¿Por qué todos odian a Bastion?

Analizando la inesperada reacción de la comunidad a uno de los personajes insignia de Overwatch

Recientemente tuve la fortuna de verme en posesión de Overwatch, un juego reverenciado por audiencias alrededor del mundo. El nivel de expectativa y emoción rodeando al más reciente en la línea de éxitos por Blizzard es casi surrealista, pero no incomprehensible: Overwatch es divertido, más que cualquier otro nuevo shooter que haya probado recientemente, y es el primer juego AAA en años que, puedo decir con completa honestidad, valió cada céntimo que gasté en él.

Esto no significa que sea un juego perfecto, por supuesto. Abundan fallos técnicas, y ya se han sido subidos varios vídeos sobre los extraños errores que los jugadores han encontrado durante sus partidas, esto sin mencionar algunas decisiones cuestionables en el equilibrio de ciertos personajes, de los cuales los fans ya se han quejado a amplitud. Afortunadamente Blizzard sigue trabajando duro en el juego, escuchando a sus jugadores e intentando resolver todo problema que puedan tener con él… con una pequeña excepción.

Bastion

Este carismático compañero robótico ha sido la causa de gran angustia para la fandom del juego. Para aquellos que no lo conozcan, Bastion es un personaje defensivo que puede cambiar entre dos formas: reconocimiento y torreta; en reconocimiento, Bastion puede caminar a través del mapa a una velocidad relativamente lenta y usa una ametralladora con buen daño pero relativamente baja munición; en su modo de torreta se queda completamente inmóvil, pero aumenta su munición, velocidad de fuego y daño para volverlo el personaje con los DPS más altos del juego por un margen significativo, mezclado con una buena cantidad de vida/armadura y la habilidad de sanarse a sí mismo.


bastion
Esto vuelve a Bastion el personaje ideal para negar un área al equipo enemigo. Todo lo que tiene que hacer es buscar un punto del mapa en el que sea difícil de alcanzar (preferiblemente detrás de un par de tanques) y cualquier enemigo que sea lo suficientemente desafortunado para entrar en su rango de visión será casi inmediatamente derretido por sus extraordinarios niveles de daño.

Gracias a que es tan fácil ejecutar esta estrategia y que es tan efectiva contra equipos con baja o nula organización, muchos jugadores frustrados decidieron intentar contactar a Blizzard para pedir un nerf para Bastion. ¿Su respuesta?

bastion

Y aunque algunos podrían culpar a Blizzard de ser negligentes al ignorar las quejas de sus jugadores, realmente no están equivocados. Bastion no es difícil de detener una vez que entiendes sus debilidades. Vencerlo es tan simple como flanquearlo o aplicarle algún tipo de stun para sacarlo de su modo torreta. Y una vez que esto pasa, no hay mucho que pueda hacer: es un personaje lento con pocas herramientas para salir de situaciones desventajosas, y a menos que su equipo pueda ayudarlo está queda a merced de cualquiera que pueda pasar por su línea de fuego. En lo personal, enfrentarme a Bastion era una tarea imposible durante mis primeros días de juego, pero tras aprender a usar las habilidades de mis personajes favoritos adecuadamente, podía vencerlo sin problemas la mayor parte del tiempo.

Pero incluso así, jugar contra él nunca dejó de ser una experiencia poco placentera. Bastion es un personaje cuya mera presencia exige un cambio de mentalidad para sus oponentes. Mientras que otros personajes requieren que se consideren habilidades, ultimates y las dinámicas involucradas en luchar contra ellos, el vencer a Bastion consiste en encontrarlo y eliminarlo tan rápido como sea posible de manera en la que no pueda hacer gran daño. Un Roadhog puede entrar a una pelea y matar a una o dos personas si no se detiene a tiempo, pero si un Bastion logra encontrar una buena posición y entrar en modo torreta sin que nadie lo vea, lo más probable es que mate a todo nuestro equipo antes de que puedan reaccionar.

bastion

Jugar contra él no es una experiencia emocionante y retadora — es lento, estresante, aburrido y para muchos jugadores arruina el juego completamente. Algunas opiniones de la comunidad:

Creo que el problema está más en que sea tóxico que de que sea OP. Si en algún momento has experimentado a un equipo protegiendo a su Bastion en un punto estrecho donde no puedes flanquearlo o atacarlo a distancia, sabes que es muy molesto. Si caminas alrededor de una esquina sin saber dónde está, puede matarte de manera casi instantánea, sin importar que tan tanque seas, y te FUERZA a jugar un counter para no perder. Eso suena muy tóxico para mi.

Aubstter

… Cuando juego con mis amigos, una gran parte de nuestras comunicaciones están dominadas por Bastion. Si está vivo o muerto, dónde está, qué tan frustrante es jugar contra él, etc. Si hay un Bastion en el juego, él se vuelve EL punto focal de la partida entera. Aunque es satisfactorio vencerlo, jugar contra él en general no lo es. Ciertamente pienso que tiene un lugar entre los personajes, pero justo ahora es casi obligatorio tenerlo en tu equipo y tiene muy pocas debilidades para neutralizar sus increíbles fuerzas. Puedes vencerlo, pero si alguien lo está jugando, es su show.

Plasma_channel

La cosa con Bastion es que veo a mucha gente sugiriendo varias habilidades definitivas (ultimates) para matarlo. Si, okay, haz eso: de todas maneras reaparecerá en cinco segundos mientras tu sigues recargando tu ulti.

No es divertido jugar contra él, y no es divertido jugar como él, pero necesitas uno en defensa porque incrementa tu oportunidad de ganar drásticamente.

Tiene un bajo riesgo y una alta recompensa y no está bien.

MalHeartsNutmeg

Estos usuarios no están solos. Varias editoriales profesionales han escrito piezas sobre la controversia del personaje, entre ellas PC Gamer, Kotaku y Forbes; Los foros de Blizzard y el Reddit de Overwatch se ven constantemente inundados por jugadores novatos pidiendo nerfs y jugadores más experimentados insultándolos; buscar “Bastion Overwatch” en Youtube nos da tantos vídeos sobre la gente quejándose del personaje como de gente jugándolo.

Está claro que hay una gran parte de la comunidad que no está contenta con su estado actual, en especial jugadores nuevos – lo cual es importante, ya que Overwatch es un juego relativamente reciente y tiene que hacer todo lo que esté en su mano para atraer y conservar una audiencia que pueda apoyarlo en su crecimiento, y el ahuyentar a esta audiencia con mecánicas frustrantes antes de que puedan empezar a divertirse solo lastimará su momentum a largo plazo.

bastion-4

Aquí es donde la existencia de Bastion empieza a volverse un problema. Blizzard sabe que Bastion no es un personaje fuerte: no solo es considerado fácil de derrotar por jugadores más experimentados, sino que en los crecientes circuitos profesionales de Overwatch se ve como “situacional” en el mejor de los casos o “un chiste” en los peores. Si Blizzard fuera a nerfear a Bastion, corren el riesgo de volverlo completamente inútil. Pero buffearlo significaría atraer incluso más rabia de una comunidad que ya lo odia, y posiblemente enajenar de manera completa a sus jugadores principiantes.

Además, un buff a su vida o un nerf a su daño no cambiarán lo que realmente frustra a los jugadores, que es la manera en la que se juega: Bastion es un personaje extremadamente simple que requiere mínima habilidad, pero no tiene mucho espacio para crecimiento. Si sabes encontrar lugares poco visibles y sabes seguir a tus enemigos con tu cursor, sabes jugar a Bastion a casi su máxima eficiencia.  

Los jugadores dedicados lo ignoran en favor de personajes con más potencial, mientras que los menos experimentados sienten que se enfrentan a un reto que no recompensa de manera adecuada su habilidad. Esto lo pone en un extraño estado de limbo donde es demasiado débil para la audiencia competitiva, pero demasiado fuerte para la audiencia casual.

bastion

Blizzard no es la primera compañía que se encuentra con este pequeño problema de diseño. Jugadores dedicados a League of Legends se habrán dado cuenta que últimamente Riot se ha dado a la tarea de rediseñar varios de sus campeones más antiguos, y darle nuevas habilidades que les ayuden a ser relevantes en el eternamente cambiante panorama de su juego. Los primeros personajes eran extremadamente sencillos; pocos de ellos exigían destreza o buenas mecánicas, por lo cual dependían principalmente en sus números para sobresalir entre todos los demás campeones con mejor diseño y kits más complejos: si su daño, vida, utilidad, etc. eran muy altos, el campeón era OP, pero si no eran muy altos quedaban enterrados bajo una montaña de mejores opciones.

El kit actual de Bastion le permite:

  1. Caminar
  2. Disparar en modo de reconocimiento
  3. Disparar en modo torreta
  4. Auto-sanarse

Esto es básico, y pese a que básico no es necesariamente malo, deja poco lugar para la imaginación. En el meta actual, Bastion tiene un propósito y solo un propósito: anclarse a un lugar y disparar a enemigos hasta que sea destruido o forzado a moverse; no provee utilidad extra a su equipo, como los escudos de Reindheart o la sanación en área del Soldado 76; no tiene mecánicas únicas que recompensan al jugador por jugarlo de manera correcta, como la movilidad de Tracer o el porcentaje de carga de Zarya. Es una maquina de matar que no exige mucho del jugador que lo usa, pero no los recompensa adecuadamente por su trabajo extra tampoco.

Blizzard ha pasado ya por varias iteraciones con Bastion (popularmente, su infame escudo recargable durante el periodo de beta), pero es posible que si realmente desean arreglar el problema que gran parte de su audiencia tiene con él, deberán reexaminar el mero concepto del personaje desde su raíz. Si hay algo que hemos aprendido de la historia reciente en juegos competitivos (Bayonetta en Smash 4, el R8 en CS:GO e incluso los cambios realizados al espía y pyro de TF2), es que los jugadores no quieren personajes o armas buenas, sino que brillen en las manos de buenos jugadores.

Si ningún cambio se implementa a futuro, es posible que Bastion nunca evolucione más allá de ser una pared de frustración para novatos y un factor nulo para veteranos.

Categorías
eSportsOpiniónPCPlayStation 4Xbox One

Escritor novato, novelista y periodista, con menos tiempo libre en sus manos del que le gustaría pensar. Aficionado al cine, la literatura y los deportes electrónicos. Cuando no me está matando el trabajo universitario, tiendo a pasar mi tiempo jugando TF2, viendo partidas de Smash Bros o leyendo historias de terror.

RELACIONADO