forest village

Life is Feudal Forest Village. Análisis PC

Analizamos este nuevo simulador de ciudades que se centra en la época medieval.

El mundo de los simuladores de ciudades es, irónicamente, bastante cerrado ya que no hay demasiados ejemplos que podamos poner más allá de los grandes títulos como SimCity o, poniendo un ejemplo más indie aunque también conocido, Banished. Es por esto que cada nuevo lanzamiento hay que darle una oportunidad ya que esta clase de títulos nos pueden tener entretenidos durante días, semanas y meses. Life is Feudal Forest Village ha sido lanzado para cubrir este pequeño hueco que tenemos en el corazón a los que nos encanta gestionar una ciudad, y si es del ámbito medieval mejor que mejor, añorando los buenos tiempos de Settlers.

El equipo de Mindillusion nos trae un título muy purista y pausado en algunos aspectos, con una gran cantidad de opciones de construcción, gestión y elementos que nos han hecho disfrutar bastante durante las muchas horas que hemos estado probando el juego.

Un mundo sin fin que puede terminar en cualquier momento

Habitualmente dedicamos nuestra primera sección de los análisis a hablar de la historia y de las posibilidades que esta nos ofrece en el juego en cuestión, pero en esta ocasión vamos a tener que dejarlo a un lado porque Life is Feudal Forest Village no contiene absolutamente ninguna historia. Nuestro cometido será, única y exclusivamente, conseguir desarrollar una pequeña ciudad de tan solo seis colonos al principio para llegar a ser una gran ciudad que puede sobrevivir cualquier tipo de desastre o plaga.

Para poder conseguir esto tendremos a nuestra disposición una gran variedad de construcciones, desde recolectores a comerciantes, pasando por granjeros, cazadores, contables, almacenes, casas… Podríamos pasarnos un buen rato enumerando los distintos edificios que hay disponibles, aumentando más durante nuestra partida ya que podremos realizar expediciones por barco que aumentarán nuestras posibilidades.

Si no sois nuevos en este género es más que posible que lo sepáis de antemano, pero para los que estéis pensando en darle una primera oportunidad hay que saber que Life is Feudal Forest Village es tremendamente lento, aunque solo de inicio. Estamos hablando de un título en el que tendremos al comienzo seis habitantes, teniendo un crecimiento de población bastante lento y es que no nos bastará con poner una casa y que lleguen los habitantes. Deberemos esperar a que los ya existentes tengan hijos, crezcan, estudien y después tengan la edad suficiente para trabajar. Es un juego que nos ofrece un sinfín de opciones y deberemos saber estar preparado para usarlas todas.

forest village

El medievo con sus pros y sus contras

Como decíamos, comenzamos con un pequeño pueblo el cual tendremos que ir expandiendo para ir cubriendo las necesidades de nuestros habitantes. No vamos a tener distintas clases de ciudadanos ni nada por el estilo (la única distinción es si los tenemos educados o no, con la  diferencia en que los educados trabajarán más rápido), por lo que las necesidades deberemos cubrirlas desde el principio.

Para ello deberemos tener una dieta variada y es que no solamente nos valdrá con tener una buena reserva de carne. Sin verduras, pescado, leche o huevos por ejemplo tendremos la posibilidad de que nuestros ciudadanos caigan enfermos: cuanto más variada sea, más felices y saludables serán. También vamos a tener que pensar en su calor corporal y es que podremos crear no solamente ropa, tanto de invierno como de verano, sino material para que sus hogares estén calientes y puedan ir a ellos y resguardarse del duro invierno. Como decíamos las posibilidades son muchas, y vamos a tener que utilizarlas todas.

Uno de los puntos estratégicos que tendremos en Life is Feudal Forest Village será el clima cambiante y es que sufriremos las consecuencias de las cuatro estaciones. Durante los meses de otoño e invierno nuestros cultivos no producirán absolutamente nada, por lo que deberemos conseguir reservas suficientes para pasar el invierno. Podremos mover a nuestros habitantes de un trabajo a otro como queramos, pudiendo encargarse en verano de sembrar y recoger patatas para en invierno trabajar en la mina de piedra. Esto es una de las piedras angulares de su jugabilidad y es que saber mover nuestros ciudadanos y distribuirlos de la manera correcta va a ser casi tan importante como saber cubrir sus necesidades con los edificios correctos. Esto le da un plus y es que nos pasaremos la mayor parte del tiempo gestionando, revisando y cambiando trabajadores de un lado a otro, en vez de estar simplemente mirando cómo se construyen edificios y crece la población como es habitual en el género.

Durante los cambios de estación no solamente veremos cómo llueve, nieva, luce el sol… también veremos que hay cambios en la fauna, la cual se vuelve bastante más activa en invierno debido a que el alimento escasea. Así, si tenemos una granja de gallinas, los lobos en invierno intentarán colarse y acabar con nuestro gallinero, algo fatal si solo tenemos una ya que el edificio se quedará vacío e inservible (necesitamos al menos una para que se reproduzca y consigamos tener más). En verano por ejemplo esta tarea la llevarán a cabo los zorros, mientras que los osos intentarán acabar con nuestras reservas de miel si tenemos, y si no se colarán en las casas de los aldeanos y robarán sus reservas al más puro estilo oso Yogi.

forest village

Quizás este punto a veces es un poco negativo y es que la IA de la fauna el descaro. Una cosa es que un zorro/lobo se arriesgue a colarse en un gallinero para conseguir comida y otra muy distinta es que estén constantemente paseándose como Pedro por su casa en medio de la ciudad, algo que ya hemos visto más de una vez. Los osos por su parte hacen lo mismo, siendo además un peligro ya que los animales salvajes pueden morder a los aldeanos y no los matarán, pero sí los infectarán y extender una plaga que puede hacer que tengamos que comenzar la partida de nuevo.

El equilibrio que vemos en Life is Feudal Forest Village es algo muy frágil, tal y como ocurría en el medievo de verdad, y es que la más mínima tontería o mala gestión por nuestra parte puede acabar con nosotros comenzando una partida nueva. Si un invierno un ciudadano enferma y no estamos listos para tratar enfermedades, este infectará a todo el pueblo y acabarán nuestras reservas de comida rápidamente, muriendo todos finalmente de hambre. Por otro lado podemos jugar, o no, con desastres naturales, que pueden ser terremotos, incendios producidos por tormentas eléctricas o huracanes. Podremos grabar y hasta el juego lo hará cada X minutos, pero si no tenemos cuidado un error puede ser fatal.

Un título indie con buenas maneras y algunos problemas

Life is Feudal Forest Village llevaba ya un tiempo en Early Access, lo que parece que no lo ha salvado del todo de arrastrar algunos problemillas que, si bien no son nada que pueda arruinar nuestra partida, sí puede darnos algún que otro quebradero de cabeza. La terraformación puede ser un foco de conflictos y es que si no tenemos especial cuidado con esta herramienta alguno de nuestros ciudadanos puede quedar atrapado (algo fácilmente detectable porque nos avisará de que no tiene acceso a una vivienda).

También nos gustaría dejar un detalle que quizás sea lo que más nos preocupa y es que estamos ante el primer juego analizado, y hemos probado títulos como DOOM o Quantum Break, que han elevado la temperatura de nuestra gráfica considerablemente, haciendo un uso excesivo de ella. Sabemos que es algo en lo que están trabajando desde el estudio, pero no deja de ser algo importante saberlo ya que no hay justificación para que exija tanto.

Como ya hemos comentado la IA de los animales nos parece por momentos ridículamente descarada y los recolectores también pueden ser un problema y es que nos hemos encontrado a veces teniendo que hacer nosotros el trabajo ya que nadie quiere derribar X árbol o quitar Y piedra.

forest village

Para esto Mindillusion ha implementado una herramienta muy útil e interesante y es que podremos «poseer» a un ciudadano y pasar a la vista en primera persona, pudiendo realizar las tareas que queremos al momento. Esto es especialmente útil para talar ese maldito árbol que no dan talado, cazar a un lobo que se ha colado vete tu a saber cómo en el gallinero o evitar que el oso acabe con nuestras reservas de miel. Una herramienta francamente interesante que, si tenemos que abusar mucho de ella, puede acabar siendo algo pesado (en nuestro caso la hemos utilizado muchas veces por ataques de animales).

Gráficamente el juego luce bastante bien. No es ningún portento visual pero no hay problemas que achacarle, dejándonos una buena variedad de vegetación y animales, con unas animaciones algo toscas pero que no desentonan en el conjunto en general ya que la mayor parte del tiempo estaremos viéndolo todo desde arriba a cierta distancia. El clima está muy bien recreado y es que la nieve, lluvia, el paso del día a la noche o las tormentas nos han encantado. Mención especial para la iluminación, recreada muy bien.

En cuanto al sonido tenemos un apartado robusto y es que la música es magnífica. Al principio, con la versión Early Access nos preocupaba su falta de variedad y es que con tan pocas piezas nos acababa cansando escuchar una y otra vez lo mismo, pero con el parche de lanzamiento estas se han visto incrementadas y ahora ha cambiado mucho la sensación. El juego viene traducido a nueve idiomas, incluido el español, por los que necesiten el castellano para poder jugar no tendrán problemas.

forest village

Por último nos gustaría destacar su interfaz y es que en ella encontraremos una gran cantidad de información que nos será muy útil para poder desarrollar nuestras tareas. Desde un resumen de cuántos trabajadores tiene cada profesión para realizar los cambios necesarios hasta que podamos saber constantemente cuántos bebés, adolescentes, adultos tenemos, pasando por aquellos que no están haciendo nada o los que tienen problemas. Todo muy limpio y simple que se agradece en un juego de estas características.

Conclusiones de Life is Feudal Forest Village

Mindillusion ha creado un título que nos ha encantado. Ha cogido las mecánicas de los mejores juegos de gestión de ciudades y las ha transportado a un juego al que le ha añadido sus propias ideas, dejándonos algo que nos podrá tener entretenidos durante incontables horas. Somos conscientes de que todavía hay algunos problemas a corregir, ya que la versión final no es perfecta y todavía vemos algunos bugs, pero la compañía ya ha prometido que está trabajando en mejoras y que, además, también nos traerán nuevas opciones de edificios y actualizaciones.

Por tanto tenemos un simulador puro, no apto para los que quieran algo de acción ya que no tendremos ni un solo soldado y al principio todo irá muy despacio, pero que a medida que nuestro pueblo crezca se irá incrementando la dificultad exponencialmente, trayéndonos un verdadero reto.

Life is Feudal Forest Village
8
Life is Feudal Forest Village
The Good
  • La gestión y las ideas propias de Midilusion.
  • El clima y las oportunidades que nos ofrece.
  • La variedad de edificios y materias primas.
  • Un conjunto sólido.
The Bad
  • Algunos bugs que empañan su lanzamiento.
  • Solo apto para los más pacientes o amantes del género.
  • Nota
    8
Categorías
AnálisisIndiesPCVídeos

Apasionado del mundo de los videojuegos, cine, música, rol, literatura... todo lo que tenga que ver con la creatividad. Escritor frustado con sus propios guiones.

    RELACIONADO