Golf Peaks. Análisis Nintendo Switch

Un relajante juego de puzles

Hoy en Game It os traemos el análisis de un estupendo Indie de Nintendo Switch. Se trata de Golf Peaks, un juego desarrollado por Afterburn y distribuido por 7levels, mezclando el minigolf con las cartas. ¿El resultado?

¡Hoyo en uno!

Golf Peaks es un maravilloso juego de golf en el que tendremos que superar más de 100 niveles. Cada uno será un relajante puzle con el que comernos la cabeza en más de una ocasión.

Las mecánicas son simples, pues tampoco necesita mucho más. Cada nivel es un conjunto de plataformas organizadas de forma esquemática por el que avanzaremos gracias a nuestro mano de cartas. Estas servirán para avanzar, y cada una tendrá un número de casillas sobre las que avanzaremos. Hay varios tipos de movimientos, pudiendo avanzar, saltar o sobrevolar. Además, se complementan con los diferentes tipos de plataformas, creando un sinfín de ocasiones distintas. Las cartas de movimiento son sencillas ya que tendrán un número que indica el movimiento sobre el suelo, el número de casillas a desplazar, u otro que consiste en pasar por el aire.

Los niveles están muy bien diseñados. Son un conjunto de casillas de diferente altura y características que culminan en un hoyo al cual intentaremos llegar superando los puzles que nos plantean. Estos niveles son muy precisos, pues hay que superarlos como el juego quiere que lo hagas. En Golf Peaks encontramos 8 mundos, cada uno con su ambientación, música y plataformas diferentes. En cada uno aparece un tipo de casilla nueva, que da variedad al juego. Una de las más interesantes es la arena. Te impide desplazarte por el suelo una vez que entras en contacto. De esta forma, hay que sobrevolarla o esquivarla, pero esto da mucho juego. También aparecen las arenas movedizas. Estas se pueden pasar rodando, pero si te paras encima, no podrás quedarte para contarlo. Por otro lado, está el agua, que, si caes en ella, te devuelve a tu anterior posición, o los hoyos de colores, que funcionan como teletransportes.

Al completar con éxito todos los niveles de un mundo se desbloquean los ocultos, tres por cada uno. Por otro lado, hay un mundo exclusivo que también tendremos que desbloquear. Al principio este era el último, pero después de una actualización gratuita se han añadido unas cuantas fases más.

A pensar…

En Golf Peaks, la dificultad de los niveles es progresiva dentro de cada mundo, y entre estos últimos también. Siendo así, los primeros de cada uno de estos sirven para conocer el nuevo tipo de plataformas añadido. Poco a poco va aumentando su complicación, volviéndose el juego mucho más interesante y sin llegar a ser, por lo general, desquiciante. Además, se suelen repetir una serie de triquiñuelas que, si se conocen, se hace mucho más fácil. Una de ellas, por ejemplo, consiste en no utilizar siempre las supuestas mejores cartas, las que tienen un mayor desplazamiento. Muchas veces hace falta utilizar una de un número alto cuando no lo parece. Es decir, a veces conviene reservar para el final cartas más pequeñas. Otro truco a tener en cuenta es el rebote contra la pared. De esta forma, una carta que antes valía tres casillas se vuelve a dos, ya que una se ha utilizado en desplazarse sobre la misma casilla en la que estaba. Con estos y muchos más, vamos conociendo poco a poco el juego y como nos la intenta colar en más de una ocasión.

El pico de dificultad se encuentra en los niveles desbloqueables, habiendo una gran diferencia entre estos y los básicos en un mundo. Puede que esta curva se haga excesiva, habiendo niveles o muy complicados o demasiado fáciles. Así, a veces superamos niveles sin pensar, porque no hay mucho que ver o porque no encontremos la solución. Los mejores momentos del juego son cuando nos paramos en un nivel complicado a encontrar la combinación y el uso perfecto de nuestras cartas para llegar al final, y la satisfacción que tenemos cuando lo conseguimos.

Relajante y sencillo

Golf Peaks es un juego técnicamente humilde. Los gráficos son agradables y claros, aunque hay que decir que, en contadas ocasiones, alguna plataforma en 3D se puede confundir de posición. Por lo demás no necesita mucho más. La gama de colores es acorde a la ambientación de cada mundo, y las animaciones son fluidas y concisas.

La música es muy tranquila, y viene como anillo al dedo para un juego de puzles, consiguiendo estirar nuestra paciencia. No tiene ninguna melodía pegadiza o inolvidable, pero no deja de ser correcta.

En la versión de Nintendo Switch, a la que hemos jugado, cuenta con un modo portátil bastante especial. La pantalla se vuelve táctil, y podremos jugar como si en un móvil fuese, sin necesidad de mando. De hecho, está muy cuidado, ya que hasta cambia el estilo de las cartas en pantalla y se adaptan los gráficos de la manera más natural posible.

Conclusiones de Golf Peaks

Golf Peaks es un muy buen juego de puzles. Los gráficos son muy bonitos, la música agradable, y, sobre todo, difícil y entretenido. Se siente como un juguete en las manos, una forma excelente de crear un videojuego. Lástima que se acabe tan pronto y a veces el ritmo interrumpa esa burbuja de satisfacción.

 

Golf Peaks
8.5
Golf Peaks
The Good
  • Muy ingenioso
  • Relajante y satisfactorio
  • Gran diseño de niveles
The Bad
  • Técnicamente sencillo
  • Se hace algo corto
  • Muy bueno
    8.5
Categorías
AnálisisNintendo SwitchVídeos

RELACIONADO