Left Alive. Análisis PS4

El fracaso no es sigiloso.

Hoy en Game It os traemosel análisis de Left Alive el nuevo título de los chicos de Square Enix. Este spin-off de la saga Front Mission, generó un hype bastante notable y finalmente nos ha llegado ahora a PC y PS4.

Con gente tan importante al frente como Yoji Shinkawa, encargado del diseño de personajes de Metal Gear, solo podíamos pensar en el título de Hideo Kojima, y una especie de “sucesor espiritual” del mismo.

Sin embargo, aunque la base es la misma, a continuación, os expondremos los diversos motivos por los que este Left Alive se acerca más al concepto decepción que a la suela de los zapatos de la saga de Snake.

Escondidos en el este

El título de los chicos de Square Enix parte de una premisa interesante, la cual nos lleva a la región ficticia de Rutenia, lugar en donde estalla la guerra tras un ataque sorpresa del enemigo.

A partir de ahí nos pondremos en la piel de tres supervivientets: Mikhail, el joven sargento de Rutenia, Olga, la capitana de la policía de Novo Slava, y Leonid, el antiguo miembro del movimiento rebelde incriminado por asesinato y condenado a muerte. De una u otra forma nos vemos involucrados en el conflicto bélico, pero como lobos solitarios que entrecruzarán su camino por azares del destino.

Nuestro objetivo será sobrevivir a lo largo de un territorio hostil en el que la clave será el sigilo, ya que los recursos escasean y nuestros enemigos son especialmente duros, unos guerreros del este en toda regla.

Una inteligencia muy artificial

Poco más se puede decir positivo de este Left Alive, y es que hemos visto como un juego prometedor se ha venido abajo y ha acabado siendo un desastre, sobre todo en lo que a su jugabilidad se refiere.

Los desarrolladores se vanagloriaron de que estábamos ante un título en el que podíamos resolver las situaciones de varias formas, muy al estilo Metal Gear, o incluso otros juegos de sigilo tipo Assassin’s Creed. Pues bien, nada más lejos, y esto es causado por una combinación de una IA mal compensada y un sistema de control nefasto.

En primer lugar, tenemos que hablar de unos enemigos carentes de criterio, capaces algunos de ellos de verte a decenas de metros de distancia y otros que ni se enteran aunque le pises un pie. Esto le da un nivel de aleatoriedad al juego excesivo, y en una propuesta en la que prima el sigilo, por momentos se hace muy frustrante. Todo esto, sin hablar de cómo nuestros rivales son los tipos más duros de toda Rutenia, y es que, si vamos a las bravas, deberemos de utilizar balas que no tenemos si queremos acabar con alguno de ellos, por lo que, nuestra única alternativa será escondernos y rezar.

Por otro lado, el control quizás sea lo peor que tenemos en este Left Alive, y es que transforma una experiencia mediocre, mejorable, pero con puntos interesantes, en un juego desesperante, en el que fracasamos una y otra vez sin tener culpa. Si a esto le sumamos que hay momentos en que los puntos de control aparecen cada 20 minutos de juego, el fracaso se vuelve más doloroso, y cuando es por culpa del control, nos dan ganas de tirar el mando.

Evidentemente el título tiene cosas interesantes, como la habilidad de crear recursos y armas, tales como trampas o un sistema de alarmas. Además, tendremos la oportunidad de ponernos a los mandos de los Wanzers, los mechas icónicos de la saga Front Mission, pero que en esta ocasión tienen una aparición testimonial e insulsa.

Como veis, la experiencia global no es buena, y el entretenimiento queda diluido por culpa del control y de una inteligencia artificial mal hecha. Lo que podía ser un juego de sigilo interesante y con mecánicas divertidas, se acaba quedando en un quiero y no puedo.

Un diseño que sí se deja ver

Llega el momento de hablar de la que es, sin duda, la mejor parte del título: su apartado artístico, que, como decíamos al principio, está a cargo del mítico Yoji Shinkawa. No estamos hablando de la octava maravilla del mundo, pero el diseño de entornos y personajes está realmente bien y luce mucho, y sin problemas de rendimiento, en nuestras PS4.

La BSO sí que esta un escalón por encima del resto, y llega casi a ser sobresaliente, generando una ambientación indiscutible. También cabe mencionar su buena traducción de textos al español y las voces al inglés.

Conclusiones Left Alive

Podríamos definir a este Left Alive como uno de esos títulos que han muerto de hype, que pintaban realmente bien y cuyo resultado final ha sido bastante regular, por no decir algo peor.

Falla la inteligencia artificial, falla una historia sin mucho interés, pero sobre todo falla un control terrible, mal optimizado, caótico y que convierten a un juego de sigilo en una experiencia aleatoria.

Poco se puede decir bueno del título de Square Enix más allá del apartado artístico, algo que resulta del todo insuficiente para recomendar su compra, y más en un género con grandes joyas como la saga Metal Gear.

https://www.gameit.es/politica-sobre-notas-en-game-it/

Left Alive
4
Left Alive
The Good
  • La banda sonora
  • El diseño de personajes
The Bad
  • El control
  • La inteligencia artificial
  • La jugabilidad general
  • Regular
    4
Categorías
AnálisisPlayStation 4Vídeos

RELACIONADO