Los eSports, la última tendencia en apuestas

Los eSports se han convertido en un espacio repleto de dinero

Es poco probable que no lo sepáis, ya que es de dominio público, pero no está de más subirse a la ola y decirlo. Los eSports están de moda. Cada vez tienen más adeptos en todo el mundo y cada vez no solo más gente los juega, sino que cada vez tienen un público pasivo que espera días y semanas para disfrutar de las grandes finales de los mejores torneos.

En definitiva, que cada vez se parecen más a los deportes tradicionales, con un público fiel que paga por ver a los mejores desde sus casas. Y precisamente por ello, cada vez más son las casas de apuestas que permiten apostar en estos torneos seguidos mundialmente.

  • Fenómeno global
  • ¿Pueden convivir los eSports con los deportes tradicionales?
  • ¿Tienen límite los eSports?

Fenómeno global

Los eSports no son un fenómeno nuevo caído del cielo. Ya llevan años entre nosotros, aunque es cierto que en España todavía no son muy populares entre la gran mayoría de la población. Sin embargo, entre los gamers cada vez es más común no solo jugar, sino también ver las mejores competiciones en streaming en plataformas como Twitch.

¿Qué ha cambiado? Pues básicamente la popularidad de los servicios de streaming, que ha permitido crear un nuevo concepto en el mundo gamer, ‘profesionalizando’ un sector que antes era amateur y del que cada vez vive más gente. Y claro, la profesionalización ha permitido una subida de calidad importante que ya permite que la gente pague por acceder a las grandes partidas de los grandes jugadores.

Por este motivo, si se mira en la lista de casas de apuestas completa se puede observar como, al igual que se puede apostar en un partido de la Champions League se puede apostar en el mayor evento de LOL del mundo. Y esto era algo que hace poco parecía prácticamente imposible.

¿Pueden convivir los eSports con los deportes tradicionales?

En la actualidad sí pueden convivir sin problemas. De hecho, ahora mismo tienen públicos totalmente distintos. Mientras que los deportes tradicionales como el fútbol, el ciclismo, el tenis o el baloncesto tienen audiencias muy heterogéneas, debido a muchos años de retransmisiones tanto en abierto como en plataformas de pago, los eSports aún están empezando y tienen un público muy diferenciado.

Por este motivo, porque son targets muy diferenciados, en la actualidad se quitan poca audiencia. Pueden coincidir en horarios sin problema ya que la gran mayoría que ve deportes tradicionales aun no está interesada en los eSports.

Sin embargo, esto va a cambiar en un futuro, a medida que se vayan popularizando los eSports. Y así como los deportes tradicionales no se suelen pisar en horarios, debería haber una nueva franja para los eSports. Sí, ahora los grandes deportes tienen un espacio bastante protegido de injerencias, por lo que tendremos que ver qué ocurre cuando haya una competencia real de los eSports.

Aun no son un peligro, y de hecho muchos deportes tradicionales, sobre todo el fútbol, los está promocionando, creando hasta equipos de eSports. Ahora son una fuente más de ingresos, después pueden ser una dura competencia.

¿Tienen límite los eSports?

Pues la principal fuerza que tiene los eSports es que no tienen límite alguno de crecimiento. ¿Por qué? Porque a diferencia de lo que ocurre con los deportes tradicionales, estos no están limitados por la física, por lo que se pueden crear eSports diferentes cada día, con juegos totalmente distintos y que, por tanto, gusten a prácticamente todo el mundo.

Es decir, los eSports pueden cubrir casi todo el espectro de gustos que hay disponibles, y por tanto, el límite en cuanto a público potencial es prácticamente la totalidad de la humanidad y las horas de ocio disponibles por esta para poder disfrutar de los eSports.

Por todo ello, el futuro del deporte pasa por los eSports. No se sabe en cuantos años, pero lo que es seguro es que dominarán el mundo. Los deportes físicos tienen los días contados, aunque seguramente estos días serán todavía varios cientos de miles. Pero tiene un final. Los eSports han venido para quedarse y para convertirse en hegemónicos.

 

Categorías
ArtículoseSportsOpinión

RELACIONADO