Kingston A2000, review y unboxing del nuevo NVME Kingston

Analizamos el Kingston A2000, rendimiento y capacidad con un precio rompedor
Kingston A2000

Kingston es, sin lugar a duda, uno de los fabricantes con una mayor trayectoria y tradición en el ámbito del almacenamiento digital y la fabricación de memorias RAM, entre otros productos, y por eso cada vez que lanzan al mercado algo relacionado con estos dos ámbitos, como este Kingston A2000, no podemos evitar la tentación de hincarle el diente para disfrutar de productos redondos. En este caso, el SSD NVME Kingston A2000 llega al mercado para acercar las velocidades de la tecnología de este tipo de dispositivos a los bolsillos más ajustados, por lo que se presenta como una de nuestras principales armas a la hora de hacer upgrade en nuestro equipo.

Unboxing

Como siempre, comenzamos con el packaging o embalaje del producto. El Kingston A2000 nos llega presentado en un embalaje de cartón que permite ver por su parte frontal al propio dispositivo, dejando la trasera para las especificaciones técnicas del mismo. Una vez cortado el embalaje de cartón, liberamos un doble blíster de plástico que alberga al SSD junto con una key del software Acronis True Image HD para clonar nuestro disco duro actual y evitar realizar una instalación del S.O. y todo el software.

El Kingston A2000

Llega el momento de ver qué es capaz de ofrecernos este Kingston A2000, para ello comencemos por la tabla de especificaciones técnicas del mismo

Como podéis ver estamos ante un SSD m2 NVME que cuenta con formato 2280 (80 mm de largo) y que ofrece unas velocidades de lectura y escritura bastante altas. En nuestro caso, analizamos la versión de 1 Tb que será capaz de alcanzar los 2.200/2.000 MB/s de lectura/escritura secuencial. Kingston utiliza tecnología 3DNAND para la fabricación de este SSD, lo que le permite obtener un SSD con un buen rendimiento, bajo consumo y, no menos importante, con un conste de fabricación bastante inferior a los tradicionales lo que le permite ofrecer unos precios de mercado bastante competentes. En lo referente al acabado estético y sistemas de refrigeración pasiva, el Kingston A2000 carece de ningún tipo de disipador de aluminio o cobre para conseguir un precio final más competitivo. Es cierto que este tipo de disipadores aumenta el rendimiento al evitar el sobrecalentamiento de la unidad, pero también es cierto que la gran mayoría de las placas base actuales ya cuentan con su correspondiente sistema de refrigeración pasiva para este tipo de unidades por lo que se hace innecesario que lo integre la propia unidad.

Por otra parte, el Kingston A2000 es una unidad con autocifrado que admite la protección de datos de extremo a extremo mediante el cifrado basado en hardware AES de 256 bits, que permite el uso de proveedores de software independientes con soluciones de gestión de seguridad TCG Opal 2.0, entre las que se incluyen Symantec, McAfee, WinMagic y otras. La unidad también tiene integrado soporte para eDrive, una especificación de almacenamiento de seguridad para su uso con BitLocker.

Una vez visto todo esto, procedemos a su montaje en el siguiente equipo para su correspondiente análisis

Procedemos a testear el Kingston A2000 con nuestra típica batería de tests sintéticos, obteniendo los siguientes resultados

Conclusiones

Como podéis ver, el Kingston A2000 cumple a la perfección con el rendimiento que promete en sus especificaciones, lo que le convierte en una de las mejores opciones a la hora de hacer upgrade en nuestro equipo con un presupuesto limitado

En lo referente a precio, podemos encontrar la versión de 1 Tb por 143€ en Amazon

Por esto, otorgamos los galardones de Prestaciones, Producto Recomendado y Calidad Precio de Game It al Kingston a 2000galardones

Kingston A2000
Kingston A2000
Categorías
Análisis HardwareGame ItHardwarePCTecnologíaUnboxing

Generación del 82, me encanta el mundo de los periféricos, el hardware y los videojuegos. Llevo GameIt en la sangre

    RELACIONADO