Mad Catz F.R.E.Q. 4. Análisis y demostración de micrófono

Probamos los Mad Catz FREQ 4, los nuevos auriculares de la marca que resurge de sus cenizas para darnos nuevos periféricos....

A estas alturas nombrar a Mad Catz os evocará a una época pasada donde la compañía no tenía prácticamente rivales en cuanto a periféricos competitivos, especialmente a lo que arcade sticks se refiere. Cuando la compañía se declaró en bancarrota, en parte por culpa de Rock Band 4 que fue un desastre en ventas con millones de unidades sin vender, parecía el fin, sin embargo ha resurgido de sus cenizas gracias a una nueva administración que ha lanzado nuevos periféricos a sus distintas gamas gaming. Hemos tenido el placer de tener en nuestras manos algunas de estas nuevas ideas de la marca y hoy vamos a empezar por el FREQ 4, un headset pensado para PC que cuenta con un sonido envolvente 7.1 virtual, iluminación RGB y unas buenas capacidades para poder disfrutar de nuestros juegos favoritos.

Antes de comenzar, agradecer a la marca la confianza depositada en nosotros para poder hacer este análisis.

Características técnicas

Veamos cuáles son las especificaciones que nos aporta el fabricante.

mad catz freq 4 game it

Para empezar contamos en este headset con dos drivers de 50 mm. con imanes de neodimio, una impedancia de 32 ohmnios y una frecuencia de respuesta entre los 20 y los 20.000 Hz., todo dentro de lo que hoy en día se considera el estándar gaming. A mayores tenemos un micrófono retráctil y maleable, una iluminación RGB en los laterales de los cascos y un pequeño mando en el cable que funcionará como configurador principal sin contar con el software de gestión, permitiéndonos mutear el micrófono, subir y bajar el volumen o apagar y encender la simulación del sonido envolvente 7.1.

Unboxing

Mad Catz ha optado por una caja bastante tipo dentro del sector gaming, con el color rojo y negro entre sus principales elecciones. En la parte delantera tenemos una imagen del headset mientras que la trasera se centra más en las características principales.

Una vez abrimos la caja vemos que todo viene envuelto en un plástico para protegerlo del polvo, contando con toda la documentación necesaria, pegatinas con el logo de la marca y poco más. Una vez lo tenemos todo fuera, solo tenemos que enchufarlo y comenzar a disfrutar aunque, si así lo deseamos, podemos descargar su software de gestión para una configuración más profunda.

Para poder apreciar más en detalle cómo es este Mad Catz FREQ 4, os dejamos a continuación nuestro vídeo análisis que sirve además de muestra de micrófono.

Mad Catz FREQ 4

Obviamente lo importante de unos cascos es que suenen bien, pero esto se puede ver muy empañado si no son cómodos de utilizar. Los FREQ 4 no son extremadamente configurables en este sentido y es que como única basculación está la de los auriculares, aunque hay que reconocer que gracias a su diadema autoajustable el trabajo que realizan se adapta bastante bien a nuestra cabeza. Esta es muy maleable por lo que será complicado que estos auriculares nos vayan a ser incómodos de utilizar durante largas sesiones. Eso sí, contamos con un acolchado bastante suave recubierto por piel sintética, lo que se traduce en un mayor aislamiento pero también de una mayor temperatura en nuestras orejas. En cuanto a los materiales, vemos que predomina el plástico, de gran calidad en algunas partes como la diadema, dejándonos unos cascos bastante livianos de 320 gr. de peso con los que no tendremos problemas en largas sesiones.

La iluminación RGB es un tema bastante personal de cada uno, pero hemos de decir que esta clase de cascos refuerzan nuestra idea de que aquí no pinta demasiado y que lo único que consigue es encarecer el producto. En esta ocasión cuenta con cuatro modos de iluminación gestionados mediante el software, los cuales no son nada del otro mundo. A pesar de que el acabado que consigue con ella no está del todo mal, sigue siendo algo que no vamos a ver mientras lo estemos usando y no tiene prácticamente uso, además de que no incluye un modo apagado.

En cuanto al micrófono omnidireccional, es bastante cómodo de utilizar, siendo retráctil y maleable, pudiendo guardarlo cuando no vayamos a usarlo y amoldándolo fácilmente a nosotros. Para conocer su calidad, nada mejor que escuchar nuestro vídeo análisis y es que lo hemos usado para doblar el vídeo, sin utilizar ningún software de edición. No hemos utilizado su filtro de ruido, el cual baja notablemente los sonidos que tengamos alrededor pero también nos ofrece una calidad inferior a la hora de utilizarlo por lo que no es aconsejable su uso a no ser que estéis en lugares con mucho ruido de ambiente o directamente tengáis una ventilación muy ruidosa.

Su sistema 7.1 virtual es más o menos lo que podemos esperarnos de unos cascos que nos llegan a la orden de 60€. No es que sea malo ni mucho menos, pero tampoco es para tirar cohetes, cumpliendo con su función para aquellos que deseen utilizarlo. Como siempre, recordad que esta clase de sistemas va a reducir la calidad de sonido, pudiendo incluso generar ecos.

Llega el momento de hablar del software de gestión, el cual podemos descargar directamente desde la ficha técnica del headset en la página web oficial de Mad Catz. Podéis verlo al completo en nuestro vídeo análisis. Se trata de un programa totalmente genérico, que ya hemos encontrado en otras marcas como Krom o Mars Gaming, y que las compañías compran y simplemente los amoldan a sus capacidades de configuración y le ponen su logo. El sistema de ecualización funciona bastante mal, haciendo incluso que en algunos géneros de música parece que suene como una radio de los 80-90, de esas portátiles, las opciones de iluminación son literalmente 4, y después nos da muchas opciones de configuración para el sonido o efectos divertidos en la voz, pero cosas totalmente genéricas. No hemos encontrado rastro de configuración específicas para juegos ni para cine, por lo que se centra única y exclusivamente en sus capacidades como el 7.1 virtual y la música, nada más. En general un software carente de una mayor profundidad de especificaciones y que nos da la sensación de que la marca no ha querido romperse la cabeza con él, especialmente si vemos el software de sus otros periféricos pero que son más caros.

Conclusiones

El Mad Catz FREQ 4 es uno de los nuevos headsets de la marca pensados para un público más genérico y que no tiene demasiado presupuesto. No es el headset más bajo de la marca pero sí que se nota que no han destinado demasiados esfuerzos en ciertas características en lo que destaca sobre todo el software de gestión. Esquivando esta bala tenemos unos cascos bastante cómodos de utilizar con un buen sonido, contando con unos graves potentes pero que no se comen el resto de frecuencias, dejándonos además escuchar las voces de manera bastante clara. No sería nuestra primera opción para escuchar música, pero sí pueden hacer un trabajo de lo más digno, siendo también muy válido para el cine y los videojuegos, con este último como su público objetivo. Nuestra experiencia durante las horas que lo hemos utilizado es bastante satisfactoria a nivel de usuario, con un 7.1 que cumple sin más y un micrófono que le falta bastante para acercarse al de otros cascos que no necesariamente tienen que ser más caros.

Podéis encontrar los Mad Catz FREQ 4 en Xtralife a un precio recomendado de 59,99€.

Categories
Análisis HardwarePCTecnologíaUnboxingVideos Destacados

Apasionado del mundo de los videojuegos, cine, música, rol, literatura... todo lo que tenga que ver con la creatividad. Escritor frustado con sus propios guiones.
No Comment

Leave a Reply

*

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimos posts

RELATED BY