Overwatch

Overwatch. Análisis del shooter de Blizzard en Nintendo Switch

Los héroes de Overwatch desembarcan en la consola híbrida

Blizzard no es una compañía que se prodigue con muchos lanzamientos. El estudio americano suele centrar sus esfuerzos en actualizar sus franquicias. Es por esto que lleva ya unos años sin ningún lanzamiento nuevo. Ante esta falta de novedades importantes, la compañía ha aprovechado el éxito de Nintendo Switch para intentar rascar algunas ventas más a sus últimos juegos. Tras la llegada de Diablo III Eternal Collection, la consola híbrida recibe Overwatch. La última de sus franquicias lleva toda la acción de los hero shooters a la consola de Nintendo.

Los héroes de Overwatch se baten en Nintendo Switch

Allá por 2016, cuando los hero shooers estaban en pleno apogeo, Blizzard llegó con su propia propuesta. Una apuesta que se alejaba de su zona de confort pero que se introdujo de lleno en la moda de aquellos días. Con Overwatch, el equipo de Blizzard supo incorporarle mucha personalidad, gracias a la creación de este potente universo que es hoy en día. Puede parecer un trabajo innecesario, ya que el juego al ser exclusivamente multijugador competitivo, no necesita historia. Pero la legión de seguidores que hay tras el juego, que espera con ansia las novedades, cortos y cómics del juego, parecen decir lo contrario.

Una de las pegas del juego en su lanzamiento fue la escasez de contenido. Overwatch llegó al resto de plataformas únicamente con partidas rápidas y muy pocos mapas. Pero, gracias a la gran variedad de héroes y a lo divertido de la propuesta parecía que se mitigaba un poco esta pega.

Ahora, tras más de tres años de trabajo bajo sus espaldas, el juego llega a Nintendo Switch con una gran variedad de modos extra, como las distintas propuestas del Arcade: Héroes Misteriosos, Eliminación o los distintos modos de temporada. Aunque seguimos sin contar con ninguna apuesta por el modo para un jugador, la variedad de modos contentarán a la gran mayoría de jugadores. En cuanto al plantel, los jugadores de Overwatch ya contamos con los 31 héroes diferentes, entre los que encontramos las últimas incorporaciones de Sigma o Ashe. El variado plantel del juego es uno de los grandes aciertos del juego, ya que ofrece opciones completamente diferentes que se adaptan a todos los gustos.

Pero esta nueva versión no está exenta de novedades. Overwatch en Nintendo Switch incluye el control por movimiento como principal añadido. Podremos usar el giroscopio incorporado a los Joy-Con para controlar la mirilla de nuestros disparos. Un añadido que permitirá mejorar nuestros apuntados gracias al movimiento para acabar con los miembros del equipo contrario. Si bien esta novedad no deja de ser curiosa, acostumbrarse a ella no será fácil y las primeras partidas pasaremos algunas penalidades. Como ya hemos dicho, este añadido está bien, pero no es ni mucho menos obligatorio usarlo y no provoca grandes cambios al juego.

No todo podía ser tan bueno

En cuanto al apartado gráfico, Overwatch es otro de eses ports inesperados para Nintendo Switch. Como es lógico, todo el mundo tenía  dudas sobre el rendimiento del juego en la consola híbrida, pero Blizzard ha conseguido sacar un gran trabajo. La compañía ha apostado por ofrecer una resolución de 900p en modo sobremesa y 720p en portátil. Y es que esta versión, aunque si que se ve inferior, pero consigue un nivel inesperadamente bueno para la consola. Una de las pegas principales es que, a diferencia del resto de versiones, ofrece únicamente 30 fps, algo que no suele ser recomendable en juegos de carácter competitivo. A pesar de que se nota algo menos de fluidez, la tasa de frames es bastante estable y no hemos encontrado caídas salvo en ocasiones muy puntuales. Otra de las diferencias son la baja calidad de las texturas y la eliminación de distintos efectos, como los reflejos. Esto nos deja una versión que desluce un poco el genial apartado artístico de Overwatch.

La cosa cambia cuando jugamos en portátil. La baja calidad de las texturas se disimula completamente, por el tamaño de la pantalla, y podemos disfrutar de un apartado gráfico bastante resultón. Aunque claro, la versión portátil también tiene un problema, y es el elevado consumo de batería. Si prescindimos de tener el brillo de la pantalla a un nivel alto, la batería puede llegar a las tres horas en el mejor de los casos. Puede ser lógico este gasto de batería, al tratarse de un juego exclusivamente online y lo exigente de su apartado técnico.

A nivel sonoro no hay grandes cambios con las demás versiones. Volvemos a contar con una gran banda sonora, repleta de temas épicos, junto a buenos efectos de sonido y un gran doblaje. Eso si, para contar con las voces en castellano hemos de descargar el archivo necesario, ya que no se incluye en los archivos base del juego. La descarga será de más de 500MB que se suman a los 11,6GB del juego, ¡y no es que los archivos se descarguen rápido en Nintendo Switch!

Por último, como se trata de un juego exclusivamente online, vamos a hablar del código de red. A pesar del miedo que siempre existe por el funcionamiento exclusivamente a través de wifi, Overwatch en Nintendo Switch no tiene ningún problema que tenga que ver con la red o los servidores. Durante nuestra partidas el funcionamiento ha sido excelente, sin ningún tipo lag. Y en cuanto al sistema de emparejamientos, no hemos visto grandes diferencias con respecto a lo que tardan las versiones de PlayStation 4, por ejemplo.

Conclusión de Overwatch en Nintendo Switch

Overwatch llega a la consola híbrida con un port bastante bien llevado. A pesar de que nos encontramos con una versión algo peor en lo técnico, la posibilidad de jugar a uno de los shooters competitivos más populares de los últimos años lo compensa. No tiene demasiadas novedades, más allá de un nuevo control por movimiento que pasa sin pena ni gloria, pero la posibilidad de disfrutar de un juego de esta envergadura en modo portátil es todo un lujo. Además, Overwatch sigue siendo una propuesta muy divertida. La variedad de héroes y modos hacen del juego una apuesta segura para los seguidores de los juegos competitivos.

Política de notas

Overwatch
8
Overwatch
The Good
  • Muchos héroes, mapas y modos diferentes
  • Muy divertido
  • Las posibilidades portátiles de la consola
The Bad
  • Técnicamente algo peor que el resto de versiones
  • Muy bueno
    8
Categorías
AnálisisNintendo Switch

RELACIONADO