Razer Basilisk Mercury, review y unboxing

Analizamos la versión blanca del Basilisk, el Razer Basilisk Mercury
Razer Basilisk Mercury

Como sabéis, Razer es una marca que no necesita presentación en el mundo gaming, ya que es uno de los principales fabricantes de este sector. Esta firma, pone a disposición de jugadores profesionales y aficionados, ua amplia gama de periféricos pensados para ofrecer la mejor experiencia de juego, tanto en PC como en consola. En esta ocasión, vamos a centrarnos en un periférico para PC, el Razer Basilisk Mercury, un ratón que se encuadra en la línea de periféricos Mercury de la marca, lo que conlleva un marcado carácter estético, y que además es ergonómico y especialmente desarrollado para juegos de tipo FPS.

Este ratón, destaca por 2 características muy especiales, como la inclusión de un botón que permite reducir los DPI mientras esté pulsado (embrague de sensibilidad o botón sniper), y un diseño ergonómico con un espacio pensado para el apoyo del pulgar, dando así una mayor comodidad al usuario.

Unboxing

Como es habitual en los productos de esta línea, el Razer Basilisk Mercury se comercializa en una caja en colores blanco y plata, en cuyo frontal podemos ver un render del dispositivo, así como un pequeño mensaje informando de que resulta indicado para utilizar en juegos de tipo FPS. Además, en la parte frontal también veremos que cuenta con el sistema de iluminación Chroma, toda una seña de identidad de la marca, y que nos permitirá configurar hasta 16.8 millones de colores. Por su parte, la trasera de la caja muestra alguna información de interés del producto, junto con varias imágenes del mismo. Una vez abierta la caja, lo primero que nos encontramos, es el propio ratón protegido por una cúpula de plástico transparente. Junto al ratón, encontraremos también un gatillo de menor tamaño para sustituir el que viene colocado en el lateral, así como una tapa plástica que podremos colocar en el ratón, en caso de que no queramos hacer uso de los gatillos que sirven para reducir momentáneamente los DPI del dispositivo. En el interior de la caja también encontraremos la clásica carta de bienvenida de Razer, un manual de instrucciones y dos pegatinas con el logotipo de la marca

El Razer Basilisk Mercury

El Razer Basilisk Mercury es un dispositivo con unas especificaciones de lo más interesante, con un sensor óptico 5G con hasta 16.000 DPI reales, capacidad de rastreo de hasta 450 pulgadas por segundo con 50G de aceleración, swiches mecánicos Razer, 8 botones programables, rueda con resistencia configurable, ultrapolling de 1000 Hz y diseño ergonómico para diestros. Además, tiene un tamaño de 124 mm x 75 mm x 43 mm, y un peso de 107 gramos sin cable, por lo que resulta bastante manejable.

El Razer Basilisk Mercury es un ratón que llama la atención por su forma ergonómica, pensada para ofrecer el mayor confort a los jugadores diestros. Fabricado mayormente en plástico de color blanco, con detalles en gris plata al igual que toda la línea Mercury, también dispone de un recubrimiento de goma estriada a ambos lados, para proporcionar un mejor agarre. En cuando al lateral izquierdo, dispone de un pequeño saliente recubierto de goma, pensado para el descanso del pulgar, junto con un embrague de sensibilidad que nos permitirá bajar momentáneamente los DPI (Por defecto a 800), y los ya clásicos botones laterales de desplazamiento.

En la parte superior, presenta la rueda de desplazamiento, que dispone de iluminación RGB, los botones de click izquierdo y derecho, dos botones para el ajuste de DPI, y el logotipo de Razer, que también dispone de iluminación. En este modelo, no encontraremos bandas laterales retroiluminadas. Estos botones, como siempre, pueden ser reconfigurados a gusto del usuario.

Tal y como explicábamos al inicio, este dispositivo cuenta con un interruptor extra en el lateral, que puede ser reemplazado por una versión más corta del mismo, o por una tapa, en caso de que no deseemos hacer uso de él. El procedimiento de sustitución del interruptor no podría ser más sencillo, ya que basta con tirar ligeramente del interruptor para retirarlo. Por su parte, el proceso de colocación es igualmente sencillo, basta con introducir las patillas en los orificios que presenta el lateral del ratón, que está imantado para asegurar la pieza.

La parte inferior del ratón dispone de un sensor óptico en el centro, y varios surfers en los extremos, para lograr un mejor desplazamiento. Sin embargo, más allá de estas características comunes a muchos ratones, Razer ha decidido ir un paso más allá, añadiendo una pequeña rueda en la parte superior que permite cambiar la resistencia de la rueda de desplazamiento, y también un botón con indicador LED que nos permitirá cambiar de perfil de configuración. El Razer Basilisk Mercury es un ratón cableado, equipado con un cable de 1.8m, longitud más que adecuada, y que está mallado de nylon en toda su longitud para aumentar su durabilidad.

Tal y como indicábamos al principio de este análisis, el Razer Basilisk Mercury destaca tanto por su marcado diseño, propio de la línea Mercury de Razer, como por ser un ratón ergonómico, y lo cierto es que no defrauda en este aspecto, pues se trata de un ratón que se adapta perfectamente a la mano, especialmente para jugadores con agarre tipo garra. Además, los laterales de goma contribuyen a que el tacto sea de lo más agradable. Esto se ve reforzado por el suavísimo tacto rubber de toda la cubierta del ratón.

En cuanto al rendimiento, se trata de un dispositivo que tampoco defrauda, pues cumple a la perfección lo que se podría esperar de un ratón con un sensor de sus características, ofreciendo una excelente precisión para todo tipo de juegos. Además, el botón extra de embrague de sensibilidad resulta de gran utilidad en juegos de tipo FPS, facilitando así la labor de apuntar con mayor precisión a los enemigos, de una manera mucho más rápida que utilizando los botones de ajuste de DPI.

El Razer Basilisk Mercury puede ser configurado a gusto del usuario haciendo uso de Razer Synapse 3, la nueva versión del clásico software de personalización de Razer. Así, podremos configurar las acciones asociadas a cada uno de los botones, configurar la sensibilidad, o personalizar la iluminación del dispositivo. Además, si tenemos varios dispositivos con tecnología Chroma conectados, el Razer Synapse los mostrará todos en la pantalla de iluminación, permitiéndonos crear efectos conjuntos. Por último, dispondremos de un apartado de calibración, que nos permitirá calibrar la superficie para sacarle el mayor partido a nuestro Razer Basilisk Mercury.

Conclusiones

El Razer Basilisk Mercury es un ratón que no nos ha dejado indiferentes, tanto por su diseño ergonómico, como por el botón de embrague de sensibilidad, y, por supuesto, un funcionamiento que cumple de sobra con nuestras expectativas. A esto hay que añadirle la magnífica combinación de colores propia de la línea Mercury y lo extraordinariamente bien que queda integrado en un setup junto con el resto de periféricos de la línea, consiguiendo así un resultado final impresionante.

Este ratón puede adquirirse en Amazon.es por 69 euros, un precio más que ajustado para todo lo que este interesante ratón tiene que ofrecer.

Por todo ello queremos otorgar los galardones de Producto Premium, Producto Recomendado y Diseño de Game It al Razer Basilisk Mercury.

Razer Basilisk Mercury
Razer Basilisk Mercury
Categorías
Análisis HardwareGame ItHardwareTecnologíaUnboxing

Generación del 82, me encanta el mundo de los periféricos, el hardware y los videojuegos. Llevo GameIt en la sangre

    RELACIONADO