NFortec Scorpius, review del último chasis gaming Nfortec

Analizamos el chasis gaming NFortec Scorpius, una caja en formato semitorre fabricada con materiales premium de alta calidad

Si hace unos días analizábamos el Corsair Carbide 400C, hoy es el turno de un nuevo chasis, el NFortec Scorpius, un producto con una interesante estética, y fabricado en materiales de alta calidad. Antes de comenzar, queremos agradecer a NFortec la cesión de este producto para su análisis.

Especificaciones técnicas del NFortec Scorpius

En primer lugar, queremos repasar las características técnicas del NFortec Scorpius, extraídas de la página oficial del producto.

  • 450mm (largo) x 215mm (ancho) x 470mm (alto)
  • 8 ranuras de expansión PCI
  • Paneles laterales y frontal en cristal templado de 4mm
  • 2x USB 3.0
  • 2x USB 2.0
  • Puertos audio (1x auricular, 1x micrófono) de alta definición
  • Ventiladores:Compatible con placas ATX, micro ATX y mini ITX
    • Frontal: 2x 12cm con leds (incluidos)
    • Trasero: 1x 12cm con leds (incluido)
    • Superior: 2x 12cm o 1x 24cm (opcionales)
  • Compatible con disipadores CPU hasta 170mm
  • Compatible con tarjetas gráficas hasta 400mm

Exterior

Como hemos visto en el apartado anterior, este chasis tiene un formato semitorre, con unas dimensiones de 450mm (largo) x 215mm (ancho) x 470mm (alto).

Lo primero que llama la atención en este chasis NFortec Scorpius es su frontal compuesto por cristal templado ahumado de 4 mm de grosor. En este caso, el frontal de la caja viene bastante limpio, ya que no encontraremos en él bahías exteriores. Detrás del cristal templado que cubre el frontal,vemos un diseño de aspas que dejará ver la luz LED de los ventiladores frontales.

En la parte superior del frontal hay 4 puertos USB (los únicos de los que dispone este chasis), dos de los cuales son 3.0 y, el resto, 2.0. Además, también encontraremos una salida de audio, una entrada de micrófono, el logotipo de la marca y el botón de encendido y apagado.

La parte superior de este chasis se presenta como una continuación del frontal, estando fabricada en aluminio cepillado de color negro, y viene totalmente limpia, sin puertos o filtros de ningún tipo.

Ambos laterales de la caja están construidos en cristal templado ligeramente tintado en gris, dejando ver el interior de la caja. Las placas de cristal que conforman los laterales están sujetas al cuerpo del chasis mediante tornillos de gran tamaño, que podremos manipular directamente con las manos, por lo que no necesitaremos ningún tipo de herramientas para acceder al interior del mismo.

En la zona trasera, que comentaremos con más detalle en el apartado interior, encontraremos hueco para los conectores de la placa base, un ventilador, 8 ranuras de expansión y espacio para una fuente de alimentación.

Por último, la parte inferior de la caja está protegida por un filtro antipolvo magnético de gran tamaño. En cuanto a las patas del chasis, están fabricadas en metal, y cuentan con protectores que nos permitirán mover la caja sin dañar el suelo de nuestra casa.

Como vemos, se trata de una caja con un cuidado diseño, fabricada utilizando materiales de alta calidad, y pensada para dejar ver los componentes del PC que la monte.

Interior

Al igual que en el exterior de la caja, el color negro predomina en el interior de la misma, que está fabricado en acero. En uno de los perfiles de la caja encontraremos un soporte para unidades de 2,5″, que nos permitirá instalar, si así lo deseamos, un disco duro convencional o una unidad de estado sólido.

En el perfil opuesto, lo primero que llama la atención es el gran espacio del que disponemos para la instalación de componentes, así como los diversos huecos para pasar cables, lo que nos permitirá una instalación limpia, y un correcto flujo de aire.

El frontal de la caja está cubierto por una tapa metálica que se sujeta al chasis mediante un sistema de tornillos. De este modo, podremos retirar fácilmente la tapa, debajo de la cual se encuentran dos ventiladores de 120mm, que pueden ser sustituidos por 2 nuevos ventiladores de nuestra elección, o un radiador de refrigeración líquida.

En la zona trasera nos encontraremos un ventilador azul de 120mm, iluminado con LEDs del mismo color. La marca también comercializa un modelo con ventiladores e iluminación en color rojo. Debajo del ventilador, este chasis dispone de 8 ranuras de expansión. La fuente de alimentación se colocaría en la parte inferior. El ventilador trasero completa, junto con los de la parte delantera, un total de 3 ventiladores de 120mm en el interior del chasis NFortec Scorpius. Además, en la parte superior del mismo podremos instalar otros dos ventiladores adicionales de 120mm, o un único ventilador de 240mm, y tiene capacidad para instalar refrigeraciones líquidas de tipo All In One de hasta 2×120 milímetros.

En la parte inferior izquierda, dispone de dos bahías de 3,5″, sobre las cuales monta un soporte para unidades de 2,5″. En este caso, y al igual que sucedía con el soporte de 2.5″ que veíamos anteriormente, el fabricante proporciona las piezas necesarias para la sujeción de unidades.

En la parte izquierda de la caja, encontraremos dos nuevos huecos para la instalación de unidades de 2,5″, aunque, en este caso, tendremos que adquirir por separado el soporte necesario para fijar las unidades al chasis, ya que por defecto sólo se incluyen 2.

En total, esta caja permite la instalación de 2 unidades de 3,5″ y 4 unidades de 2,5″, o un total de 6 unidades de 2,5″.

El chasis es compatible con placas base de tipo ATX, Micro-ATX y mini-ITX. Además, soporta disipadores de CPU de hasta 170 mm de altura, y tarjetas gráficas de hasta 400mm de longitud.

El Nfortec Scorpius incorpora un conector USB 3.0, y otro conector de tipo USB 2.0. Por otra parte, cuenta también con conectores HDD LED, Power LED y Power SW, así como un cable de audio HD.

Conclusiones de la NFortec Scorpius

Lo primero que hay que destacar de la NFortec Scorpius, es la calidad de los materiales de fabricación, ya que utiliza acero para el interior, y aluminio cepillado junto con cristal templado en el exterior. Esta combinación de materiales le otorga una apariencia totalmente premium, con muy buenos acabados. Sin embargo, al ser una caja con cristal ahumado por ambos lados, se hace difícil ocultar el cableado, por lo que necesitaremos un poco de maña para conseguir un buen acabado estético del interior.

Por otra parte, como ya hemos comentado, los ventiladores frontales pueden sustituirse fácilmente, por lo que podemos cambiar los que vienen de serie, o instalar un sistema de refrigeración líquida.

Esta caja en formato semitorre tiene una gran amplitud interior, permitiendo la instalación de componentes de gran tamaño, como coolers de hasta 170mm y tarjetas gráficas de hasta 400mm. Además, soporta la instalación de hasta 4 discos SSD, o 6 si renunciamos a los discos de 3.5mm. Sin embargo, se echa de menos la inclusión de más bahías de 3.5″, aunque, contando con 4 soportes para discos SSD, tampoco es un defecto especialmente destacable. También se echa de menos la inclusión de más puertos USB en el frontal o la parte superior de la caja, ya que de serie sólo encontraremos 4.

La NFortec Scorpius puede adquirirse en su web oficial por un precio de 139.95 euros, o en PcComponentes por 139, una cantidad totalmente justificable teniendo en cuenta los materiales escogidos para la fabricación de la misma. Por ello, desde Game It, le otorgamos los galardones de producto premium,  recomendado y calidad/precio.

Nfortec Scorpius
Nfortec Scorpius
Categories
Análisis HardwareHardwarePCTecnología

Desarrolladora de aplicaciones móviles de lunes a viernes y analista de todo tipo de cacharros en mis ratos libres
    No Comment

    Leave a Reply

    *

    *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Últimos posts

    RELATED BY