Mad Catz GLIDE 38. Análisis de la alfombrilla gigante

Analizamos la Mad Catz GLIDE 38, una alfombrilla de un tamaño considerable, grandes materiales de construcción y un gran precio....

Tras haberos hablado de algunos de los nuevos productos de Mad Catz, y antes de meternos en materia de ratones, vamos a analizar uno de los más fieles compañeros de estos últimos: las alfombrillas. Hoy veremos cómo es la Mad Catz GLIDE 38, la más grande de todas y que nos trae interesantes características para ser una alfombrilla (no, no tiene iluminación).

Antes de comenzar, agradecer a la marca la confianza depositada en nosotros.

Especificaciones técnicas

Veamos cuáles son las principales características que nos aporta el fabricante.

No hay demasiado que contar de una alfombrilla de ratón, aunque sí que es cierto que destacan algunas cosas como su tamaño. Estamos ante una alfombrilla realmente grande de casi un metro de largo, creada a partir de una silicona inodora que la sujetará firmemente a la mesa, y por encima un paño suave de baja fricción para que nuestro ratón pierda la mínima velocidad posible. Además tiene propiedades repelentes al agua, por lo que no tendremos problemas por derramamientos de líquidos.

Unboxing

El empaquetado es bastante tipo en el mundo de las alfombrillas, una caja rectangular que ya nos da una pista del tamaño que va a tener, así como del peso, que no se detalla en las características pero que es aproximadamente de 1,25 Kg.

En su parte delantera podemos ver algunas de sus características mientras que la parte trasera está destinada a un mayor detalle de ellas.

Una vez la tenemos fuera la de la caja, no tenemos más que desplegarla y comenzar a disfrutar de ella.

Mad Catz GLIDE 38

Uno de los aspectos que más rápido destaca de esta alfombrilla es su tamaño, y es que estamos ante lo que comúnmente se conoce como una deskmat o alfombrilla de escritorio. Su tamaño nos permite tener toda la superficie ocupada por el ratón y el teclado, consiguiendo así que no tengamos que montar medio teclado encima o separar demasiado el ratón. Esto crea un pequeño inconveniente en este tamaño y es que la GLIDE 38 está pensada para viajes. Gracias a su diseño, si la enrollamos y la volvemos a estirar, aunque pase horas enrollada volverá a su forma estirada sin ningún problema. ¿El inconveniente? Pues que viajar con una alfombrilla de 1,25 Kg. no nos parece del todo portátil, habiendo tamaños que se prestan mucho mejor a eso.

Una vez dejamos atrás su tamaño vemos que sus calidades de construcción son realmente premium, con una parte superior de tela tratada para que no tengamos problemas con los líquidos. Además su baja fricción consigue que estemos ante una alfombrilla de tipo speed, por lo que deberemos tener esto en cuenta especialmente para configurar nuestros DPIs en el ratón. Eso sí, tiene un pequeño punto negativo y es que a pesar de que se limpia muy fácilmente, también se le dejan huellas o marcas rápidamente, algo típico en las de tela.

La parte de atrás está diseñada en silicona sin olor que hará que se pegue, casi literalmente, a la mesa. Por más que hemos realizado movimientos bruscos no se ha movido del sitio lo más mínimo, por lo que no vamos a encontrarnos problemas de esta índole, y menos con su tamaño.

Sus acabados, especialmente en los bordes, nos dejan ver una muy buena calidad de construcción, y es que no vemos costuras ni ningún tipo de indicio de que se puedan deshilachar con facilidad, muestra de sus buenos materiales.

Conclusiones

Mad Catz ha optado por un diseño sencillo con la GLIDE 38, y es que no vemos iluminación de ningún tipo ni nada que no tenga un uso útil. El termosellado va a darnos unos bordes lisos y suaves, impidiendo el deshilachado y que nuestra muñeca se irrite. Es resistente al agua y la silicona consigue que no se mueva ni lo más mínimo del sitio. Si no estamos acostumbrados a las alfombrilla speed nos costará hacernos un poco a su rápido deslizamiento, pero no es algo que no podamos solucionar con la gestión de DPIs de nuestro ratón. Eso sí, como principal punto negativo va a estar su precio, y es que a pesar de su tamaño y sus buenas formas, nos parece algo excesivo que valga 59,99€ de precio recomendado, especialmente sin extras como la iluminación.

Por todo esto y lo anteriormente mencionado, le otorgamos el galardón de Producto Premium. Podéis encontrar la Mad Catz GLIDE 38 en Xtralife a un precio de 59,99€.

Categories
Análisis HardwarePCUnboxing

Apasionado del mundo de los videojuegos, cine, música, rol, literatura... todo lo que tenga que ver con la creatividad. Escritor frustado con sus propios guiones.
    No Comment

    Leave a Reply

    *

    *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    RELATED BY