un acabado visual superior, maximiza el rendimiento de las unidades bajo los mismo ya que evita que baje el rendimiento de las mismas por sobrecalentamiento. En lo que a SATA se refiere, encontramos un total de 6 puertos SATA III de 6Gb/s con soporte para RAID 0, RAID 1, y RAID 10.

En el apartado de refrigeración del equipo no se ha escatimado a la hora de disponer sensores y puertos para ventiladores, encontrando un total de 7 sensores integrados en la placa base, y un total de 7 puertos de ventiladores PWM que, a su vez, integran un puerto para instalar otro sensor externo más. Para visualizar, controlar y configurar todo esto Gigabyte pone a nuestra disposición el software Smart Fan 5 con el que podremos desde tener una visión general del estado y funcionamiento de nuestros componentes y su estado de refrigeración a crear curvas de ventilador personalizadas para cada uno de los instalados en el equipo, todo ello con una interfaz sumamente intuitiva y fácil de utilizar.

En lo que a conectividad USB se refiere encontramos, en el panel trasero 4 USB 2.0, 3 USB 3.1 Gen, 2 USB 3.1 Gen2 y 1 USB 3.1 Gen2 Type-C. En la propia placa encontramos 2 USB 2.0, 2 USB 3.1 Gen1 y 1 USB 3.1 Gen2 Type-C para el frontal de nuestra caja.

Para la retroiluminación RGB encontramos diferentes zonas retroiluminadas en la propia placa base y un total de 4 puertos para dispositivos/tiras LED RGB/ARGB. Todo esto podremos configurarlo y personalizarlo a través de la plataforma de software RGB Fusion 2 de Gigabyte, junto con el resto de componentes y periféricos de la marca que tengamos en nuestro setup de una forma centralizada, sencilla e intuitiva.

Por último, pero no menos importante, en el apartado de audio encontramos una combinación de condensadores WIMA FKP2 y condensadores Chemicon para obtener un audio de primera calidad, ofreciendo una salida de 120se DA SNR con los tecnología Headphone Amp, que adecúa la señal de audio emitida a la impedancia del headset conectado de forma automática y una entrada de hasta 114 dBA para micrófonos, obteniendo así una captura y/o emisión de audio de primera calidad.

Conclusiones

La Gigabyte X570 Aorus Pro es una excelente opción para hacer upgrade de nuestro equipo a los últimos procesadores Ryzen ya que ofrece unos materiales de construcción de primera calidad junto con un apartado de refrigeración, tanto de la placa como para el equipo, sobresaliente y todo lo necesario para disfrutar de las últimas tecnologías del mercado. Es cierto que se echan en falta algunos extras como Bluetooth, Wifi o incluso un backplate pero es justificable su ausencia si tenemos en cuenta que nos llega con un precio más que ajustado para todo lo que ofrece la placa base.

En lo referente a precio, podemos encontrarla por 279’9€ en Amazon

Por todo esto, otorgamos los galardones de Prestaciones, Producto Recomendado y Calidad Precio de Game It a la Gigabyte X570 Aorus Pro.

 

Gigabyte X570 Aorus Pro
Gigabyte X570 Aorus Pro
Categorías
Análisis HardwareGame ItHardware

Generación del 82, me encanta el mundo de los periféricos, el hardware y los videojuegos. Llevo GameIt en la sangre

    RELACIONADO