Razer Blackwidow, review y unboxing de la versión 2019

Analizamos la revisión de 2019 del ya mítico Razer Blackwidow
Razer Blackwidow

Razer es una empresa que, además de fabricar y comercializar un amplio catálogo de productos, va actualizando constantemente los modelos que tiene en el mercado para adecuar su estética y funcionalidades a los últimos tiempos. Hoy vamos a hablar de la renovación de su teclado Razer Blackwidow, una renovación que incorpora mejoras a nivel estético y funcionales que hacen que el Razer Blackwidow siga siendo un referente a la hora de adquirir un teclado mecánico en 2019.

Unboxing

Como mencionamos siempre, Razer sabe perfectamente que nos encanta que el packaging de los productos que adquirimos esté tan cuidado como el propio producto, y no solo para conseguir que éste llegue a nuestras manos en perfectas condiciones sino porque forma parte de la experiencia de adquirir un producto Razer. Por ello, el embalaje de este Razer Blackwidow mantiene los mismos estándares estéticos y de calidad que el resto de productos de la marca. El Razer Blackwidow nos llega presentado en un embalaje de cartón con la carátula y la trasera en color negro y los flancos en el verde corporativo de Razer. La carátula de la caja está presidida por el producto haciendo gala de su iluminación chroma mientras que en la trasera vemos otra imagen del Razer Blackwidow en la que se indican sus características más destacadas, dejando las especificaciones para la zona inferior de la caja. Una vez abierta la caja encontramos el Razer Blackwidow perfectamente protegido por una cubierta plástica, que podremos usar para proteger el teclado mientras no lo usamos en nuestro escritorio, y perfectamente encastrado en dos laterales de espuma y un apartado superior de cartón que alojará el cable del Razer Blackwidow.

Además de las correspondientes imágenes os dejamos un pequeño vídeo para que disfrutéis del unboxing del Razer Blackwidow, escuchéis sus switches y lo veáis con la iluminación Razer Chroma RGB en todo su esplendor.

El Razer Blackwidow 2019

Nada más sacar el Razer Blackwidow de su embalaje vemos el primer cambio que ha sufrido en su diseño, con una cubierta superior plástica texturizada que cuenta con la serigrafía RAZER en la esquina superior derecha y los leds de estado sobre las flechas del mismo. Este diseño es muy similiar al que ya vimos en el Razer Huntsman e incluso en el Razer Blackwidow Lite, con la diferencia de que éste último estaba rematado en aluminio. La verdad es que, a pesar de que puedan parecer unos cambios mínimos, nos encanta este nuevo diseño que Razer está usando en sus teclados y le sienta francamente bien el reflejo de la iluminación RGB por lo que, en lo que a estética se refiere, chapó por el nuevo Razer Blackwidow.

El Razer Blackwidow cuenta con unas dimensiones de 448 x 170 x 38.8 mm, relativamente compacto para ser un teclado de formato completo. No por esto deja en el tintero ninguna de las especificaciones que se puedan esperar de un teclado mecánico, como por ejemplo el control multimedia que podremos realizar mediante el uso de las teclas F junto con la tecla función. El Razer Blackwidow también cuenta con memoria integrada, que nos permitirá gestionar los perfiles aunque cambiemos de PC sin tener que llevar copia de seguridad encima. Además de esto, podremos gestionar directamente desde el teclado, usando la tecla Fn, la activación del modo gaming (desactiva la tecla windows para evitar que una pulsación accidental nos saque de la partida, gestionar el brillo de la retroiluminación RGB, o grabar una macro.

Los switches escogidos para este Razer Blackwidow son, como no podría ser de otra manera, los fabricados por el propio Razer siendo el modelo analizado el que monta los switches Razer Green. La pulsación de los mismos cuenta con el tacto clicky y lineal tan característico siendo relativamente ruidoso y con una fuerza de activación de 50 g, un recorrido total de 4 mm y una distancia de activación de 1.9 mm, teniendo una distancia desde el punto de activación al punto de reset de tan solo 0.4 mm. Poco podemos decir a estas alturas de la magnífica experiencia de uso que ofrecen estos switches de Razer, por no mencionar que cuentan con una durabilidad de 80 millones de clicks que hace que estemos ante un teclado prácticamente eterno. Ya hemos visto las características de los switches y todas las funcionalidades que ofrecen las diferentes teclas del Razer Blackwidow, pero nada de esto sería excesivamente útil en el fragor de la partida si el teclado no detectara todas y cada una de las pulsaciones que realizamos. Por ello el Razer Blackwidow cuenta con un antighosting N-KEY Rollover que garantiza que, sin importar cuántas teclas pulsemos al unísono ni en qué localización estén, el Razer Blackwidow detectará todas y cada una de ellas para que no afecte en lo más mínimo a nuestro rendimiento in-game.

El Razer Blackwidow cuenta con un peso relativamente considerable, de 1248g, que hace que se ancle bastante bien al escritorio por su propio peso. No obstante, y para reforzar esto aún más, Razer ha dotado a este Razer Blackwidow de cinco grandes zonas engomadas ubicadas en la base del teclado. Para graduar la inclinación del teclado a nuestro gusto se ha dotado a este Razer Blackwidow de un sistema de doble patilla elevadora que permitirá graduar la inclinación del Razer Blackwidow en tres posiciones diferentes de una forma sencilla y rápida. Además, estas patas cuenta con acabado engomado para que no se vea mermada la adherencia del teclado al escritorio cuando las utilicemos. Por último, y para acabar con la trasera del teclado, encontramos un raíl que nos permitirá redirigir el cableado por el centro o los laterales de la zona superior del mismo de forma sencilla y rápida.

En lo referente a la retroiluminación RGB del teclado, poco podemos añadir a lo que ya sabéis del entorno Razer Chroma, por lo que nos limitamos a dejaros unas imágenes del teclado haciendo gala de la misma.

Y por último, el software Razer Synapse. Como todos sabéis, Synapse 3 es una plataforma de software que permite gestionar todos los periféricos de Razer y cada vez más accesorios, como lámparas HUE de Philips y cada vez va sumando más marcas adheridas a este maravilloso software. Os dejamos el vídeo que tenemos en nuestro canal al respecto.

Conclusiones

El Razer Blackwidow 2019 nos llega con un lavado de cara estético que le sienta fenomenal, con todas las prestaciones de un teclado mecánico de gama alta, materiales y acabados premium y una durabilidad que solo Razer puede igualar. En lo referente a precio, podemos adquirir el producto por tan solo 129€, una auténtica ganga si tenemos en cuenta la durabilidad y calidad del teclado

Por todo esto, otorgamos los galardones de Producto Premium, Producto Recomendado y Calidad Precio de Game It al Razer Blackwidow.

Razer Blackwidow 2019
Razer Blackwidow 2019
Categorías
Análisis HardwareGame ItHardwareTecnologíaUnboxingVídeosVideos Destacados

Generación del 82, me encanta el mundo de los periféricos, el hardware y los videojuegos. Llevo GameIt en la sangre

    RELACIONADO