Need for Speed Payback GAme It

Need for Speed Payback. Análisis PS4

La velocidad de la venganza

Hoy en Game It, gracias a Electronic Arts, os traemos el análisis de Need For Speed Payback, el nuevo juego de una de las sagas automovilísticas de las últimas generaciones. Tras años de descanso, el título de EA vuelve a la palestra para intentar devolver las sensaciones de aquellos títulos de PS2 que tan buena acogida tuvieron y que revolucionaron el género con carreras frenéticas y tunning.

Una historia de venganza

Como su propio nombre indica, este nuevo NFS nos trae una historia de venganza, que, aunque pueda parecer interesante a primera vista, acaba pasando sin pena ni gloria a lo largo de la aventura.

Esta nos lleva a un contexto en el que una organización llamada La Casa, que amaña carreras, traiciona a nuestra banda, por lo que al final acaba disolviéndose. A partir de ahí nuestro objetivo será volver a reunir a nuestro equipo, volver a ser grandes en la ciudad, y pararle los pies a La Casa.

Como decíamos, al final todas estas historias sirven de justificación para desarrollar los distintos modos de juego que componen una experiencia que sigue fundamentalmente la base histórica de la saga, aunque con pequeñas novedades.

Jugamos como siempre

Need for Speed Payback nos ofrece fundamentalmente cinco modos de juego: las clásicas carreras, que también incluyen contrarrelojes, los derrapes, el todoterreno que abre el mapa limitado por las carreteras y caminos secundarios, la aceleración, que nos propone carreras y un minijuego de cambios de marcha y el escape, que nos enfrenta a persecuciones con la policía y los miembros de La Casa.

Como ya es habitual en la saga, todo esto se desarrolla en un territorio de mundo abierto en el que, además de estos modos, encontraremos pequeñas misiones puntuales, así como desafíos tales como conducir en sentido contrario o alcanzar altas velocidades.

El desarrollo de Need for Speed Payback nos ofrece una de cal y una de arena, y es que mezcla eventos memorables y realmente divertidos, con el tedio absoluto de repetir una y otra vez las mismas pruebas con la única finalidad de conseguir mejoras si queremos llegar a ser lo suficientemente competitivos llegados a un punto de la historia.

Esto último enlaza directamente con el siempre polémico tema de las microtransacciones, ya habituales en los juegos de EA. En este caso también siguen presentes, y aunque innecesarias, ayudan a aliviar la pesadez de ciertos momentos artificialmente creados para alargar el título hasta las 15-20 horas.

Respecto al apartado online, este NFS es realmente flojo en comparación a títulos que han cuidado tanto su vertiente en línea como Project Cars o GT Sport. En el título de EA solo encontramos partidas clasificatorias e informales, además de haber eliminado gran parte de la interacción de juegos anteriores.

Por último, en lo que a la jugabilidad se refiere poco se puede decir, ya que estamos ante uno de los juegos más arcade que hemos visto, frenético, divertido y sobre todo para todos los públicos. Sin duda este es el gran pilar de la saga y que hace atractivo a un juego mediocre en otros muchos sentidos.

La vuelta del sol a la saga

Uno de los signos distintivos del anterior NFS fue su ambientación nocturna, la cual sentaba súper bien, aportaba algo de frescura a la saga, y sobre todo hacía los problemas gráficos mucho menos evidentes.

Ahora Payback nos ha devuelto la luz del sol, algo que agradecemos notablemente dada la diversidad de las carreras pero que hace más evidentes las carencias de un título, que, si bien no es malo, le falta trabajo para llegar al nivel de los grandes. Popping y carencia de animaciones faciales en las cinemáticas son quizás los peores problemas del juego.

El apartado sonoro quizás sea uno de los mejores del juego, y es que la BSO como es habitual está a un excelente nivel, con temas originales, así como otros más conocidos dentro del panorama musical. Respecto al idioma, Need for Speed Payback nos llega totalmente doblado y traducido al español.

Conclusiones Need For Speed Payback

Durante 2017 hemos visto sagas como Assassin’s Creed que tras un tiempo de descanso han vuelto con fuerza y con la esencia de siempre. Sin embargo, a pesar de los dos años de parón, el título Ghost Games y EA, no ha acabado de despegar ni de devolver a la franquicia a donde se situó antaño.

No estamos ante un mal juego ni mucho menos, es divertido, asequible y con eventos memorables, sin embargo, a la altura a la que estamos de la película hay que pedirle más a un título que otrora fue todo un referente, de hecho, acaba resultando repetitivo y con un nivel gráfico un poco atrasado.

En definitiva, si te gustan los juegos de coches y no eres especialmente hábil, es una gran opción dejando de lado la simulación extrema de la mayoría de los del género. Ahora bien, estamos ante un título correcto, el cual si eres fan de otros como Project Cars o Gran Turismo, al final no es una gran elección.

 

Need for Speed Payback
6.5
Need for Speed Payback
The Good
  • Asequible para todos los públicos
  • Pruebas espectaculares
The Bad
  • Monótono
  • Apartado artístico mejorable
  • NOTA
    6.5
Categorías
AnálisisPlataformasPlayStation 4Vídeos

RELACIONADO