Monster Hunter World Iceborne

Monster Hunter World Iceborne. Análisis PC/PS4

Análisis de Monster Hunter World Iceborne, la gran expansión de Monster Hunter....

El pasado 6 de septiembre de 2019 llegaba a nuestras consolas Iceborne, una de las expansiones más esperadas de Monster Hunter World que amplía su universo como nunca antes se había visto en una entrega de la franquicia. Varios meses después, Monster Hunter World Iceborne llega a PC con ganas de comerse a todo aquél que se interponga en su camino.

Iceborne, la mayor expansión del título hasta la fecha, nos adentra en una nueva zona completamente inexplorada bajo el misterioso cántico de un dragón legendario. Impulsados por lo desconocido y por diferentes motivos, como problemas en el ecosistema de la zona, investigaremos el páramo helado en busca de respuestas. En nuestra proeza daremos caza a una infinidad de criaturas conocidas de Monster Hunter World, otras completamente nuevas y otras tantas pertenecientes a otras entregas.

Bienvenidos a Seliana

Monster Hunter World Iceborne se presenta como la expansión más redonda del mercado y siendo sinceros, no es para menos. Este contenido llega para poner punto y final a una nueva era dentro de la franquicia. Lo que se empezó con cierto miedo hace ya año y medio, se termina de consolidar con unas ideas mucho más claras. Con una base tan sólida que podríamos catalogar Iceborne, prácticamente, como un nuevo título. En donde el equipo de Capcom coge el juego base, lo exprime aún más y lo lleva hasta su grado álgido ofreciendo una infinidad de horas de diversión. Convirtiéndolo en la entrega que todo seguidor buscaba desde el lanzamiento de World: contenido y complejidad por partes iguales. Pero sí, aunque en muchos casos más no significa mejor, en Iceborne la palabra «más» es sello de impresionante.

Monster Hunter World Iceborne

Empezamos Iceborne justo en donde finaliza la trama de World, metiéndonos en una narrativa continuista en este aspecto. No hay saltos en el tiempo ni nos ponen en la piel de otros personajes. Aquí continuamos siendo nuestro cazador ayudando a la causa del Nuevo Mundo. Los acontecimientos nos llevarán hasta las gélidas tierras de Seliana, nuestra nueva base de operaciones desde donde partiremos de misión. Con el objetivo de dar sentido al raro comportamiento de los Legiana, visitaremos e investigaremos el Arroyo de Escarcha, la nueva zona disponible que añade uno de los biomas más pedidos en esta entrega: la tundra.

Seliana goza de una estructura mucho más sencilla respecto Astera. Aunque esta última tiene un diseño más impactante dando el pego de ciudad, con Seliana se ha querido buscar todo lo contrario. Una especie de pueblo, cogiendo la tradicional estructura de otros Monster Hunter, en donde tenemos todo más a nuestro alcance. Gesto que se agradece, facilitando nuestra tarea al movernos por el escenario, bien sea para ir a la tienda, la forja, o hablar con varios NPC importantes.

De la misma manera, esta nueva localización también cuenta con una Sala de Reunión rediseñada y mejor gestionada que la que ofrece Astera. En dicha sala podemos encontrar absolutamente todo, sin necesidad de tener que salir o acudir al pueblo. Teniendo al alcance una forja especial, tiendas y demás funciones del juego. Aquí Capcom ha hecho un muy buen trabajo, facilitando todo al jugador sin perder pizca de uno de los pilares más importantes de la saga: el multijugador.

Sin entrar en demasiados detalles en la trama para no desvelar puntos importantes, o simplemente mantener un poco más el factor sorpresa de la misma. Diré que una vez completada desbloqueamos una zona extra única en Monster Hunter World, llamada Las Tierras Destino. Esta localización del mapa está formada a su vez por cuatro hábitats, las cuales forman el escenario en conjunto. Cada una cuenta con un nivel propio que se debe aumentar a través de cacerías y exploraciones. Y aquí, en esto último, es donde radica su encanto. Por cada nivel que aumentemos del bioma, este crecerá a nivel de criaturas. Dando pie a poder cazar una cantidad de monstruos más amplia a la vez que desafiante.

Monster Hunter World Iceborne cuenta con un contenido abrumador de cara al jugador, pero no solo eso, sino que también es una expansión exigente convirtiéndose en el título de la franquicia más difícil hasta la fecha. Aumentando con creces, la dificultad de toda esta nueva parte. Siguiente punto a tratar y comentar novedades en el próximo apartado.

Más grandes, más letales

Con la llegada de Iceborne todo lo conseguido en World, o prácticamente casi todo, apenas tiene cabida. Las armas y armaduras que tanto tiempo nos han llevado fabricar, después de horas y horas invertidas de farmeo para conseguirlas, se quedan en el baúl hasta bien avanzada la trama. En otras palabras, gran parte del armamento se vuelve inútil. Porque en esta expansión todo es más peligroso y para ello debemos olvidar lo aprendido, para volver a aprender.

Monster Hunter World Iceborne

Teniendo que crear nuevo armamento para poder mejorar tanto nuestro ataque ante las nuevas amenazas, así como la defensa. Porque la inclusión del Rango Maestro, que vendría a ser el reemplazo del clásico Rango G de otros Monster Hunter, añade un grado de dificultad mucho mayor al que estamos acostumbrados. Notándose una gran diferencia comparado con monstruos Curtidos e incluso algún Archicurtido. Me atrevería a decir que supera en dificultad a Monster Hunter Generations Ultimate.

Por muy habilidosos que seamos, en el comienzo de Iceborne sufriremos de lo lindo. Lo que vendría ser el Gran Jaggras de la expansión, es capaz de darnos batalla y ponernos en más de un aprieto. Así con más de un monstruo a lo largo de toda la expansión. Pero como en todo Monster Hunter y nuevo nivel, la escala de dificultad va en aumento a medida que avanzamos en la trama. Aunque también podemos encontrar algún que otro monstruo más «fácil» de abatir que otro. Y según vayamos creando y mejorando nuestro equipo, podemos notar que esta dificultad va ajustándose poco a poco.

En Monster Hunter World Iceborne daremos caza a un gran sinfín de criaturas. Si las ya conocidas pertenecientes a Monster Hunter World nos parecían bastante salvajes, en Iceborne las encontramos aún más agresivas. Debido al aumento de nivel en estadísticas de las mismas como su resistencia, vida y poder, lo que antes eran misiones que oscilan los 10-30 minutos como mucho, según el monstruo, ahora nos vamos a los 30 e incluso 40 minutos de duración. Obviamente, con armas más potentes y a medida que aumentemos nuestra habilidad como cazadores en esta gélida tierra, es decir, nos adaptemos a las nuevas rutinas; el tiempo de misión se verá reducido con creces.

Monster Hunter World Iceborne

Aquí las criaturas también serán más listas. Muchas de ellas poseen movimientos devastadores, se moverán de maneras diferentes entre sí e incluso serán capaces de saber qué cazador está débil para enfatizar todos sus golpes al eslabón vulnerable de la partida. Según el monstruo, esta acción puede llegar a ser realmente devastadora, ya que muchos de ellos en Iceborne poseen combos excesivamente potentes.

Gracias a esta expansión y la gran cantidad de nuevas bestias que añade al juego base, también agrega más contenido en forma de materiales que farmear, y armas y armaduras que fabricar. Debido a esto último encontramos pequeñas mejoras en todas las ramas de armas. Ahora cada estilo cuenta con nuevos movimientos de ataque, ofreciendo más variedad para todas las armas y conceptos únicos para la batalla. Ganando una versatilidad mayor sobre todo, si comparamos con la jugabilidad de otros Monster Hunter.

Jugablemente Monster Hunter World me parece una delicia, de lo mejor de la franquicia. Ahora con la salida de Iceborne y estos movimientos añadidos, me reafirmo en lo dicho: estamos ante la mejor jugabilidad de toda la saga. Pero las novedades no acaban aquí, porque Capcom ha añadido una herramienta adicional con la que poder atacar al wyvern de turno y que termina de redondear esta experiencia: el Gancho.

Monster Hunter World Iceborne

Este útil accesorio para el cazador nos permite poder engancharnos a la criatura para redirigirla (si estamos en su cabeza) y hacer que choque contra una pared, o simplemente atacar la zona con un ataque especial. Dicho movimiento variará según el arma equipada y depende de si está considera un arma pesada o ligera. En caso de las pesadas estas con su movimiento final ablandarán todas las partes que toquen, facilitando el golpearlas haciendo daño adicional. Por su parte, las ligeras únicamente tienen el objetivo de golpear la zona y hacer caer munición de eslinga.

Sin lugar a dudas estamos delante de uno de los lanzamientos más completos y exigentes, no solo de la franquicia, sino del mercado. Monster Hunter World Iceborne es el pico alto a superar de aquí al futuro de la serie y el mejor al que se ha enfrentado el equipo de Capcom.

El poder de la nieve

Como bien he dicho en numerosas ocasiones en el texto, este contenido es un simple DLC con dimensiones gigantescas. Por lo que a niveles gráficos el juego en sí apenas ha cambiado, por no decir que sigue siendo exactamente el mismo. Seguimos viendo el mismo motor gráfico deslumbrante en prácticamente todos sus sentidos. Un motor relativamente nuevo y que estará entre nosotros por mucho tiempo, sin duda.

Monster Hunter World Iceborne

Aunque con Iceborne sí podemos ver facetas de este desarrollo desconocidas y jamás vistas hasta ahora. Independientemente de la entrega de Monster Hunter, siempre ha habido una localización que hace uso del frío ártico y la nieve, pero aquí en Monster Hunter World este bioma estaba completamente desaparecido. Ahora el clima sí será un gran enemigo a tener en cuenta, mucho más allá de tener que usar una Bebida Caliente para combatir el frío. Técnicamente, el mapa de Arroyo de Escarcha está un nivel por encima de todo lo visto en el título.

Este escenario nos deja con imágenes sorprendentes, con un diseño muy original y repleto de zonas a explorar únicas. Un mapa realmente grande que exprime aún más el motor de Capcom, cubriendo gran parte de las zonas con una capa de nieve bastante pronunciada. Elemento que también afecta a nuestro cazador más allá de ser un efecto visual bonito. La nieve nos realentizará a la hora de movernos e incluso nos bañará de escarcha que hará bajar nuestra resistencia a mayor velocidad.

El nivel técnico conseguido con la nieve es gigantesco. En muchas ocasiones mientras juego me quedo embobado mirando lo bien hecha que está su textura, el efecto al pasar con el personaje por ella… Inconscientemente me hace pensar en que llega al nivel de detalle y realismo de la arena en Journey, uno de los mejores títulos indie que he visto en la industria.

Técnicamente Monster Hunter World Iceborne sigue siendo el mismo, pero mejorado. Las dos nuevas zonas para explorar le dan un nivel de detalle más salvaje, más realista. En otras palabras, nos acerca más a la idea original del proyecto cuando empezó en PSP. Una saga que ha ido evolucionando con el paso de los años hasta convertirse en lo que siempre quiso ser.

Respecto a su banda sonora mantenemos las pistas originales del juego base, añadiendo algunas canciones nuevas por la expansión para zonas y criaturas que aparecen en ella. Para mí, al menos desde mi punto de vista, una de las piezas clave de Monster Hunter siempre ha sido su banda sonora. Un abanico de sonidos casi perfectamente construido, donde los rugidos se sienten reales e incluso transmiten esa ferocidad del momento. Sumado a una música que acompaña muy bien a toda la acción, de corte épica a la vez que brava. Un manjar para el oído que evita ser monótona y busca la conexión con el jugador y la necesidad de conocer lo desconocido.

Conclusión Monster Hunter World Iceborne

Desde la salida de la versión base, Capcom y su equipo han ido actualizando el título de forma periódica mejorando ciertos aspectos del mismo. Con la llegada de Monster Hunter World Iceborne y la voz puesta un poco más en la Comunidad, tenemos un juego mucho más exigente, desafiador, grande y completo. De hecho diría el que más de toda la franquicia hasta la fecha. La inclusión de las nuevas criaturas y las zonas por explorar le dan el plus perfecto. Mientras que el gran añadido en contenido de armas y armaduras, materiales y su aumento de dificultad son los alicientes que Monster Hunter World necesitaba para resurgir mejor que nunca. Sin duda, hemos encontrado la Corona Dorada de la franquicia.

Política sobre notas en Game It

Lo bueno:

  • La nueva cantidad de criaturas, materiales y armamento.
  • El Rango Maestro en su totalidad. Dificultad exigente.
  • Seliana es todo un acierto para el juego.
  • Los nuevos movimientos en armas, así como el Gancho.

Lo malo:

  • En su versión de PC encontramos algunos problemas de rendimiento, borrado de partidas y optimización.
  • A veces, la escala de poder, se va un poco de las manos.
  • Tiempos de carga excesivamente largos. Sobre todo en las zonas nuevas.

Nota: 9

Categories
AnálisisImportanteMicrosoftPCPlayStation 4SonyvideoXbox One

Gamer desde 1994. Amante de la fotografía y los videojuegos. Artista en mis tiempos libres. Aprendiz en diseño gráfico/web e informática. Maestro Pokémon y Cazador experto en Monster Hunter. Un gamer que juega a todo tipo de juego y consolas. Sígueme en mis redes sociales:
No Comment

Leave a Reply

*

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimos posts

RELATED BY