Layers of fear

Layers of Fear. Análisis para Xbox One

¿Alguna vez pensasteis en jugar a una película de terror y ser el protagonista?

Layers of Fear es una aventura de terror psicológico desarrollado por Bloober Team SA y que salió el 27 de agosto de 2015 en el programa de acceso anticipado de Steam, teniendo una acogida muy buena y logrando una valoración por parte de los usuarios más que notable. Con estas premisas han logrado alcanzar también el Game Preview de Xbox One y ahora están lanzados para sacar los mejores resultados desde su fecha de estreno oficial hace pocos días.

Si bien es cierto que catalogar a Layers of Fear como aventura de terror es un poco apresurado o desacertado, desde nuestro punto de vista el juego tiende más a dejar la sensación o el regusto de estar jugando a una película del género thriller con altas dosis de miedo, por lo que le podemos dar la etiqueta de un nuevo género como por ejemplo Film Games. Es importante, antes de comentar cualquier cosa del título, intentar dejar claro que Layers of Fear no supondrá un reto mental, ni nos obliga a guardar cientos de objetos en un inventario para lograr sacarle una utilidad, sino todo lo contrario, desde el primer minuto lo que importa es lo que nos rodea, lo que acontece y la manera que tenemos de entenderlo.

Un nuevo modo de disfrutar de una historia

Hasta ahora pocos, si no es que ninguno, se ha atrevido a centrar todos los esfuerzos en contar una historia como desde Bloober Team han hecho, transformando la experiencia de juego en una lección de narrativa a cada paso que damos dentro del caserón. Si a esto le sumamos una dirección de arte que pone los pelos como escarpias y una banda sonora perfectamente ambientada y en favor de la historia, nos encontramos ante lo que se podía denominar un Film Game.  Fuera los inventarios y las escenas de acción, fuera los planos que muestran conversaciones contextuales, en Layers of Fear solo existe la casa y nosotros, que en primerísima persona, seremos los encargados de saber qué es lo que allí ha pasado.

Una voz en off nos da paso al caserón donde acontecieron una serie sucesos de los que tendremos que saber su procedencia. Al principio y andando toscamente nos sentimos investigadores dentro del escenario de un crimen. Una casa tiempo atrás ya abandonada nos invita a recorrer sus estancias en busca de información. La primera hora nos hará participes de quiénes eran sus inquilinos y sus rutinas, nos contarán cómo sus habitantes formaban parte de la élite artística, cada uno en sus respectivos campos. Él es un gran pintor que tras obtener un reconocimiento de talla mundial sufre un bloqueo a consecuencia de una serie de infortunios. Ella es una pianista reconocida, musa y esposa dedicada.

Este comienzo solo es la antesala de lo que de verdad importa, ya que desde el instante en el que destapamos la sábana que cubre un cuadro en el estudio de pintura cada acontecimiento que viviremos será un trazo del lienzo que se irá modificando hasta mostrar la verdadera obra. Cada situación es un pedacito de contexto que se van sumando, cada acontecimiento extraño, que habrá muchos, muestra algo que sucedió en la casa, cada estancia desvela decenas de recuerdos que se irán mostrando conforme avancemos en la historia. Es difícil encontrar algún otro juego que dé al guion la importancia que Layers of Fear demuestra en cada uno de sus capítulos.

Es increíble observar cómo han optimizado la experiencia de juego con un único escenario por el que movernos; pasaremos varias veces por el mismo sitio pero nuca será igual, veremos los cuadros que cambian ante nuestras acciones o como las paredes se crean y desaparecen generando una sensación de angustia constante. Nos damos cuenta de que solo somos meros títeres en las manos de un puñado de diseñadores y guionistas, avanzamos por donde nos dicen sabiendo que no hay elección ni opción de escoger otro camino porque tenemos que ser partícipes de todo lo que ha pasado, nos vemos obligados a descubrir lo que nos quieren contar. Dentro de la vorágine de acontecimientos, que conforme nos introducimos en la historia se vuelven más intensos, los instantes de calma son los que nos permitirán obtener más información, viejas notas pegadas en lienzos o recuerdos grabados en las paredes serán susceptibles de ser buscados para, de esta manera sencilla pero efectiva, completar la historia. He de asegurar que no es para estómagos débiles y que algún salto en la silla he dado aún a sabiendas de que algo tenía que pasar. La atmosfera nos envuelve con planos que se distorsionan y objetos que cambian, dándonos la sensación de estar recordando un sueño.

Personalmente no creo que se deba añadir nada más en relación a una historia que merece mucho la pena ser jugada por cualquier fan a los videojuegos que busquen una experiencia de juego pausada y que roza la perfección en la mayoría de sus aspectos. Eso sí, abstenerse todos aquellos que crean que esto es una aventura gráfica comecocos o cualquier otra cosa similar. Layers of Fear es jugar una película.

El arte es el protagonista

Cada instante que pasamos en Layers of Fear estamos atentos a que algo acontezca, sin saber muy bien el motivo, buscamos esa inspiración que nos permita avanzar hacia delante en el camino. Este es el mismo sino que compartimos con el protagonista del juego, un idolatrado pintor casado con una gran pianista, que sufre por algún motivo que en principio desconocemos un bloqueo artístico. Esto queda patente cuando vemos que la habitación más importante de toda la casa es el estudio de pintura donde un lienzo espera para revelar su verdadero significado. Cada pieza del puzle que unimos limpia la imagen que poco a poco se muestra más clara, hasta dejaros con la boca abierta.

Da igual en que momento nos encontremos o el tipo de estancia en la que nos hallemos, siempre habrá algo que hará referencia al arte, entendiendo arte en su sentido más amplio de la palabra, y por lo tanto será tan bello como cruel y real tornándose en ocasiones en esquizofrénico.

Conclusiones de Layers of Fear

Una calidad gráfica y sonora excelentes son la antesala de un viaje a través de una historia que pone los pelos de punta. Es como jugar a una película de terror psicológico que nos introduce en un mundo del que poco a poco nos hacemos partícipes, logrando que empaticemos con los personajes y hasta suframos con ellos. Personalmente hace mucho tiempo que no jugaba a un juego que me proporcionara tanta diversión insana.

A continuación os dejamos el Gameplay que creo que es mejor no comentar y que os dejéis llevar por lo que de verdad ofrece.

Layers of Fear
9.5
Layers of Fear
The Good
  • Es un nuevo modo de jugar
  • Tensión constante a través de los ojos del arte
  • Apartado sonoro y arístico excepcional
  • Un guión y narrativa inmersivos
The Bad
  • Se hace corto, entre 5 y 8 horas dependiendo de la premura
  • NOTA
    9.5
Categories
AnálisisPCPlayStation 4VídeosXbox One

Con tan solo cuatro años mi padre me puso el mando de una colecovision en la mano, treinta años mas tarde la aventura continua. Escritor auto editado, guionista y diseñador 3D es el bagaje laboral que acredito.
No Comment

Leave a Reply

*

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimos posts

RELATED BY