Polaris Sector. Análisis PC

Análisis de Polaris Sector, un juego de estrategia y gestión desarrollado por Softwarware que actualmente está disponible a través de Steam.

Polaris Sector es un juego de estrategia y gestión desarrollado por Softwarware y que actualmente está disponible a través de Steam. Como siempre lo primero será contextualizar el juego y ver qué es lo que a nos ofrece nada más cargarlo. Polaris es el nombre de la estrella de la esperanza y la fe, la estrella más importante de todo el universo y a su alrededor, un paramos de planetas, gases, supernovas y otras estrellas cargadas de odio, traición ambición, opresión y ansias de poder. Nuestra misión principal será la de crear un imperio en este inhóspito lugar, claro que la tarea no es para nada sencilla ya que otras facciones recién llegadas, piratas y carroñeros no dudarán en disparar primero y preguntar después. En nuestras manos tendremos muchas herramientas que van desde la diplomacia hasta la conquista para lograr hacernos con el control del Sector Polaris.

UNA GALAXIA CON 900 ESTRELLAS

Lo primero y más recomendable es pasarse por el tutorial donde nos explicaran la manera de expandirnos y afrontar los combates estelares. Una vez terminado el tutorial tendremos la posibilidad de continuar la partida o por el contrario empezar una nueva con la consiguiente elección del entorno en el que nos vamos a expandir. Tendremos la posibilidad de configurar el tipo de galaxia y su composición, diez son las formas que se pueden elegir y una vez seleccionada la que más nos apetezca  podremos elegir el número de razas hasta un máximo de nueve o cambiar la cantidad de estrellas que poblaban nuestra futura galaxia.

Tras la elección de la zona de juego nos tocará seleccionar cuál será la raza con la que dominaremos los confines de cada región del espacio. Desde luego los humanos estaremos presentes pero no son los únicos que desean hacerse con el control. Entre otros podremos seleccionar a los Gavakens, unos Pteranodones evolucionados que son grandes comerciantes y nunca cejan en su empeño de expansión. Los Vagalars  que se asemejan a unos dulces koalas con una capacidad de producción desmesurada o los Urgans, seres reptilianos con gran capacidad de resistencia y natalmente prolíficos.  Dependiendo de la raza que seleccionemos tendremos unos puntos que podremos usar para mejorar o variar las estadísticas de nuestra raza inicial por lo que la personalización se amplía pudiendo enfocar desde el principio de manera muy concreta la estrategia a seguir.

Una vez seleccionados los parámetros iniciales y la raza empezaremos a hacernos con la gestión de nuestro planeta de inicio, donde diferentes estructuras permitirán un mejor avance como por ejemplo científico, económico o poblacional. Al comienzo tendremos una serie de naves para comenzar la exploración y la colonización de nuevos planetas. Al principio la proporción es normal, cada tres o cuatro planetas encontramos alguno que es colonizable si no lo es alguna de sus lunas o satélites. Los planetas o satélites que no son colonizables son vitales a lo largo del desarrollo del juego ya que en ellos encontraremos recursos que son muy necesarios tanto para el combate como para la colonización. Pero en el inicio la clave será ir poblando y mejorando los planetas que se vayan colonizando, para ese cometido será necesario la creación de nuevas naves gracias a los recursos que hemos obtenido en nuestras nuevas colonizaciones.

COLONIZACIÓN, GESTIÓN Y CREACIÓN

Tanto en el planeta en el que empecemos como en los que vayamos colonizando, tendremos la posibilidad de establecer tres ramas de producción entre las que se encuentra infraestructuras que mejoran el rendimiento en ese planeta, unidades de combate terrestre y unidades de transporte, colonización y combate. Otra opción en lo que a gestión se refiere es la necesidad de marcar el tipo de política que se desarrollara en ese planeta, de tal modo que podremos centrar los esfuerzos de la población en actividades concretas. Podremos seleccionar entre la agricultura, innovación, industrialización, minerales o balanceado.

Cada lugar donde colonicemos será una oportunidad de cosechar recursos que de otra manera serían inaccesibles y que a la postre serán necesarios por lo que seleccionar las políticas adecuadas será la mejor manera de obtener el equilibrio que es necesario para continuar con la expansión.

Cuando la expansión esté controlada pasaremos a elegir el camino a seguir en nuestras investigaciones. Lo primero será seleccionar el porcentaje que usaremos entre ciencias fundamentales y ciencias aplicadas. Ambas están conectadas por lo que es necesario tener un equilibrio a cada paso que damos. Elegir entre armas de destrucción o mejores maneras de colonizar planetas, potenciar las matemáticas para mejorar la velocidad de desplazamiento serán variables que encontraremos entre muchas otras posibilidades.

Una de las cosas más interesantes de Polaris Sector se encuentra en la creación de nuestra propia flota espacial totalmente personalizable, desde la más pequeña nave de asalto hasta transportes y destructores con las bodegas cargadas hasta arriba. Incrementar la velocidad al introducir mayor potencia en el reactor o crear un ejército de naves de asalto custodiada por una nave sonda que permite ver y flanquear al enemigo sin que se percaten. Las posibilidades de personalización de las unidades de combate son increíbles y suponen un auténtico reto en niveles altos de dificultad.

Estos combates se darán cuando osemos enfrentarnos a los piratas del espacio o cuando las negociaciones y acciones diplomáticas con otras razas hayan fracasado, cosa poco recomendable porque los piratas están solos y aislados pero nunca sabrás qué alianzas tiene una raza concreta y quizás no compense meterse en conflictos si no tenemos los recursos y piezas necesarias para contrarrestarlo y garantizar el bienestar de todos y cada uno de los planetas que hasta el momento hayamos colonizado.

CONCLUSIONES de Polaris Sector

Una gestión muy sencilla es acompañada de un sistema de combate que en niveles difíciles es un auténtico reto. Es entretenido y relajado, ofrece estrategia y creatividad mientras nos movemos por un universo plagado de sorpresas y recursos.

Polaris Sector
7.5
Polaris Sector
The Good
  • Aunque sea enorme tiene mecanismos que lo hacen sencillo
  • La creación de tus naves personalizadas
  • Tácticamente ofrece muchas posibilidades
The Bad
  • Alejará a cualquiera que no le guste el género.
  • Puede resultar repetitivo
  • NOTA
    7.5
Categorías
AnálisisPCVídeos

Con tan solo cuatro años mi padre me puso el mando de una colecovision en la mano, treinta años mas tarde la aventura continua. Escritor auto editado, guionista y diseñador 3D es el bagaje laboral que acredito.

RELACIONADO