HELLMUT The Badass from Hell

HELLMUT The Badass from Hell. Análisis Xbox One

Analizamos HELLMUT The Badass from Hell, el frenético y alocado shooter de exploración de mazmorras desarrollado por el estudio independiente Volcanicc.

Analizamos HELLMUT The Badass from Hell, el frenético y alocado shooter de exploración de mazmorras desarrollado por el estudio independiente Volcanicc. En HELLMUT debemos superar una serie de mazmorras derrotando a un sinfín de demonios y sus respectivos jefes, para poder recuperar nuestro cuerpo devorado por los demonios. Para ello tenemos el poder de elección entre varias transformaciones que nos ayudarán a superar todos estos desafíos y variedad de armas con las que completarlo. Y lo más importante: sangre, y sangre… ¡Y MUCHA SANGRE! Bueno, quizás no tanta, pero sí la hay en cantidad.

Bienvenidos al inframundo

En HELLMUT The Badass from Hell nos ponen en la piel de un loco científico que quiere la inmortalidad. En su objetivo invoca al mismísimo Demonio para que le otorgue dichos poderes, pero con la mala suerte de que este le arrebata su cuerpo. Convertidos en un craneoencefálico flotante, tendremos la habilidad de poder convertirnos en diferentes seres para enmendar nuestra venganza. Una historia simple con una ejecución sencilla, que no busca sorprender ni ser diferente a otras tantas que podemos llegar a conocer. Pero su poder radica en esto mismo, una trama lo más básica posible para poder centrar todo su potencial en la jugabilidad. Es decir, un shooter de acción donde lo más importante es el disfrute de poder matar por matar y ver hasta dónde somos capaces de llegar.

El modo principal de juego se basa en el objetivo de superar las diferentes salas hasta llegar al jefe de turno. Para ello HELLMUT utiliza la creación aleatoria de niveles, un punto a favor que le da esa intriga de que en ningún momento sabemos dónde iremos a parar e incita a la rejugabilidad, sobre todo después de morir. Ya que un nivel nunca será igual al visto en la anterior partida. Sumado a una dificultad bastante vertiginosa que en más de una ocasión nos supondrá un gran reto. Es cierto que encontramos picos en ella, con momentos en los que se hace complicado el superar una habitación y/o jefe llegando a frustrar. Todo dependerá del rato que le echemos porque una vez cogida la práctica y experiencia, aunque es complicado de superar es un título divertido y gratificante. Sobre todo si tenemos en cuenta las diferentes transformaciones y armas disponibles durante la partida.

HELLMUT The Badass from Hell

Estas transformaciones juegan el papel clave del éxito de HELLMUT, dándole el pilar personal al juego, ya que cada una cuenta con un arma y habilidad distinta a las demás. La aventura la comenzamos con tan solo dos mutaciones: Muchacarne, una bestia la mar de desagradable que utiliza un gigantesco martillo arrojadizo como arma y de habilidad una carga asesina que destroza todo lo que pilla en su camino; y el Rey de las Ratas, una rata gigante cuya arma preferida es una especie de rifle con balas rebotantes y una habilidad especial que lanza tres ratas explosivas contra los enemigos. A medida que sumamos victorias de niveles y jefes iremos desbloqueando las demás transformaciones. Aunque cumplen muy bien su objetivo y a priori son un gran aliciente a conseguir, en realidad se notan algo escasas porque no llegan a ser tantas como aparentan en un principio. Algo parecido ocurre con el campo de armas disponibles. El armamento se podrá obtener a través de la tienda a cambio de monedas o en los cofres que encontremos durante los niveles. Pero este contenido, aunque sorprendente y muy divertido según el arma, por ejemplo, un pato explosivo demasiado OP que nos acompañará por todo el nivel; es realmente escaso sobre todo si lo comparamos con otros juegos del género. Sin ir más lejos el exitoso Soul Knight de dispositivos móviles. Título que cuenta con una abrumadora y divertida cantidad de armas a cuál más sorprendente o descabellada siendo prácticamente iguales. Para nuestro gusto, HELLMUT está muy bien en líneas generales, pero en cuanto a calidad de contenido se queda algo bastante corto.

No obstante, Volcanicc soluciona un poco esta sensación con el Modo Gauntlet. Una zona en donde sí tendremos multijugador cooperativo y gracias a la ayuda de un amigo en local hacemos frente a un sinfín de oleadas. Aquí podemos utilizar cualquiera de las transformaciones, una vez conseguidas en la historia. Y al igual que al jugar en solitario, aquí también tendremos una tienda en donde poder comprar armas, mejoras o botiquines entre otras cosas. Como es de esperar, para poder hacer el intercambio debemos usar monedas o gemas de los enemigos caídos. En Gauntlet únicamente debemos evitar que los demonios acaben con nuestra base central y para ello hay que ir tras ellos, eliminar a cada uno de ellos y destrozar los portales que los invocan. No hay más. Este es el principal y único objetivo. Un elemento ameno durante las primeras horas que luego se torna bastante pesado…

HELLMUT The Badass from Hell

Acción sobre píxeles

Técnicamente no tenemos ni encontramos pega alguna hacia HELLMUT The Badass from Hell. Un juego sencillo que funciona bien ante los controles de la consola, en nuestro caso Xbox One. Movimientos fáciles de ejecutar en donde predomina más nuestra habilidad que cualquier otro elemento en pantalla. El apartado visual al estilo píxel le queda genial, un campo visual que cada vez se hace más común y se ha convertido en algo completamente «casi» obligado en el género. La creatividad sorprende desde el principio, con diseños la mar de bizarros en transformaciones y algunos enemigos importantes. Siendo algo más conservador en el diseño de adversarios comunes, escenarios y elementos cosméticos, e incluso en la ejecución de la banda sonora y efectos de sonido. Las pistas musicales funcionan correctamente con melodías cargantes que le dan ese toque especial, pero no buscan evolucionar a grandes escalas.

Conclusión HELLMUT The Badass from Hell

HELLMUT The Badass from Hell es un gran juego de acción y disparos basado en la exploración de mazmorras con un único objetivo: destruir todo aquello que se cruce en nuestro camino de la manera más extravagante posible. No os vamos a engañar, la obra de Volcanicc es una propuesta agradable y recomendable, sobre todo muy divertida. Sin duda un título que hará las delicias de los más acérrimos al género y para aquellos que busquen un desafío a superar. La vertiente cooperativa Gauntlet le da algo más de vida a una entrega no muy rejugable una vez conseguidos todos los desbloqueables. Y más si la vertiente de clasificaciones no es tu estilo. Por ello y desde nuestro punto de vista, la falta de un multijugador en su historia principal, modalidad casi obligatoria en los juegos de este género porque le hubiera dado una vida magistral al mismo, le resta puntos a su acabado final. De la misma manera que su falta de más armamento y contenido.

Política notas Game It

HELLMUT The Badass from Hell
6
HELLMUT The Badass from Hell
The Good
  • Su divertida y frenética jugabilidad.
  • El Modo Gautlet es un gran acierto y divertido...
  • Mapas generados de forma aleatoria.
The Bad
  • Falta de un cooperativo en el Modo Historia principal.
  • ... pero que se hace repetitivo al llegar a oleadas altas.
  • Escasez de contenido.
  • Interesante
    6
Categorías
AnálisisMicrosoftPCPlayStation 4SonyVídeosXbox One

Gamer desde 1994. Amante de la fotografía y los videojuegos. Artista en mis tiempos libres. Aprendiz en diseño gráfico/web e informática. Maestro Pokémon y Cazador experto en Monster Hunter. Un gamer que juega a todo tipo de juego y consolas. Sígueme en mis redes sociales:

RELACIONADO