Neighbours Back From Hell. Análisis PC. La guerra vecinal se renueva

Análisis para PC de Neighbours Back From Hell, la remasterización de HandyGames y Mig de esta aventura gráfica del año 2003....

Hoy estamos de vuelta en el maravilloso mundo de los remasters, y como el traer un juego de hace años sigue saliendo rentable. En esta ocasión le toca el turno a Neighbours Back From Hell, el título de MIG y HandyGames.

El juego original, títulado Neighbours From Hell, se lanzó allá por 2003 y nos llegó un par de años después a tierras europeas. El título salió para PC, Gamecube y la Xbox original, y un año después llegó su secuela.

Esta nueva revisión, la cual estamos analizando en su versión para PC, combina ambos títulos en una sola aventura tan absurda como caótica. Sin más preámbulos os dejamos nuestra visión de cómo es fastidiar a tu vecino de la forma más salvaje y eficiente.

Neighbours Back From Hell

Jugando en una Sitcom

La historia de este Neighbours Back From Hell es muy simplona y sin profundidad. Sin embargo, le da una lógica y un contexto a toda la jugabilidad, por lo que es suficiente para un juego de este estilo.

En este caso, el título nos pone en la piel de Paco, un personajillo curioso y un poco indeseable, el cual se ha visto maltratado por su vecino en multitud de ocasiones. Ahora, tras años de aguantar, ha decidido tomarse la venganza por su mano e incordiar a sus vecinos los Rottweiler.

Para ello, nuestro protagonista ha decidido llamar a la televisión y filmar todas esas “putadillas” que le van a hacer a su vecino. Esto le permite que haya cámaras por toda la casa para ver y dejar registradas todas sus maldades, y que toda nuestra aventura se parezca a una Sitcom estadounidense.

Una aventura gráfica por niveles

No es del todo correcto encasillar este Neighbours Back From Hell como una aventura gráfica al uso. Sin embargo, hay que decir, que dada su estructura, es posiblemente el género al que más se acerque.

Como mencionábamos antes, la idea es fastidiar a nuestro vecino, bien sea en su casa o en las vacaciones con la familia. Para ello, el juego sitúa a Paco y al señor Rotweiller en el mismo lugar, y nos ofrece distintos objetos con los que interactuar. Con nuestro ingenio y con estos materiales tendremos que ir gastando bromas cada vez más pesadas, que serán el mecanismo para ir pasando de nivel.

Aunque a priori esto suena bastante divertido, según avanzamos en el título vamos viendo las lagunas. En primer lugar, cada uno de los objetos tienen un uso específico, sino que funcionan con ensayo y error (como en una aventura gráfica). El problema, es que aquí no hay una profundidad en la historia, ni mayor interés. El único fin es pasar los 25 niveles en unas 3-4 horas que nos durarán, y listo.

Evidentemente cabe la opción de ir a por el 100% del juego, aunque no es necesario para pasar de nivel y este no nos incentiva a tal fin. Tras las dos primeras fases, este Neighbours Back From Hell se vuelve repetitivo, llegando a parecer que tenemos que gastar una y otra vez la misma broma.

Neighbours Back From Hell

La idea del juego es tocarle las narices a nuestro vecino mientras él o su familia nos persiguen. El problema es que tampoco lo hacen demasiado bien, y tampoco supone ningún tipo de reto, ya que el único castigo si nos atrapan es reiniciar el nivel.

Todo esto acaba por conseguir que una buena idea, con bromas bastante divertidas y ocurrentes, idea se vuelva anodina e insulsa. Esta linealidad acaba provocando que haya pocos o ningún incentivo a rejugar o a completar totalmente cada parte.

Un rediseño televisivo

A pesar de los errores que hemos mencionado, también tenemos que reconocer que el trabajo de Handy Games con la remasterización es bastante bueno. Han conseguido adaptar unos gráficos que parecían una mezcla de plastilina y stop-motion, al más puro estilo Wallace y Groomit, a las consolas de actual generación, con un resultado muy vistoso.

A nivel sonoro, la BSO no está muy presente en el juego. Más allá de encontrarla en las introducciones de los distintos niveles del título, por lo que no molesta ni aporta nada.

Eso sí, los efectos sonoros se acaban volviendo repetitivos, y en un juego de este tipo, la verdad es que se podía haber trabajado más la variedad. Donde sí se ha hecho un buen trabajo es en la localización al español, gracias a la cual podemos gozar de parte de ese humor canalla que ofrece el título.

Neighbours Back From Hell

Conclusiones Neighbours Back From Hell

Este Neighbours Back From Hell nos ha generado bastantes emociones encontradas. Es un juego entretenido, podemos pasar unas cuantas horas divertidas… pero ¿qué necesidad había de un remastered?

Estamos ante un juego cuyas dos entregas pasaron sin pena ni gloria en su día. Es un género de nicho y el trabajo que se ha hecho sobre él tampoco es demasiado destacable, por lo que no incita a darle una segunda oportunidad casi 20 años después.

Si buscas un juego para un par de tardes, divertido, sencillo, con un curioso apartado visual y que no te haga comerte la cabeza puede ser una buena opción. Sin embargo, esta propuesta tampoco da para mucho más, por lo que si buscas algo más complejo, elaborado o variado, no es una alternativa a tener en cuenta.

Nota: 5.5

Lo Mejor

  • Sencillo pero divertido.
  • Bromas curiosas y ocurrentes.
  • Su localización a nuestro idioma.

Lo Peor

  • Repetitivo.
  • Corto.

Categories
AnálisisGame ItNintendo SwitchPCPlayStation 4VídeosXbox One
No Comment

Leave a Reply

*

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimos posts

RELATED BY