God Eater 3. Análisis PS4

La pesadilla de los Aragamis
God Eater 3

Una vez más volvemos a ponernos en la piel de un asesino de aragamis, o como son más conocidos God Eaters Adaptados (GEA). Ya hemos disfrutado de God Eater 3 y os podemos decir, a modo de resumen, que la saga vuelve con toda la acción intacta, pero si queréis más detalles aquí tenéis nuestro análisis de la tercera entrega numerada de esta saga que poco a poco se abre paso en el mercado occidental.

God Eater 3

A golpes contra todo bicho viviente

Como siempre vamos a intentar no entrar demasiado en el contenido de la trama para que cada uno pueda disfrutarlo a su ritmo. Por eso vamos a centrarnos en las mecánicas y la experiencia que nos ofrece God Eater 3. Para los que no conozcan la saga, se trata de un hack and slash en el que nuestra labor principal será la de afrontar varias misiones en las que apareceremos en unos escenarios bastante limitados en cuanto a su extensión y tendremos que terminar con una serie de enemigos. Evidentemente la dificultad y ferocidad de estos rivales irá en aumento conforme avancemos en el juego. Mientras que acabar con los enemigos básicos se puede hacer tedioso y repetitivo, el aspecto majestuosos de los jefes nos hará sentir ante un auténtico reto.

Para enfrentarnos a los “aragamis” contaremos con un arma celestial que hará las veces de espada como de escudo e incluso nos permitirá atacar a distancia. La mayor parte de la complejidad y profundidad de God Eater se encuentra en estas armas. Acabar con los enemigos nos permitirá conseguir nuevas mejoras para el arma celestial tanto en aspectos de ataque como defensivos.

Una vez estamos en batalla las opciones que tenemos son bastante amplias. Tenemos dos ataques básicos, la posibilidad de bloquear o fintar los golpes enemigos, disparar desde la distancia con dos tipos de munición distinta que se recargan con los ataques cuerpo a cuerpo y la opción de devorar el alma de nuestros enemigos lo que nos dará objetos además de hacernos entrar en un estado en el que somos más fuertes.

Aunque no son pocas las mecánicas que propone God Eater 3, lo cierto es que con el mando es la mano es fácil recordarlas y se hace bastante cómodo sacarle el máximo partido a las habilidades de nuestro protagonista. La cruz de esto es que el juego nos tiene durante aproximadamente la primera hora de la partida en misiones excesivamente sencillas en las que aprenderemos a manejar a los God Eater Adaptados.

Además de estas hay otras habilidades y potenciadores que podemos lograr durante el juego para lograr la mejor calificación en cada nivel, pero creemos que parte del encanto es descubrirlas por uno mismo.

God Eater 3

Peleando con la cámara

Lo cierto es que es sorprendente coger el mando y comprobar como a pesar de todas las posibilidades que nos ofrece God Eater 3, el juego siempre responde como nosotros queremos sin confundir acciones ni darle dos funciones a un mismo botón, algo tremendamente importante en un título del frenetismo del que nos ocupa.

Evidentemente, no todo podía ser tan bueno, y si algo tenemos que reprocharle al trabajo de Bandai Namco es el movimiento de la cámara en momentos concretos. Esto se hace bastante más incómodo cuando estamos combatiendo a numerosos enemigos, en algunos momentos, el movimiento de la cámara incluso nos ha costado el recibir golpes o errar nuestro objetivo. Aun así, debemos decir que, aunque nos puede estropear una calificación perfecta en alguna situación no empaña demasiado la experiencia.

Sobre el aspecto visual del juego podemos decir que hay diferenciadas fases que supondrán un cambio en los escenarios, que, aunque están bien trabajados pecan de ser demasiado estáticos. En lo referente al sonido, hemos notado que se ha prestado más atención al detalle de este en los momentos de batalla que en momentos que pueden ser importantes de la narración.

Para terminar con este análisis queríamos destacar la amplia variedad de posibilidades que nos ofrece God Eater 3 a la hora de personalizar a nuestro personaje. Peinado, accesorios, voz color de pelo y ojos entre otras muchas cosas son las que podremos decidir de nuestro GEA.

God Eater 3

De lo que no podemos dar nuestra opinión es acerca del juego en línea. Sabemos que se podrá disfrutar, incluso lo hemos intentado, pero en el momento en el que escribimos estas líneas nos ha sido imposible disfrutarlo dado a los errores en el matchmaking que nos aparecían constantemente en diferentes días y horarios. Habrá que esperar hasta el lanzamiento para ver si cambia la situación.

Conclusiones de God Eater 3

Esta tercera entrega llega manteniendo todo el frenetismo y aumentando las capacidades de nuestros personajes. Echamos en falta más variedad de enemigos, pero sin ninguna duda God  Eater 3 dará una buena dosis de mamporros a todos los amantes del hack and slash.

De las pocas pegas remarcables que le hemos encontrado es la movilidad de la cámara en algunos combates. A pesar de todo estamos ante un título muy recomendable tanto si eres un experto en el género como si deseas iniciarte.

God Eater 3
8
God Eater 3
The Good
  • El diseño de los jefes
  • La respuesta de los controles es perfecta
  • Personalización de los personajes
The Bad
  • La cámara es algo errática
  • Repetición de los escenarios
  • Muy bueno
    8
Categorías
AnálisisPlayStation 4Vídeos

RELACIONADO