kingston a1000 ssd game it

Kingston A1000 SSD 480GB. Unboxing, análisis y pruebas del M.2

Probamos a ver de qué es capaz

Kingston siempre ha destacado por ser una de nuestras marcas favoritas en el ámbito de las memorias y el almacenaje, y es que nadie puede negar que se han ganado su fama a base de esfuerzo, trabajo y, sobre todo, dispositivos interesantes. Hoy os vamos a mostrar una de las soluciones perfectas para nuestros portátiles o PCs con poco espacio, el Kingston A1000 SSD NVMe, el cual nos llega en formato M.2.

Antes de nada, y como siempre, agradece a la marca la confianza depositada en nosotros para poder hacer esta review.

Principales características

Vamos a dejar que sea la propia Kingston la que nos diga cuáles son las especificaciones de este SSD.

kingston a1000 ssd game it

Estamos ante un SSD con factor de forma M.2 con una interfaz NVMe PCIe, o lo que es lo mismo, un SSD que irá instalado directamente a nuestra placa base, lo que nos da una lectura de escritura más rápida, llegando hasta los 1.500 MB/S / 1.000 MB/s de lectura y escritura respectivamente, todo con un consumo eléctrico máximo de 0,908 W en escritura. Tenemos una vida útil de 1 millón de horas MTBF ( tiempo medio entre fallos en sus siglas en inglés) así como una garantía de 5 años.

Unboxing

Muy poco podemos decir del empaquetado del Kingston A1000 SSD y es que nos llega en un pequeño blíster de plástico encajado, muy al estilo del SSD y es que estamos ante un dispositivo que mide 80 x 22 milímetros con un peso de 7 gramos en su formato de 480GB. Por la parte delantera podemos ver el propio SSD mientras que por la trasera destacan su lugar de fabricación y algunos datos legales.

Una vez lo abrimos encontramos el manual de instrucciones básicos para poder comenzar a utilizarlo, así como un código para descargar Acronis True Image HD, un software de creación de backups y copias de seguridad que nos acompaña de manera gratuita.

kingston a1000 ssd game it

Kingston A1000 SSD

Como decíamos Kingston destaca por ser una compañía consolidada en el mundo del almacenaje. Esto se demuestra en la gran cantidad de soluciones para todos los gustos y necesidades que nos ofrece, empezando por este SSD con un factor de forma M.2. Esto quiere decir que con una simple instalación tenemos un SSD capaz de alcanzar unas velocidades de lecturas que llegan a los 1.500 MB/s, algo que solo se puede conseguir con este formato y que deja obsoletos a los HDD y, en menor medida, a los SSDs de 2,5”.

A pesar de que en comparación con los otros tipos de almacenaje puede parecer una diferencia muy grande, lo cierto es que estamos ante uno de los modelos básicos de la marca y es que los podemos encontrar con mejores características, algo que también se verá reflejado en su precio como es de esperar. Por esto este Kingston A1000 SSD NVMe nos ofrece una buena opción si no tenemos demasiado espacio para su instalación, para portátiles o incluso si nuestro presupuesto no es tan alto como quisiéramos.

Su instalación no puede ser más sencilla y es que solamente necesitaremos conectarlo al puerto en nuestra placa base, atornillarlo y listos, podremos empezar a usarlo.

kingston a1000 ssd game it

Pruebas

Una vez hemos hablado de sus características y su fácil instalación, vamos a ver qué es lo que realmente podemos esperar de él. Para analizar el Kingston A1000 SSD vamos a hacer dos tests sintéticos para ver qué resultados arroja, el CrystaldiskMark y el ATTO Disk.

Como podemos ver los resultados que nos dan estas dos pruebas superan incluso un poco las especificaciones del fabricante, por lo que queda claro que estamos ante un SSD que cumple con las expectativas.

Conclusiones

Kingston pone en nuestras manos un pequeño SSD gracias a su factor de forma M.2, con unas prestaciones interesantes aunque básicas para esta clase de unidades de almacenamiento. El Kingston A1000 SSD cumple con las expectativas y nos da un dispositivo perfecto para los que no necesitamos mucho más rendimiento o donde tengamos poco espacio como portátiles o PCs de tamaño reducido. Pero todo esto se paga y es que vemos que esta clase de SSDs no son precisamente baratos, aunque hay que destacar que en esta ocasión no se nos va demasiado de las manos teniendo en cuenta su capacidad, pudiendo encontrarlo en Amazon por 143,82€.

Por esto y todo lo anteriormente mencionado, le otorgamos al Kingston A1000 SSD los galardones de calidad/precio y producto recomendado.

kingston a1000 ssd
kingston a1000 ssd
Categorías
Análisis HardwareHardwarePCUnboxing

Apasionado del mundo de los videojuegos, cine, música, rol, literatura... todo lo que tenga que ver con la creatividad. Escritor frustado con sus propios guiones.

    RELACIONADO