Love & Mercy. Crítica

Luces y sombras de Brian Wilson, líder de The Beach Boys

Love & Mercy es el nuevo proyecto del productor Bill Polhand aunque en esta ocasión se sienta en la silla de director por primera vez. Para tal hazaña, apuesta para contar la historia de una figura fascinante, tanto por su carrera artística y musical como por sus problemas personales: la vida de Brian Wilson, arreglista, compositor y miembro fundador de la banda de California, The Beach Boys. El film protagonizado por John Cusack y Paul Dano, y distribuido por Sony Pictures España se convierte en una apuesta diferente a todas las superproducciones y productos de consumo rápido que se estrenan en los meses más veraniegos.

La película nos cuenta mediante un montaje paralelo dos fases muy diferentes de la vida de Brian Wilson. Por un lado tenemos su camino fulgurante hacia el éxito así como sus obsesiones, adicciones y su peculiar proceso creativo en el momento de componer, además de la relación con el resto de miembros de la banda. Y por otro lado, nos muestra a un Wilson maduro, sufriendo graves problemas psicológicos que recibe la atención de Eugene Landy, doctor de métodos poco ortodoxos, mientras intenta salir del profundo bache en el que esta inmerso.

Love & Mercy no tiene miedo a ser catalogado como biopic, es decir drama biográfico. Y es que a pesar de esa creencia, la mayoría de las veces certera, de que las películas biográficas son algo así como la Wikipedia en formato 100% visual. El director y su equipo, tanto técnico como artístico, consiguen dotarla de presencia y autenticidad. Aun así hay que reconocer que ese intenso e interesante viaje paralelo por dos momentos vitales de Brian Wilson consiguen unos resultados bastante dispares. Mientras que la primera etapa de éxito comercial, disputas con los miembros y proceso creativo sin ser original te introduce de lleno en la presión y las ideas de un genio musical mediante un montaje ágil y con mucho ritmo, la segunda se convierte en un poco más que correcto drama romántico, probablemente excesivamente extendido, en el que Wilson debe ser salvado de los tratos de su doctor. De todas maneras la estructura de la obra se complementa con bastante acierto. Destacar además una fantástica ambientación sonora gracias a su montaje sonoro que te introduce de lleno en la mente de Wilson en las múltiples sesiones de grabación y muestra su evolución psicológica mediante el sonido.

LM_00610.CR2

LM_00610.CR2

Como todas las producciones biográficas, gran parte de este interés y de los aplausos o críticas se lo llevan las interpretaciones, y Love & Mercy no es una excepción. John Cusack, que interpreta a Wilson en su etapa madura, demuestra que todavía puede ofrecer buenas interpretaciones a pesar de escoger películas de dudosa calidad en los últimos años. Pero si hay que destacar una actuación por encima de todas, esta es la de Paul Dano, encargado de ponerse en la piel del joven Brian, creando a un ser humano lleno de contradicciones con un don para con la música. El actor de 31 años, se ha ganado con méritos propios convertirse en el mejor actor de su generación como demuestran sus duelos interpretativos con actores de la talla de Daniel Day Lewis en Pozos de Ambición (There Will Be Blood) o Robert De Niro en La vida de Flynn (Being Flynn). Les acompañan Elizabeth Banks como Melinda Ledbetter y Paul Giamatti como Eugene Landy entre otros.

 

Conclusión

Love & Mercy no solo posee unas muy buenas actuaciones como la mayoría de biopics, sino que ademas te introduce de forma creativa a la composición de Brian Wilson y a sus conflictos y fantasmas interiores,. La estructura y el peso entre las dos tramas es discutible, pero eso no impide disfrutar de una película con alma para amantes de la música y no exclusivamente fans de The Beach Boys y Brian Wilson.

NOTA 7

Categorías
Cine y TelevisiónCrítica cine

Con el cine corriendo por mis venas desde que nací. Llamada Ginebra por la película de John Boorman, Excalibur.Comunicadora, montadora, directora, distribuidora, guionista y amante del séptimo arte y la ficción en la pequeña pantalla. Bloguera desde finales de 2007 en el blog Project Mayhem. Actualmente, colaboradora de la revista digital El Antepenúltimo Mohicano y Game It.Apasionada de la música, en especial del bluegrass, country y folk norteamericano.Tengo una especial debilidad por: el western, las películas con pocas localizaciones, los duelos interpretativos, el imaginario de la américa profunda, los musicales, los documentales musicales, Charles Chaplin y cualquier cosa que hagan Daniel Day-Lewis y Steve McQueen, el negro.

    RELACIONADO