Gigabyte Z390 DESIGNARE preview y unboxing

Os enseñamos de cerca la placa base de Gigabyte orientada a profesionales del diseño y creación de contenido digital
Gigabyte Z390 DESIGNARE

Gigabyte es, bajo nuestra propia experiencia a lo largo de muchos años, uno de los mejores fabricantes de placas base del mercado y por eso, a pesar de que no podemos testear debidamente la placa por cuestiones logísitcas, no hemos podido dejar pasar la oportunidad de mostraros más de cerca una de sus placas bases más top para el último chipset de intel: la Gigabyte Z390 DESIGNARE.

Unboxing

La Gigabyte Z390 DESIGNARE nos llega presentada en una sobria caja de cartón negro que nos muestra pequeñas pinceladas de su diseño en el frontal de la caja, dejando las especificaciones técnicas completas para la trasera de la misma. Al abrir la caja encontramos, como viene siendo habitual en las placas base, directamente la placa bien embolsada en un plástico anti-estática. Bajo la placa, y una bandeja de cartón, encontramos todos los accesorios que inlcuye la misma:

 

  • Cables SATA
  • Manual de instrucciones y guía rápida
  • CD de instalación con drivers
  • Antena Wifi
  • Tornillería
  • Adaptador Displayport.

 

 

La Gigabyte Z390 DESIGNARE

Comenzamos con la tabla de especificaciones de la placa base:

La placa base llega con el chipset Z390 de intel, con soporte completo para los procesadores de octava y novena generación de Intel lo que incluye el nuevo i9-9900K de 8 núcleos, una auténtica bestia parda que agilizará de sobremanera las tareas de creación de contenido y diseño. La Gigabyte Z390 DESIGNARE  está totalmente enfocada a ofrecer el mejor rendimiento posible de gráfica, RAM y M.2 SSD además de exprimir al máximo el potencial del procesador reseñado anteriormente y agilizar así las tareas de diseño y creación de contenido multimedia. Cuenta con USB Type C, Thunderbolt y USB 3.1 de las generaciones 1 y 2 para conseguir las mejores velocidades de transferencia, agilizando así el trabajo con archivos de gran tamaño.

Para poder aprovechar todo el potencial que ofrecen los procesadores más potentes de la novena generación de Intel, es muy importante asegurar la correcta alimentación del mismo así como la correcta refrigeración de la placa base para asegurar el correcto funcionamiento de la alimentación del procesador. Por ese motivo la Gigabyte Z390 DESIGNARE  utiliza un diseño de 12+1 fases digitales que incluye tanto el controlador digital PWM como el DrMOS. Estos controladores 100% digitales y un doble conector de alimentación para la CPU (uno de 8 pines y otro de 4, al igual que vimos en la Z390 Pro) ofrecen todo el suministro necesario, y de forma precisa, permitiendo exprimir al máximo nuestro procesador.

Para refrigerar todo esto y asegurar un correcto suministro de fluido al procesador, a la vez que aseguramos la longevidad de la placa, Gigabyte ha optado por un diseño del PCB de cobre doble y un disipador térmico VRM de alta eficacia. Este disipador cuenta con la tecnología Heatpipe Direct-Touch y múltiples aletas para conseguir una transferencia térmica eficiente y rápida. También se ha aumentado el tamaño de la almohadilla térmica para reducir el calor generado por el módulo DrMOS, manteniendo el conjunto más refrigerado y, por ende, más estable durante la realización de tareas con gran carga sobre la CPU.

En lo referente al rendimiento de almacenamiento NVME, la Gigabyte Z390 DESIGNARE cuenta con una configuración exclusiva del carril PCIe de la CPU, evitando así el cuello de botella entre la CPU y la PCH. Esta configuración proporciona un extra de rendimiento en este tipo de almacenamiento que se ve reforzado por la inclusión de dos “Thermal Guard” o disipadores para este tipo de unidades de almacenamiento que evitan bajadas de rendimiento por sobrecalentamiento. A esto hemos de añadirle un total de seis conectores SATA III compatibles con RAID 0, 1, 5 y 10 y, cómo no, plena compatibilidad con las memorias Intel Optane. Con respecto a la integración de tarjetas gráficas, la Gigabyte Z390 DESIGNARE cuenta con un total de tres ranuras PCIe 3.0 x 16 con refuerzo metálico para aumentar su durabilidad  pudiendo instalar un total de 2 GPUs Nvidia o tres AMD en SLI o Crossfire, respectivamente.

La Gigabyte Z390 DESIGNARE cuenta con el acelerador cFosSpeed de red para aprovechar al máximo el ancho de banda y priorizar las aplicaciones que la usan, Cuenta con un diseño de doble LAN que ofrece más flexibilidad para las configuraciones de red tanto en el uso de redes SOHO como para poder estar conectados a dispositivos de almacenamiento en la nube y a la red interna.  Por si todo esto fuera poco, la Gigabyte Z390 DESIGNARE también cuenta con una función de Intel CNVi 802.11ac 160MHz 2×2 WIFI, por lo que además de la doble conexión de red se podrá utilizar 2 conexiones WiFi para maximizar la conectividad de nuestra estación de trabajo.

En una placa base diseñada para creadores de contenido y diseñadores no pueden faltar puertos que permitan transferir archivos sumamente pesados con la máxima celeridad posible. Por ello la Gigabyte Z390 DESIGNARE  cuenta con dos juegos de USB Type-C Thunderbolt incorporado y USB 3.1 Gen 2 nativo, para proporcionar una velocidad de transmisión de 40 Gbps. Los usuarios pueden conectar  6 dispositivos + 1 en una sola conexión, o conectar una tableta gráfica digital para resolución 4K. A través del diseño DP-In integrado de la placa base, se pueden transferir señales de imagen y audio desde una tarjeta gráfica de gama alta y usar la interfaz Thunderbolt para lograr una resolución DP 1.4 8K para obtener gráficos más precisos y detallados en sus ilustraciones o vídeos.

El diseño, es sin lugar a dudas, otro de los aspectos que no se pueden descuidar cuando un producto va dirigido a diseñadores (valga la redundancia). Por eso Gigabyte ha mimado cualquier detalle del diseño de la placa base, desde el color negro azabache de la propia placa hasta los disipadores. La iluminación LED huye de la estridencia del mundillo gaming hacia una iluminación más sutil y añade conexiones RGB para que el usuario pueda añadir más dispositivos RGB o tiras LED y complementar la iluminación de la placa.

Conclusiones

La Gigabyte Z390 DESIGNARE es una placa base con un target muy específico, diseñadores y creadores de contenido, que necesita de una gran potencia y velocidades de transferencia de datos altísimas para poder trabajar con eficiencia. Obviamente estas características tienen también una poderosa aplicación gaming, lo que hace que esta Gigabyte Z390 DESIGNARE sea apta para ambos usos, overclock y usuarios exigentes en general. En lo que respecta a diseño, prestaciones y especificaciones creemos que esta Gigabyte Z390 DESIGNARE es una de las placas más top del mercado, tanto dentro como fuera de la marca, y una muy buena opción si quieres alejarte un poco de la estética gaming sin renunciar al RGB y a las mejores prestaciones posibles del mercado.

En lo que a precio se refiere, podemos encontrarla en amazon por 307€

Por todo esto, y a pesar de que no hemos podido montar equipo con la placa base, otorgamos los galardones de Producto Premium, Calidad Precio y Producto recomendado de Game It a la Gigabyte Z390 DESIGNARE.

 

Gigabyte Z390 DESIGNARE
Gigabyte Z390 DESIGNARE
Categorías
Análisis HardwareGame ItHardwarePCTecnologíaUnboxing

Generación del 82, me encanta el mundo de los periféricos, el hardware y los videojuegos. Llevo GameIt en la sangre

    RELACIONADO