Just Cause 4. Análisis PS4

Probamos la cuarta entrega de la saga de Rico Rodriguez...
Just Cause 4

Sin dejar pasar demasiado tiempo desde su última aventura Rico Rodriguez vuelve a la acción en Just Cause 4. Os contamos que nos ha parecido esta nueva entrega que con sus luces y sombras reafirma la libertad de posibilidades y la destrucción más loca que se nos ocurra como sus señas de identidad frente a otros títulos del género sandbox.

Una revolución demasiado grande

Lo último de Square Enix no se anda con demasiados rodeos. Desde el comienzo Just Cause 4 pone toda la carne en el asador y en la misión que sirve como tutorial ya nos enseña muchas da las mecánicas que podremos ejecutar con nuestro gancho, aunque iremos desbloqueando nuevas conforme avancemos en el juego. Sin entrar demasiado, para evitar contar demasiado sobre lo que ofrece, la historia nos sitúa en una recién comenzada revolución que tendremos que liderar contra una supercompañía que trabaja en un proyecto capaz de controlar el clima y utilizarlo como arma. Este es el pretexto queda lugar a situaciones de auténtica locura como la aparición de mastodónticos tornados que se llevarán por delante todo lo que se encuentren en su camino.

Indudablemente el mapa que nos ofrece Just cause 4 es el más ambicioso que hemos visto en las cuatro entregas de esta saga. Encontramos zonas muy variadas y muchas montañas y zonas elevadas que nos permiten exprimirla combinación de gancho, paracaídas y traje de vuelo que nos permite planear. Como no podía ser de otra manera, un mapa tan amplio está repleto de cientos de cosas que hacer.  Algunos de los marcadores que nos aparecen en el mapa son de misiones secundarias algo inusuales como trabajar en las escenas de riesgo de una producción cinematográfica.

Más allá de las misiones de la historia tendremos que arrebatarle zonas del mapa al Ejercitode la Mano Negra, que es como se llaman los enemigos. Para hacerlo tendremos que completar misiones en los diferentes territorios en los que se divide el mapa de Just Cause 4 y acabar con todos los enemigos que encontremos en esas zonas. Hacernos con el control de estas zonas nos liberará nuevas posibilidades.

A pesar de que la historia de Just Cause 4 no es algo banalsí que es cierto que la presencia de muchas misiones secundarias con temáticas extravagantes y el nivel ridículo de destrucción que podemos provocar nos deja la sensación de que, durante el desarrollo del juego, la historia principal no ha sido demasiado importante y ese peso ha caído más en crear una experiencia divertida basada en las explosiones y derrumbes.

Excesivas explosiones

Si hablamos del apartado técnico hay que mencionar que los escenarios presentados por Avalanche en este Just Cause 4 son variadísimos,repletos de detalles y con mucha vida, pero también es remarcable que a pesar de que lo hemos jugado en Playstation 4 Pro hemos visto como el diseño de los personajes no está del todo pulido y se aprecian en muchas ocasiones líneas borrosas en los perfiles de Rico Rodriguez. También es digno de destacar que en lo que se refiere al framerate es bastante estable a pesar del gran número de movimientos simultáneos que puede haber en pantalla.

El apartado sonoro nos ha gustado bastante ya que reafirma ese tono gamberro y divertido del protagonista y por tanto lo encontramos muy acorde a la experiencia global que ofrece Just Cause 4. Todos aquellos que no gusten de leer subtítulos están de enhorabuena ya que el juego de Square Enix y Avalanche Studios nos ha llegado totalmente doblado al castellano, a pesar de que esto es de agradecer sí que hemos encontrado en los diálogos algunas expresiones que no suenan muy naturales y que parecen fruto de una mala traducción desde el inglés.

Para finalizar, queremos mencionar que los controles son bastante intuitivos y responden de manera muy efectiva en casi todos los momentos, pero se nos ha hecho algo complicado adaptarnos a la conducción de los coches que se nota demasiado artificial.

Conclusiones de Just Cause 4

2017 y 2018 han contado con dos de los juegos que mejor han sabido evolucionar los mundos abiertos como han sido Red Dead Redemption 2 yThe Legend of Zelda: Breath of the Wild. En esta ocasión Just Cause 4 ha apostado por un sandbox más tradicional con un mapa inmenso y repleto de marcadores que nos indican diferentes quehaceres.

Creemos que un mapa tan amplio y la falta de peso de la historia provoca que en algunos momentos el juego se nos haga cuesta arriba ya que nos falta motivación para seguir jugando. A pesar de esto el gameplay de este título es tremendamente divertido gracias a que hay toneladas de acción a cada paso que damos.

Just cause 4
7
Just cause 4
The Good
  • Totalmente en castellano
  • Un mapa inmenso
  • Las muchas posibilidades que nos da el gancho de Rico
The Bad
  • Deficiencias visuales
  • Historia sin demasiada profundidad
  • Muy bueno
    7
Categorías
AnálisisPlayStation 4

RELACIONADO